¿Hay alternativas a los plazos fijos para la inversión a bajo riesgo?

Alternativas para invertir. / RR SS.
Alternativas para invertir.

El contexto de bajos tipos de interés obliga a los ahorradores a buscar mejor rentabilidad en otros productos, según explica esta agencia financiera especializada.

¿Hay alternativas a los plazos fijos para la inversión a bajo riesgo?

El contexto de bajos tipos de interés obliga a los ahorradores a buscar mejor rentabilidad en otros productos, según explica esta agencia financiera especializada.

Factores como el tipo de interés del Banco Central Europeo en su mínimo histórico (0,05 % desde septiembre de 2014) y la limitación sobre los extratipos por parte del Banco de España (BdE) han generado una tendencia a la baja de la rentabilidad de los plazos fijos tradicionales.

No hay más que ver las estadísticas del BdE: la media de la rentabilidad de los depósitos a plazo fijo se situaba en un 1,526 % en enero de 2014, frente al 0,386 % actual.

En este contexto, la banca comienza a enriquecer sus carteras con productos que buscan aumentar la rentabilidad, pero que también implican asumir mayores riesgos sobre la inversión inicial, según apunta el comparador HelpMyCash.com.

Depósitos combinados y referenciados

Los depósitos combinados y referenciados son cada vez más frecuentes y ofrecen mayores tipos de interés que los plazos fijos, aunque por otra parte no garantizan el interés final de la operación e incluso pueden llegar a producir pérdidas para los depositantes.

En la actual oferta de los depósitos combinados (formados por una parte a plazo fijo y otra parte en fondos de inversión) podemos encontrar rentabilidades que alcanzan hasta 2,50 %, como el del Depósito 2.50 % Mix de Mediolanum a 6 meses.

En cuanto a los depósitos referenciados, podemos destacar el Depósito Mobile de CatalunyaCaixa, con un cupón final del 4 % a dos años (un 2,02 % TAE) si los activos subyacentes cumplen con el comportamiento previsto. Esto es, que todas las acciones de Telefónica, Movistar y Microsoft mantengan o aumenten su valor entre las fechas de valoración inicial y final.

Es importante tener en cuenta que aunque estemos hablando de depósitos, los combinados pueden derivar en pérdidas de capital sobre la parte invertida en fondos, mientras que los referenciados no garantizan el interés. Es decir, ambos productos están expuestos a riesgos de mercado.

Cuentas remuneradas

A pesar de que cuando pensamos en invertir nuestros ahorros pocas veces pensamos en algo tan básico como una cuenta remunerada, existe una tendencia bancaria que nos puede permitir alcanzar rentabilidades interesantes, sin exponer para nada nuestro dinero, ya que son productos cubiertos por el Fondo de Garantía de Depósitos, hasta 100.000 €.

En la actualidad asistimos a una lucha bancaria por la captación de nóminas, por lo que las entidades ofrecen rentabilidades por encima de lo normal para conseguir vincular a nuevos clientes con ingresos regulares. Un claro ejemplo de la técnica de la vinculación la podemos encontrar en la Cuenta 123 de Banco Santander, que ofrece hasta un 3 % de rentabilidad para saldos de hasta 15.000 €, así como devoluciones de hasta el 3 % en recibos domiciliados. A cambio, eso sí, de domiciliar una nómina de más de 600 € y tres recibos trimestrales domiciliados en la cuenta.

Por encima de esta, tenemos la conocida Cuenta Nómina Bankinter con su 5 % TAE el primer año, y un 2 % TAE el segundo, para saldos de hasta 5.000 €, a cambio de una nómina mínima de 1.000 € y al menos un recibo domiciliado.

Surge la reflexión si comparamos las cifras de los fondos de inversión más conservadores, que rentan entorno al 3 % anual; una rentabilidad que no está asegurada, generada por un producto que puede inducir a pérdidas.

¿Ya no existen depósitos rentables?

Sí, aunque ya no es tan fácil como en 2012. Al igual que las cuentas remuneradas, los depósitos están siendo utilizados promocionalmente para atraer nuevos clientes, a los que posterior mente se les ofrecerán productos como fondos de inversión o planes de pensiones, para convertirlos en clientes a largo termino.

Lo bueno es que una vez terminado el plazo, si no “picamos” en ninguna de las ofertas del banco, no tendremos ninguna permanencia que respetar, de modo que podremos mover nuestro dinero en busca de otro plazo fijo.

Con el fin de mostrar como la gestión activa de nuestras finanzas puede permitirnos alcanzar rentabilidades atractivas, HelpMyCash.com ha realizado una guía gratuita sobre cómo realizar inversiones seguras, que puede permitirnos alcanzar hasta un 3,63 % anual, en cinco casos particulares en función del capital disponible.

¿Hay alternativas a los plazos fijos para la inversión a bajo riesgo?
Comentarios