El nuevo proyecto del Banco Central Europeo: el e-euro

Euro digital. / prensa.com
Euro digital. / prensa.com
El euro digital podría terminar de ser una realidad en menos de cinco años
El nuevo proyecto del Banco Central Europeo: el e-euro

Tener una versión electrónica del euro, ese es el nuevo proyecto que está desarrollando el Banco Central Europeo. Algo que se ha desarrollado después de que las monedas digitales o criptomonedas hayan empezado a inundar el mercado en el transcurso de la pandemia y con ello, que el dinero en efectivo haya empezado a ser menos relevante para algunas transacciones.

Permite operaciones más seguras y rápidas

El Euro digital o “e-euro” es la versión electrónica de la moneda que se tiene en físico. Para que se puedan llevar a cabo operaciones con la misma, es necesario que se cuente con una billetera digital, donde el usuario guardaría su dinero de forma segura en las arcas del Banco Central Europeo, no en un banco comercial. La seguridad aumenta, de este modo, porque si bien los bancos comerciales podrían quebrar, o en caso de que se tenga dinero en efectivo se podría perder, el dinero guardado en las arcas del Banco Central Europeo no puede perderse.

Con el Euro digital se podrían realizar pagos en muy poco tiempo, de manera segura, confiable y los fondos se podrían movilizar con tarjetas propias, sin requerir de tarjetas extranjeras o pagos digitales que por más que se han popularizado, no son de origen europeo.

El euro digital es una propuesta que podría terminar de ser una realidad en menos de cinco años, de modo que todas las personas que hacen vida en el bloque comunitario, puedan contar con un medio de pago que sea seguro y accesible para todos.

¿Cuál es el objetivo?

Se persigue con esta propuesta es que el Banco Central Europeo tenga una manera de hacer frente a los pagos digitales que terminan por beneficiar monedas extranjeras, pese a que se lleven a cabo desde algún rincón que esté ubicado en suelo comunitario.

Sumado a lo anterior, ha aumentado día tras día la cantidad de empresas privadas que están desarrollando la plataforma para contar con su propia moneda electrónica, lo que podría ser una amenaza para el funcionamiento y la existencia de los bancos centrales en todo el mundo. Esta tendencia se ha afianzado y con mucha probabilidad, tienda a aumentar en los próximos años, por eso en necesario que el Banco Central Europeo se adapte a la transformación digital que se ha venido llevando a cabo en todo el mundo.

La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, manifestó el pasado miércoles que “nuestro trabajo tiene como objetivo garantizar que en la era digital los ciudadanos y las empresas sigan teniendo acceso a la forma más segura de dinero, el dinero del banco central”. @mundiario

El nuevo proyecto del Banco Central Europeo: el e-euro
Comentarios