ENTREVISTA

Nadia Calviño: "Todos los organismos prevén que España sea una de las grandes economías europeas"

Nadia Calviño. / Anuario 2022 Foro Económico de Galicia
Nadia Calviño. / Anuario 2022 Foro Económico de Galicia
“Sería muy positivo que se lograse un acuerdo de rentas entre los representantes de los trabajadores y los empresarios para evitar una espiral inflacionista”, asegura la vicepresidenta primera del Gobierno de España en esta entrevista.
Nadia Calviño: "Todos los organismos prevén que España sea una de las grandes economías europeas"

Nadia Calviño (A Coruña, 1968), vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital desde enero de 2020, fue entrevistada por el Foro Económico de Galicia para el Anuario 2022, de modo que una mujer, por segundo año consecutivo, vuelve a protagonizar la publicación de entrevistas a fondo en materia económica. Se licenció en Ciencias Económicas y Empresariales (1991) por la Universidad Complutense de Madrid y en Derecho (2001) por la Universidad Nacional de Educación a Distancia y, desde 1994, es funcionario de la Administración del Estado como miembro del cuerpo de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado. 

En su experiencia profesional más reciente Nadia Calviño ha ocupado cargos en el Gobierno de España como ministra de Economía y Empresa (junio 2018 – enero 2020) y en la Comisión Europea, donde ha sido directora general de Presupuestos (mayo 2014 - junio 2018), directora general adjunta de Servicios Financieros (noviembre 2010 – abril 2014) y directora general adjunta en la Dirección General de Competencia (septiembre 2006 - octubre 2010).

Antes de unirse a la Comisión Europea en septiembre de 2006, Nadia Calviño desarrolló su carrera en la Administración española ocupando diversos puestos dentro del Ministerio de Economía en los ámbitos de comercio exterior, análisis y previsión macroeconómica, política económica y defensa de la competencia. En este último campo, ejerció los cargos de subdirectora general de Asuntos Jurídicos, subdirectora general de Fusiones y directora general de Defensa de la Competencia.

La vicepresidenta Calviño ha impartido clases de Política Económica y Sistema Financiero en la Universidad Complutense de Madrid. Asimismo, ha publicado un gran número de artículos sobre materias de su competencia y ha sido galardonada con los Premios Mujer Líder 2012 por la Escuela de Negocios Aliter y Abogada de Sector Público del año 2007, concedido por la revista Iberian Lawyer. El 23 de diciembre de 2021 Nadia Calviño fue elegida presidenta del Comité Monetario y Financiero Internacional (IMFC), principal órgano consultivo de la Junta de Gobernadores del Fondo Monetario Internacional, un puesto que asume por dos años y compatible con sus funciones de ministra y vicepresidenta del Gobierno de España.

Nadia Calviño, en la presentación del Anuario 2022 del Foro Económico de Galicia. / M.C.
Nadia Calviño, en la presentación del Anuario 2022 del Foro Económico de Galicia. / M.C.

TENEMOS GRANDES RETOS, PERO TAMBIÉN UNA OPORTUNIDAD HISTÓRICA PARA MODERNIZAR ESPAÑA QUE DEBEMOS APROVECHAR

– La agenda económica del Gobierno se complica en la recta final de la legislatura, sin que la Oposición se avenga a acuerdos que tampoco suscriben todos sus socios. ¿Tiempos difíciles?

– La incertidumbre y la escalada de tensión geopolítica provocada por Putin sin duda complica el escenario económico para los próximos trimestres y se añade a los retos derivados de estos dos años marcados por la pandemia. Pero no hay que perder la perspectiva. Incluso en estas circunstancias, todos los organismos internacionales confirman que España mantiene este año un crecimiento fuerte, por encima de las grandes economías europeas y de la media de la Unión Europea. Hemos tomado las decisiones correctas para responder a la crisis sanitaria y tengo confianza en que sabremos también abordar los desafíos actuales que, en el caso de España, se proyectan sobre todo en el alza de los precios de la energía y otras materias primas. Claro que me gustaría tener un contexto político más cómodo, con una oposición responsable con la que pudiésemos llegar a grandes acuerdos. Pero tampoco aquí hay que dejarse llevar por el ruido, que en muchas ocasiones no deja ver el enorme progreso en la transformación del país. Estamos acelerando el despliegue de las inversiones del Plan de Recuperación y en esta legislatura se han aprobado más de 140 reformas legislativas, muchas de ellas de gran calado estructural como la Reforma Laboral o las de Educación y FP. Tenemos grandes retos, pero también una oportunidad histórica para transformar y modernizar nuestro país que debemos aprovechar.

– ¿Por qué sostiene que hay una recuperación económica “fuerte” cuando España se ha quedado rezagada con respecto a otros socios de la UE?

– Lo cierto es que la reacción ante el shock de la pandemia ha sido totalmente diferente a la adoptada ante crisis anteriores y eso explica que la evolución económica esté siendo muy diferente. El dinamismo del empleo, la mejora de su calidad, el impulso de la inversión, los ingresos fiscales, la balanza de pagos… todo confirma que estamos teniendo un crecimiento fuerte y una recuperación mucho más rápida que en el pasado. Con respecto a las previsiones, la situación es de enorme incertidumbre a nivel global, pero la Comisión Europea, el Banco Central Europeo, la OCDE, el Banco de España… todos los organismos prevén que España sea una de las grandes economías europeas con un crecimiento más intenso tanto en 2022 como en 2023.

– ¿Tanta turbulencia política dificulta la recuperación económica?

– Las tensiones políticas y la inestabilidad social son, sin duda, dos factores claves de la actualidad, tanto a nivel europeo como global. Lo estamos viendo en muchos gobiernos de nuestro entorno, como Reino Unido o Italia. El impacto de la guerra, sobre todo en cuanto a la carestía alimentaria, está agitando las sociedades de muchos países, llevando a cambios de gobierno y aumentando el riesgo financiero de los países más vulnerables en Asia, África o América. Gracias a las políticas coordinadas a nivel europeo y por el Gobierno desde el inicio de la pandemia y desde 2018 hemos podido tener una fuerte y rápida recuperación y esto va a seguir siendo absolutamente clave en este contexto tan turbulento. Todos los analistas están revisando a la baja el crecimiento y al alza la inflación, pero ninguno pone en riesgo la fuerte recuperación en España.  Nuestro Gobierno está teniendo que enfrentarse a situaciones muy difíciles, pero ya hemos demostrado que sabemos hacer las cosas bien y vamos a seguir trabajando con serenidad y determinación teniendo como prioridad el bienestar general de la ciudadanía.

APROBAMOS MEDIDAS IMPORTANTES PARA EMPRESAS Y FAMILIAS, CON UNA MOVILIZACIÓN DE RECURSOS PÚBLICOS DE 30.000 MILLONES

– Usted califica de “enorme” el impulso a las reformas económicas, pero ¿ve posible culminarlas en esta legislatura?

– Estamos cerca de culminar la agenda de reformas que quedan hasta el final de legislatura. Llevamos más de tres años y medio gobernando sin una mayoría absoluta y sacando adelante reformas de gran calado, como la Reforma Laboral. Sólo en este año, espero que se aprueben leyes tan importantes como la de Telecomunicaciones, de Comunicación Audiovisual, la Ley Crea y Crece y la Reforma Concursal, la Ley de Startups, la ley de Vivienda, la de Ciencia y Universidades. En definitiva, gracias al trabajo de estos años, creo que vamos a cumplir el programa reformista, sin precedentes, del Plan de Recuperación.

– ¿Qué pasará con las medidas de choque contra la inflación?

– Hemos aprobado ya dos paquetes con una batería de medidas importantes para las empresas y las familias, con una movilización importante de recursos públicos, de 30.000 millones de euros, para contener el alza de precios y lograr un reparto justo del coste de la guerra. Algunas medidas se dirigen a toda la economía, como el descuento del 80% en los impuestos de la luz, los topes al gas o la bonificación de 20 céntimos por litro de carburante. Otras son para los sectores productivos más afectados: sector del transporte, agrícola, ganadero y pesquero. Y un tercer grupo es para los colectivos más vulnerables, con el refuerzo de las pensiones no contributivas y del Ingreso Mínimo Vital, congelación del precio del butano o límites a la subida de los alquileres. Además, el Presidente del Gobierno ha anunciado en el debate del estado de la nación medidas adicionales para anticiparnos al posible impacto de un deterioro en el suministro de gas y petróleo ruso, como el nuevo impuesto temporal a los beneficios extraordinarios de las eléctricas, gasistas y petroleras, otro a las entidades financieras, la gratuidad del transporte de Cercanías, Rodalíes y Media Distancia de Renfe o la beca complementaria de 100 euros al mes para los estudiantes, entre otras muchas.

– ¿Hay riesgo de que las empresas internalicen las subvenciones y al final no bajen sus precios?

– La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) está haciendo un trabajo serio y vigilando muy de cerca el funcionamiento del mercado para garantizar que efectivamente las medias tienen el impacto que se persigue en términos de moderar la inflación en nuestro país. Es el momento de arrimar todos el hombro, del reparto justo y de la responsabilidad social a la hora de encarar la compleja situación que ha desencadenado primero la pandemia y ahora la guerra a las puertas de Europa. Las empresas juegan un papel importante para amortiguar el impacto negativo de la guerra sobre la sociedad.

– ¿Considera que funciona –bien– la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC)?

– Como ex directora general de Competencia, no puedo más que señalar su labor, clave para garantizar el correcto funcionamiento, la transparencia y una competencia efectiva en todos los mercados, en beneficios de los consumidores y el conjunto de la ciudadanía.

¿EL PLAN DE RECUPERACIÓN SE SALDA, POR AHORA, CON MÁS EXPECTATIVAS QUE REALIDADES? “EN ABSOLUTO”, DICE NADIA CALVIÑO

– ¿Qué balance hace del Programa de Estabilidad?

– En el contexto actual de elevada incertidumbre por la situación geopolítica internacional y la fuerte subida de los precios de la energía, nuestra política económica y fiscal está marcada por el principio de máxima prudencia. Tenemos que seguir impulsando la actividad y creación de empleo. Tenemos que apoyar el empleo de calidad, la inversión en bienes de equipo y propiedad intelectual, la recuperación del turismo y el impulso de las inversiones y reformas del Plan de Recuperación.

– ¿El impacto del Plan de Recuperación se salda, por ahora, con más expectativas que realidades?

– En absoluto. El Plan es una realidad aquí y ahora. España es el país más avanzado en el despliegue de las inversiones y reformas en Europa. Las comunidades autónomas también están acelerando para lograr en 2022 la velocidad de crucero. Es un programa hasta 2026 y lo importante es tener un flujo de inversiones que, junto a las reformas, modernice el país y lo haga más fuerte.

– ¿Está satisfecha con el trato que recibe de la Comisión Europea?

– Nuestra relación con la Comisión Europea es excelente. El Gobierno mantiene un diálogo constante con las instituciones comunitarias y el resto de los países miembros y en mis visitas a Bruselas y en los distintos contactos el mensaje general es claramente de apoyo a España en el despliegue del Plan de Recuperación. No tenemos que perder de vista que el papel de España y en particular del presidente Sánchez ha sido decisivo para impulsar esta salida de la crisis, en clave socialdemócrata, a nivel europeo.

Nadia Calviño interviene en la presentación del Anuario 2022 del Foro Económico de Galicia. / Mundiario
Nadia Calviño interviene en la presentación del Anuario 2022 del Foro Económico de Galicia. / Mundiario

– ¿Deuda y déficit público son de esas asignaturas que siempre quedan pendientes?

– Desde 2018 hemos seguido una hoja de ruta muy clara marcada por la responsabilidad fiscal, la justicia social y las reformas estructurales. Aunque la pandemia ha interrumpido la senda de corrección de desequilibrios fiscales, nuestro objetivo es seguir bajando y situar el déficit por debajo del 3% el déficit y la ratio de deuda pública por debajo del 110% del PIB en 2025. Estamos cumpliendo los objetivos y ya el año pasado empezamos a absorber el coste de la pandemia: el déficit se redujo en 3,3 puntos porcentuales y la ratio de deuda en 1,5 puntos porcentuales. La rebaja es muy significativa, no olvidemos que hace apenas un año la pandemia llevó a un déficit superior al 10% y situó la deuda por encima del 120%.

SERÍA MUY POSITIVO UN ACUERDO DE RENTAS ENTRE TRABAJADORES Y EMPRESARIOS PARA EVITAR UNA ESPIRAL INFLACIONISTA

– ¿Considera imprescindible un pacto de rentas?

– Sería muy positivo que se lograse un acuerdo de rentas entre los representantes de los trabajadores y los empresarios para evitar una espiral inflacionista.

– El gobernador del Banco de España ha reiterado que faltan medidas para asegurar la sostenibilidad de las pensiones, con su futuro en el aire. ¿Usted qué opina?

– El Gobierno tiene un compromiso claro con el colectivo que más ha sufrido la covid, nuestros mayores; es momento de darles certeza y tranquilidad. Además, hay una ley que recoge la revalorización de las pensiones, tal y como recomendó el Pacto de Toledo, que el Gobierno va a cumplir.

– ­Para los pensionistas están en juego la actualización del IPC –sobre el papel, regulado por ley– y los criterios de las jubilaciones en el futuro, como la edad del retiro, el período de cotización, la situación de los autónomos, etcétera. ¿Qué dudas considera ya zanjadas en estos frentes?

– El Gobierno de Pedro Sánchez ha adoptado y va a seguir impulsando una batería de medidas para abordar el reto del envejecimiento y para asegurar la sostenibilidad del sistema de pensiones públicas a corto plazo y a medio y largo plazo. Tenemos que garantizar unas pensiones dignas también dentro de 20 ó 40 años. El sistema de pensiones es la joya de la corona del estado de bienestar y lo vamos a proteger.

– ¿Existe, como indica el gobernador del Banco de España, una notable incertidumbre sobre los ahorros que se obtendrán por los incentivos a la jubilación demorada?

– El Gobierno ha sacado adelante, con el respaldo de la mayoría del Congreso, una primera parte de la reforma de las pensiones para garantizar el poder adquisitivo y la sostenibilidad del sistema público de pensiones. El Ministerio de Inclusión está trabajando intensamente con todos los agentes para que la Seguridad Social alcance el equilibrio presupuestario al final de la legislatura.

– ¿Ve posible europeizar el mercado laboral español?

– Eso es lo que estamos haciendo con la Reforma Laboral que, junto con el resto del paquete de reformas, está demostrando su efectividad en ese sentido, al reducir la temporalidad, erradicar la precariedad, mejorar la calidad del empleo y la inversión en capital humano, aumentar la productividad y la competitividad de nuestras empresas. El mercado de trabajo está teniendo un comportamiento extraordinario y con una mayor calidad gracias a la reforma laboral.

– En el caso de que sean sostenibles los 20 millones de empleos, ¿en qué horizonte ve factible una tasa de desempleo por debajo del 10%?

– El contexto actual es muy complejo a nivel global, pero la previsión recogida en el Programa de Estabilidad es que el mercado laboral mantendrá su dinamismo a lo largo del periodo de previsión, y se podría alcanzar una tasa de paro inferior al 10% en 2025.  A pesar de las enormes dificultades de la pandemia, la guerra o los cuellos de botella en la cadena de valor a nivel global, ya se han creado más de un millón de empleos de más respecto al inicio de la pandemia, de los que 500.000 han sido en los últimos seis meses. La afiliación está por encima de los 20 millones de personas.

– ¿Cómo se explica que el empleo se recupere antes que la economía?

– Es un fenómeno que se da en otros países. Está claro que las medidas que adoptamos desde marzo de 2020 para proteger las empresas, el empleo y las rentas de las familias, han sido claves para la rápida recuperación del empleo. También están incentivando la regularización de economía sumergida. Y el Plan de Recuperación está impulsando el empleo en sectores de futuro, con más productividad y mayores salarios. A pesar de la incertidumbre derivada de la situación geopolítica, está claro que estamos en el buen camino.

– ¿Qué importancia le concede a la reforma de la Formación Profesional y a la modernización del catálogo de titulaciones?

– La Formación Profesional es una de las prioridades del Plan de Recuperación, una de las palancas principales de transformación del país. Se van a financiar más de 200.000 plazas de Formación Profesional para que ningún joven se quede sin una oportunidad de futuro. Ya llevamos 4 años caminando en la modernización de los programas, la digitalización de las aulas de FP, modernizando todas las instalaciones, aumentando los catálogos de estudios para que haya robótica o avanzando en Inteligencia Artificial. Estamos impulsándola con las inversiones del Plan de Recuperación, que crea empleo en economía verde y digital, y ofrece una oportunidad de futuro para nuestros jóvenes.

DIFÍCILMENTE PODEMOS DESCRIBIR LA SITUACIÓN ECONÓMICA DE ESPAÑA CON LA PALABRA ESTANFLACIÓN

– ¿Descarta la estanflación?

– La estanflación es una situación económica caracterizada por un estancamiento del crecimiento, a la vez que persiste el alza de los precios y el aumento del desempleo, por lo que difícilmente podemos describir la situación económica de España con esa palabra. Los organismos internacionales apuntan a un crecimiento en torno al 4% para España en 2022 y al 2% en 2023 y una reducción del paro significativa.

Nadia Calviño. / Pool Moncloa
Nadia Calviño. / Pool Moncloa

EL TOPE AL PRECIO DEL GAS IMPULSADO POR ESPAÑA Y PORTUGAL EN BRUSELAS VA A CONTRIBUIR A REDUCIR EL ALZA DE LOS PRECIOS

– ¿Cuándo prevé que la inflación vuelva a situarse en torno al 2%?

– El Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de España son las autoridades competentes para la política monetaria y para las previsiones de los precios. Los dos prevén que en la segunda parte del año se modere esta evolución de los precios y volvamos a niveles más normales en 2023. Las medidas adoptadas, como la bajada de impuestos a la luz o la bonificación a los carburantes, están siendo eficaces y están permitiendo rebajar la inflación 3,5 puntos este año. La evolución de los precios depende sobre todo de la evolución de los costes de las materias primas, fertilizantes y energía en los mercados internacionales y este es el factor de mayor incertidumbre y volatilidad en la economía española. El tope al precio del gas impulsado por España y Portugal en Bruselas va a contribuir a reducir el alza de los precios.

– ¿Qué pasará en España ante la próxima subida de tipos por parte del Banco Central Europeo?

– Afortunadamente, nos hemos estado preparando en estos años con tipos negativos, que no es lo normal, alargando la vida media de la deuda y consiguiendo bajar los tipos de interés medios en el conjunto de la deuda.

– ¿Por qué ve posible que el tipo de interés medio de la deuda española siga bajando incluso en un contexto de progresivo aumento de los tipos?

– Seguimos sustituyendo la deuda que se había emitido a costes más altos en épocas más duras de la crisis pasada por deuda que ha venido registrado un tipo de interés menor. En enero venció un bono a 10 años que en los momentos duros de la crisis se había emitido con un tipo de interés alto, con una carga de intereses de 1.500 millones de euros al año.

–  Hay una mejora de la recaudación de los impuestos, pero Sociedades sigue lejos de los años 2007 o 2008. ¿Prevé recuperar algún día ese nivel?

– La recaudación de ingresos tributarios ha registrado una buena evolución a pesar de la pandemia gracias a la recuperación económica y del mercado laboral, y todo ello permite continuar con el proceso de consolidación fiscal. Respecto al Impuesto de Sociedades el año pasado elevó ya su recaudación un 68% respecto a 2020 (26.628 millones), lo que supuso su mejor rendimiento desde 2008, gracias al alza de los beneficios empresariales.

– España está recuperando los niveles de inversión pública comparables a los de 2012, pero ni el Gobierno ni otras administraciones ejecutan sus presupuestos de inversiones. ¿Ve factible corregir esta ineficacia en la gestión pública?

– La pandemia introdujo problemas de cuellos de botella y de suministro de materiales que retrasaron las inversiones, pero se están acelerando desde el año pasado y hemos desencallado infraestructuras muy importantes por todos los territorios. En contraposición con la caída de la inversión en los seis años posteriores a la pasada crisis financiera de 2008, la inversión se está recuperando con fuerza sobre todo en bienes de equipo y en bienes de propiedad intelectual.

NECESITAMOS UNA OPOSICIÓN QUE ESTÉ A LA ALTURA DE LAS CIRCUNSTANCIAS ANTE LA COYUNTURA ACTUAL

– ¿Hasta dónde aprecia un cambio en la Oposición tras la llegada de Alberto Núñez Feijóo a la presidencia del PP?

– De momento no apreciamos un cambio significativo, vemos al PP que le cuesta salir del rincón del no. Deseo que lleve a un cambio de actitud porque necesitamos una oposición que esté a la altura de las circunstancias ante la coyuntura actual.

– ¿Se le acumulará el trabajo una vez que Pedro Sánchez sugirió a sus ministros cambiar de discurso y centrarse en la economía, como ya viene haciendo Feijóo desde la presidencia del PP?

– Desde hace cuatro años, no hemos dejado de trabajar ni un minuto, centrados en lo urgente y lo importante, que es hacer una política económica responsable y equilibrada e impulsar la transformación y modernización del país en un contexto que ha sido y es extremadamente complejo. Cuando hablamos de economía, hablamos de ciudadanos, de familias, trabajadores, empresas que para nosotros siempre han estado en el centro de nuestra política.

EN GALICIA ESTÁN MIS RAÍCES Y UNA PARTE DE MI CORAZÓN. EN LO PROFESIONAL, ESTOY CENTRADA EN MI TAREA COMO VICEPRESIDENTA

– ¿Qué significa para usted Galicia en el plano político personal? ¿Se le pasó alguna vez por la cabeza ser algún día presidenta de la comunidad donde usted nació?

– Aquí están mis raíces y una parte de mi corazón. En lo profesional, estoy absolutamente centrada en mi tarea como vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, trabajando con serenidad y determinación para dar lo mejor de mí y defender el interés general de los gallegos y de todos los españoles. 

– Usted ha expresado su rechazo absoluto a la falta de empatía, sensibilidad y sentido del interés general de algunos representantes de grandes eléctricas. ¿No puede ir más lejos como vicepresidenta?

– Creo que la ciudadanía española espera que las grandes empresas de nuestro país estén a la altura de las circunstancias y arrimen el hombro, remando todos en la misma dirección. Estoy segura de que tanto las compañías energéticas como las compañías financieras que tienen unos principios y planes muy sólidos de responsabilidad social corporativa no tienen ninguna duda sobre cuál tiene que ser su comportamiento, poniéndose al lado de la ciudadanía para ayudar a amortiguar el impacto negativo de la guerra.

– Se ha negado a posar en una foto durante un acto con empresarios por ser la única mujer. ¿Cree que tendrá que seguir haciéndolo o que todos han aprendido la lección?

– Hemos avanzado mucho en igualdad de género. España es un ejemplo en este ámbito y me siendo muy orgullosa de lo logrado en estos cuatro años de gobierno progresista. Pero está claro que queda mucho trabajo por delante para que las mujeres, además de estar, seamos visibles y tengamos voz. He tenido un fuerte compromiso feminista desde siempre, por justicia social y también racionalidad económica: tenemos que aprovechar el talento del 100% de la sociedad. Además, la incorporación de las mujeres ha traído progreso y prosperidad a España. Así que creo que todos, hombres y mujeres, tenemos que ser conscientes y contribuir a esta agenda de igualdad, para tener una sociedad mejor. @J_L_Gomez

Nadia Calviño: "Todos los organismos prevén que España sea una de las grandes economías europeas"
Comentarios