Frenazo en la inflación de febrero: descenso al 2,8% por la moderación en los precios de los alimentos

Una mujer compra en un supermercado. / RR SS
Una mujer compra en un supermercado. / RR SS
Febrero trae consigo un marcado descenso en la inflación, situándose en el 2,8%, marcando así el nivel más bajo de los últimos seis meses. Este frenazo, atribuido a la moderación de los precios de alimentos, refleja un cambio en la tendencia alcista observada.
Frenazo en la inflación de febrero: descenso al 2,8% por la moderación en los precios de los alimentos

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado los datos adelantados de la inflación en febrero, mostrando una marcada disminución hasta el 2,8%, en comparación con el mismo período del año anterior. Este descenso representa el nivel más bajo en los últimos seis meses, rompiendo con la tendencia al alza que se observó a principios de este año, alcanzando el 3,4%.

La inflación subyacente, que excluye la energía y los alimentos frescos, también ha experimentado una moderación, pasando del 3,6% al 3,4%. Esta cifra es la más baja desde marzo de 2022, cuando comenzó la guerra en Ucrania. Este frenazo, previsto por analistas, se atribuye al efecto escalón, particularmente visible en la moderación de los precios alimentarios.

Los alimentos y bebidas no alcohólicas han experimentado reducciones constantes, aunque actualmente se mantienen por encima del 7%. Vale la pena destacar que esta moderación está condicionada por la rebaja del IVA que beneficia a los alimentos básicos, las pastas y los aceites desde hace más de un año.

Además de la cesta de la compra, la energía también ha contribuido significativamente a la moderación de la inflación. La electricidad ha evolucionado mejor de lo previsto, gracias al fuerte viento que ha impulsado la generación de energía eólica. La caída en los precios del gas natural y de los derechos de emisión de CO₂ ha influido en la reducción de precios. Fuentes renovables como la fotovoltaica y la eólica han registrado récords en la generación de energía, y las recientes lluvias han favorecido a la hidráulica.

Este escenario ha llevado a una importante disminución en los precios de la electricidad en el mercado mayorista, alcanzando incluso los 10 euros por megavatio hora, en comparación con los 133 euros en febrero de 2023. Sin embargo, la gasolina y el gasoil han contribuido a que la disminución interanual no sea mayor, experimentando un leve repunte de entre el 0,9% y el 0,2%.

El índice de precio de consumo armonizado (IPCA), que facilita la comparación de la inflación entre los países de la Unión Europea, también ha experimentado una disminución de seis décimas, situándose en el 2,9%. Aunque este descenso es alentador, la variación mensual del IPC ha pasado del 0,1% al 0,3% desde noviembre del año pasado.

El Ministerio de Economía ha destacado estos datos, resaltando que se mantiene la moderación de precios al tiempo que se apoya a los hogares más necesitados. Los analistas prevén que la inflación subyacente continuará con una tendencia descendente a lo largo del año, contrastando con las fluctuaciones del índice general que reflejará los efectos escalón de la volatilidad de los precios energéticos del año pasado y la variación en la cesta de la compra.

Para marzo, se espera un repunte en la inflación debido al aumento del IVA de la luz al 21%, frente al 10% anterior. Esta medida fiscal forma parte de las acciones anticrisis implementadas por el Gobierno para contrarrestar los efectos adversos de la guerra en Ucrania y la crisis inflacionaria, y que se irán eliminando a lo largo de este año. @mundiario

Comentarios