El Popular no entró en el rescate de las cajas por un posible criterio partidista, según Jordi Sevilla

Miguel Ángel Noceda y Jordi Sevilla. / M.C.
Miguel Ángel Noceda y Jordi Sevilla. / M.C.

El exministro del Gobierno de Zapatero propone una nueva política económica para combatir las secuelas del ajuste derivado de la crisis financiera, que afectan sobre todo a los niños y a los jóvenes.

El Popular no entró en el rescate de las cajas por un posible criterio partidista, según Jordi Sevilla

El exministro socialista Jordi Sevilla afirmó este martes que si el Banco Popular no recibió apoyo financiero europeo ya en 2012 -el año del rescate de las cajas de ahorros y algún banco pequeño- fue porque había “cierto interés político” en que el “problema” del sector financiero en España “se circunscribiera a las cajas”. En su opinión “primó una visión político partidista del asunto”. Su visión coincide con la de algunos analistas y exdirigentes de cajas, que siempre dieron por hecho que los problemas del ladrillo del Popular y del Pastor -absorbido por el Popular- no era inferior al de las cajas.

Jordi Sevilla realizó estas manifestaciones durante su intervención en el curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) La Cuarta revolución. ¿Cómo afecta la agenda digital a la economía y a la industria?, organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE). 

Para Jordi Sevilla, los efectos de la crisis no han desaparecido ni tampoco los derivados de las políticas que se han utilizado para salir de ella. "Supongamos que las medidas que se han puesto encima de la mesa fueran las únicas. Aun así, la crisis ha dejado algunas secuelas: seguimos perdiendo riqueza. Seguramente recuperemos la renta, pero la riqueza está 1,6 billones por debajo de antes de la crisis (una cifra superior PIB). Nos ha costado 10 años recuperar el nivel de renta pero no el de riqueza ni el nivel de empleo. Da la impresión de que viendo nuestros efectos negativos de la crisis sobre el mercado laboral, necesitaríamos otros 10 años para volver a una tasa de paro anterior a la crisis", explicó el exministro de Administraciones Públicas.

El exministro del Gobierno de Zapatero propone una nueva política económica para combatir las secuelas del ajuste derivado de la crisis financiera, que afectan sobre todo a los niños y a los jóvenes. La devaluación interna ha tenido una serie de efectos, más allá de las rebajas salariales y los despidos, como el aumento de la desigualdad social y el crecimiento de la pobreza, explicó también Jordi Sevilla en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

El Popular no entró en el rescate de las cajas por un posible criterio partidista, según Jordi Sevilla
Comentarios