El G-20 da un nuevo impulso al impuesto mínimo global del 15% a las multinacionales

Los líderes del G20 reunidos en Roma. Twitter @POTUS
Los líderes del G20 reunidos en Roma. / Twitter @POTUS

Los líderes de las grandes economías acuerdan la adopción de un nuevo sistema tributario más justo que debería entrar en vigor en 2023.

El G-20 da un nuevo impulso al impuesto mínimo global del 15% a las multinacionales

El G-20 da un nuevo impulso al impuesto mínimo global del 15% a las multinacionales. Los líderes de las grandes economías, reunidos este fin de semana en una cumbre en Roma, han expresado su “amplio y transversal apoyo” a la adopción del nuevo sistema tributario, fijado en un histórico acuerdo suscrito por unos 140 países bajo la mediación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Así, los mandatarios han inyectado fuerza política a un proceso que se antoja complejo de cara a implementación de una arquitectura fiscal que debería entrar en vigor en 2023.

"Tras cuatro años de un intenso debate se ha alcanzado un acuerdo histórico sobre una solución basada en dos pilares para afrontar los retos fiscales emergidos con la digitalización y la globalización de la economía", han detallado fuentes de la presidencia italiana de turno,  en el marco de la primera jornada de la reunión entre los líder cuyos países acumulan el 80 % del PIB mundial. 

El pacto, que vio la luz el pasado 8 de octubre, llegó tras años de intensas negociaciones para adaptar el sistema fiscal internacional “al siglo XXI”, con la mira puesta especialmente en la era digital. El nuevo régimen fiscal prevé medidas para los impuestos a grandes compañías digitales y persigue un objetivo claro: evitar que las empresas se beneficien de regímenes fiscales complacientes y no paguen impuestos en los países en los que operan. 

En ese sentido, se espera que las multinacionales respondan a sus obligaciones fiscales desde sus países de origen hasta los mercados donde tienen actividades y ganan beneficios, sin importar si las firmas tienen presencia física allí, algo que se presume impactaría principalmente a las grandes compañías digitales como Amazon y Facebook.

La OCDE, por su parte, ha asegurado que el sistema que debería estar en marcha el próximo año permitirá la reasignación de más de 125.000 millones de dólares de beneficios procedentes de alrededor de las 100 mayores y más rentables empresas multinacionales a países de todo el mundo.

Distribución más justa

En concreto, el acuerdo para la reforma fiscal estará basado en dos pilares: el primero garantizará una distribución más justa entre países de los beneficios y derechos de imposición relativos a las mayores y más rentables empresas multinacionales. “De este modo, se reasignarán algunos derechos de gravamen sobre las multinacionales desde sus países de origen hacia los mercados en los que estas empresas realizan su actividad económica y obtienen beneficios, con independencia de si tienen o no presencia física en ellos”.

En la práctica, esto significa que las empresas multinacionales cuyas ventas mundiales superen los 20.000 millones de euros y su rentabilidad exceda del 10% —que pueden considerarse las más favorecidas por la globalización— estarán sometidas a las nuevas normas, de modo que se reasignará a las jurisdicciones de mercado el 25% del beneficio que supere el umbral del 10%.

 

Impuesto mínimo global del 15%

El segundo pilar introduce un impuesto mínimo global sobre sociedades del 15%, que se aplicará a las empresas cuya cifra de negocios supere los 750 millones de euros, con lo que se calcula que generará una recaudación tributaria adicional, en todo el mundo, de unos 150.000 millones de dólares anuales.

Además, los contribuyentes y las administraciones tributarias también se beneficiarán de la mayor estabilidad del sistema fiscal internacional y del aumento de la seguridad jurídica en materia tributaria, ha destacado la OCDE.

El comunicado final del G-20 hará ‘oficial’ el objetivo para aplicar este tipo mínimo en 2023. “En muchos sentidos, el multilateralismo es la única respuesta posible. Tenemos que hacer todo lo que esté en nuestras manos para superar nuestras diferencias y reactivar el espíritu que llevó a la creación de este grupo”, ha dicho el anfitrión de la cita en Roma, el presidente del Gobierno italiano, Mario Draghi. @mundiario


 

El G-20 da un nuevo impulso al impuesto mínimo global del 15% a las multinacionales
Comentarios