Nadie entiende las tarifas eléctricas y mucho menos su justificación

Parque eólico. / Iberdrola
Parque eólico / Iberdrola

El sistema de fijar precios para el consumo eléctrico no ha variado ultimamente pero por alguna extraña razón nos encontramos rezando, por indicación de Rajoy, para que llueva.

Nadie entiende las tarifas eléctricas y mucho menos su justificación

El incremento de las tarifas eléctricas hasta batir records históricos, nos ha llevado a los españoles a tratar de entender el sistema de fijación de precios, qué parámetros influyen en los costes, o que milagros eran necesarios para que las aguas volviesen a su cauce. Para tranquilidad del Gobierno podemos afirmar que prácticamente nadie  en este País entiende el llamado recibo de la luz y mucho menos el famoso sistema de subastas que fija el precio. Afortunadamente Rajoy nos ha explicado con detalle una serie de razones por las que las tarifas iban a romper su techo histórico, y gracias a eso ahora sabemos que nos toman el pelo descaradamente.

Ahora sabemos que los precios suben o bajan diariamente según fluctúan los costes de las partidas que los componen y de un mercado sumamente flexible donde se impone la ley de la oferta y la demanda, y esto gracias a los pantanos que generan energía hidráulica cuando llueve y tienen agua. Afortunadamente Franco llenó España de pantanos en previsión de estas circunstancias y debe de ser por eso que solo tenemos la tercera tarifa más cara de Europa (con el gas sucede algo similar y tampoco sabemos porqué). Hay que echarle humor aunque no tenga gracia alguna enterarse de que los precios no solo suben por días sino que también varían por horas y no es lo mismo poner la lavadora a la 9 de la noche que hacerlo a las 12 del medio día. 

Esto del precio variable y fluctuante  (que ya reconocimos que no sabemos como aplica ni pretendemos descifrar un simple recibo), es una incongruencia en si mismo, algo injustificable, yo diría que una tomadura de pelo sin gracia alguna ¿es que hay algún fabricante de producto, algún productor al que los precios no le varíen constantemente? Desde el momento que le varía el coste de la energía ya le varían los precios, y lo mismo cada vez que despide o contrata personal, le suben impuestos, o el interés que le cobra el banco (también variable), y por supuesto la demanda. ¿deberían todas las empresas dejar sus precios fluctuantes? ¿Deberían las panaderías varias el precio cada hora según le varían los costes? ¿-que el pan por la tarde sea más caro que por la mañana?

Además de absurdo, todo lo que se ha dicho es falso. El coste del kwh tiene varios componentes, el gas, petróleo, o carbon, pero también el uranio, y por supuesto los costes de transporte y distribución, los costes de producción, las amortizaciones, intereses de préstamos, y los impuestos que ellos solos ya representan el 21% de IVA, un 5% de recargo, y el Impuesto de Sociedades. Por si fuera poco, el combustible no se compra por litros o m3, se hace en grandes partidas y cuando llega a producción desde que se fijó el precio, han pasado al menos tres meses. Repercutir los precios del combustible en los precios del kwh es una estafa ¿alguien recuerda que esos días que la energía ha sido hidráulica y eólica nos regalasen la energía eléctrica?

Va siendo hora de poner orden en un mercado dominado por un oligopolio que hace y deshace con permiso del Estado, empezando porque hay unos consumos mínimos que deberían ser a coste y con impuesto superreducido ya que son tan necesarios como el pollo o los huevos. La suma de todas las tarifas mínimas de un hogar es escandaloso comparado por ejemplo con las pensiones. Si no somos Europa para las pensiones tampoco podemos serlo para los precios, pero ponernos en cabeza ya parece abusivo.

Nadie entiende las tarifas eléctricas y mucho menos su justificación
Comentarios