El sector primario debe tener más presencia en la industria de transformación

Estampa histórica de tareas en el campo de Galicia / Ana y Esteban vía Compfight
Estampa histórica de tareas en el campo de Galicia / Ana y Esteban vía Compfight
Galicia ocupa los primeros puestos de exportación frente a otras comunidades autónomas españolas, por lo que parece posible seguir el camino abierto por Inditex -la matriz de Zara- y Citroen.
El sector primario debe tener más presencia en la industria de transformación

En 1930, el valor añadido bruto del sector primario en Galicia era del 31,3%. En el año 2000 su valor era de un 6,5 % y en 2005, de un 4,75 %. Como en todas las sociedades modernas, el sector primario ha descendido bruscamente su peso en la economía, aunque esto, si bien es cierto, lo sería con matices, pues la fuerza laboral del sector es significativa, ya que emplea a casi 100.000 personas, de ahí su importancia en la economía: sólo en la provincia coruñesa, en el sector agroalimentario hay censadas 158 industrias, aparte de un buen número de conserveras y alguna empresa  acuícola. ¿Problema? El sector no ha logrado dar realmente el paso a la transformación de sus respectivos productos, no ha logrado añadir valor a sus productos ni ha conseguido montar un entramado empresarial e industrial significativo. A mayores, tiene el sector conservero actualmente una grave preocupación en las negociaciones del tratado UE-Tailandia, por lo que esperemos que las autoridades den el do de pecho en defensa del sector.

La provincia en cuestión sigue un modelo en el sector ganadero de minifundio: demasiadas explotaciones con un pequeño número de cabezas de animales, alrededor de un 70 % del total. A ello se añade que las explotaciones de bovinos lácteos dependen excesivamente del precio, tirado por los distribuidores, que en sus cadenas lo utilizan como producto de enganche.El sector debiera de hacer un frente común, para la inclusión de los precios dentro de la política agraria común, justificados en gran medida por el llamado tratado Stressa. Sufren además estas explotaciones en muchos casos de un excesivo apalancamiento, que debiera ser refinanciado o bien para cambiar de modelo productivo o para un proyecto de cooperativa, mediante asociaciones que rompan el minifundismo, o para inversiones en procesos de transformación, se supone que a cargo de líneas del ICO y/o del Igape mediante créditos a bajo interés. Todo ello acompañado de la mano de los ministerios de Agricultura y de Exteriores para la inclusión de sus productos en la marca España y para las ayudas a la exportación de los que hayan participado en la transformación de sus productos.

Galicia ocupa los primeros puestos de exportación frente a otras comunidades autónomas, por lo que parece posible seguir el camino abierto por Inditex y Citroen. La Xunta y el Estado deben de poner los mimbres para apoyar el sector. Hay que conseguir que el sector primario tenga más presencia en la industria de transformación, y en el exterior.

El sector primario debe tener más presencia en la industria de transformación
Comentarios