Las FinTech seducen a América Latina

Imagen de referencia de las Fin Tech. / RR SS
Imagen de referencia de las Fin Tech. / RR SS

Innovación de productos, nuevos canales de distribución, mayor eficiencia, rapidez, menores costes… son algunos de los beneficios de este sector emergente

Las FinTech seducen a América Latina

¿Qué tienen las FinTech que están protagonizando una verdadera revolución financiera a nivel global? Innovación de productos, nuevos canales de distribución, mayor eficiencia, rapidez, menores costes… son algunos de los beneficios de este sector emergente, disruptivo para el negocio bancario tradicional, con propuestas de valor competitivas y que encuentran en la economía colaborativa un sustento para crecer.

FinTech es un anglicismo popular para denominar a las empresas centradas en actividades financieras que utilizan las nuevas tecnologías.  El término es el resultado de la contracción de las palabras inglesas finance y technology,  apareció hace más de 5 años, pero no ha sido hasta hace un año cuando se ha hecho popular ya que asistimos a una explosión del ecosistema FinTech porque las empresas que integran este sector están revolucionando la industria financiera, ofreciendo servicios innovadores, con ADN tecnológico, menores costes y buscando  transformar digitalmente al sector financiero en su conjunto.

Algunos bancos las ven como enemigas, con mucho recelo, mientras otros ven en la juventud de dichas empresas una oportunidad, talento e innovación complementarios para rejuvenecer los tradicionales servicios bancarios. América Latina no es ajena a la transformación de servicios financieros con estas nuevas protagonistas del mundo financiero. Para la región representan una gran oportunidad, si recordamos que la bancarización en América Latina ha estado sustentada por la internacionalización de la banca española.

Un veterano conocedor del proceso de implantación de la banca española en América Latina, Enrique Pérez Hernández, profesor del IEB, nos recuerda que a partir de 1970, “los principales bancos españoles (Santander y BBVA), iniciaron la elección de países con alto potencial de crecimiento en la región latinoamericana, sin barreras de entrada por lengua y cultura, con baja bancarización, modelos de banca comercial con ingresos recurrentes y bastante estables y sin entrar prácticamente en banca de inversión (ingresos volátiles),  aprovechando los procesos de privatización en la región”. Desde luego, la región ha constituido un verdadero dorado que les permitió crecer, acompañando a  multinacionales españolas como Telefónica, Repsol, Iberdrola, Endesa, Gas Natural, Ferrovial, ACS, FCC, Acciona Sacyr, OHL…etc.

Las FinTech permiten hoy  obtener financiación en minutos, invertir en activos inmobiliarios, acceder a estrategias de inversión automatizadas, comparar servicios / costes a golpe de click…

Ahora a esa consolidación de la banca española en América Latina se une el movimiento FinTech, compañías tecnológicas que tienen en la revolución digital, desde luego en una región que abarca más de 700 millones de personas, mucha oportunidad.  Las FinTech permiten hoy  obtener financiación en minutos, invertir en activos inmobiliarios, acceder a estrategias de inversión automatizadas, comparar servicios / costes a golpe de click…. han llegado para mejorar el acceso a los servicios financiero y hacerlos más fáciles y sencillos de consumir. Agua de mayo para América Latina, donde no podemos olvidar que el acceso a la banca excluye aún a un gran colectivo social y hay necesidad de facilitar el acceso a los servicios financieros.

Recientemente, la publicación CIO América Latina, publicaba un dato relevante “Parece un rasgo común que comparten Colombia, Argentina y México un alto porcentaje de población no está bancarizada (por encima del promedio de 60% de la región)”. Ante ello, El movimiento FinTech está ganando protagonismo y países como México, Colombia, Perú están aprovechando la oportunidad. Ahora de la mano de la Asociación Española de FinTech e InsurTech y con el apoyo de asociaciones similares de otros países han creado la Alianza FinTech Iberoamérica (la Alianza está integrada por la Asociación Española de FinTech e InsurTech, Colombia FinTech, FinTech México, la Cámara Uruguaya de FinTech y FinTech CA y Caribe). Una gran noticia mientras la suma de estas asociaciones logre impulsar regulación, emprendedurismo, innovación y networking en beneficio social. 

El objetivo del acuerdo es establecer las bases de un amplio espacio de colaboración que comprenda todas las actividades que desempeñan las empresas del sector como el impulso al emprendimiento, la mejora de la competitividad financiera, la bancarización de todos los países miembros y el apoyo institucional.

Es complejo dar el dato de FinTech existentes a nivel mundial, ya que florecen nuevas iniciativas cada día. No obstante, según estimaciones de la firma Finnovating en la actualidad hay alrededor de 15.000 empresas de este tipo en todo el mundo

Es complejo dar el dato de FinTech existentes a nivel mundial, ya que florecen nuevas iniciativas cada día. No obstante, según estimaciones de la firma Finnovating en la actualidad hay alrededor de 15.000 empresas de este tipo en todo el mundo. Otra forma de ver cómo evolucionan los diferentes sectores dentro del mundo de las startups tecnológicas es analizar el volumen de inversión que han atraído tanto de Venture Capital, fondos, business angels o entidades financieras. En el año 2015 estas empresas recibieron alrededor de 21.000 millones de dólares, un 75% más que el año anterior. En el 2016, el incremento fue del 10% hasta casi los 24.000 millones de dólares, siendo China el país con mayor inversión con unos 10.000 millones. Rodrigo García de la Cruz, presidente de FinTech Iberoamérica, señala que “Lo más destacable es que todo lo que se invierte en startups tecnológicas a nivel mundial, un 25% recae en el sector FinTech, siendo ha día de hoy la actividad que más inversión está atrayendo”.

FinTech Iberoamérica es también una oportunidad para España. Tras el Brexit, se habla de que el país tiene muchas bondades para atraer todas aquellas compañías financieras tradicionales (grandes bancos de inversión, fondos…) como a las más innovadoras (FinTech) que quisieran extender sus actividades aquí. “España siempre ha sido una potencia financiera mundial así que hoy también contamos con todos los ingredientes para convertirnos en la “California del emprendimiento FinTech europeo”: talento financiero, creatividad e innovación en el ADN de los emprendedores locales y una posición geo-estratégica única que une Europa con Latinoamérica”, según García de la Cruz.

Desde luego, se dibuja un nuevo mapa de integración financiero en el ámbito iberoamericano que puede contribuir al desarrollo económico a través de la inclusión financiera y ¿por qué no posicionar la región en el mapa global de FinTech y así poder competir con mercados más maduros donde la industria y la regulación van a una mayor velocidad?

Las FinTech seducen a América Latina
Comentarios