Fondos buitre, una amenaza global que sobrevuela España y Argentina

Hedge Fund. Mejor conocidos como Fondos Buitre. Especuladores financieros de alto riesgo que constituyen una amenaza mundial y atenta contra la estabilidad. ¿Cómo trabajan? ¿Quiénes son?
Fondos buitre, una amenaza global que sobrevuela España y Argentina

La crisis financiera mundial evidencia una situación fuera de control protagonizada por diversos actores, uno de ellos son los llamados fondos buitre. ¿Quiénes son? Los nombres de los principales actores de este juego sucio. Antecedentes en Perú, Brasil y Zambia. El caso argentino. Sus acciones en España.En 2005 y 2010 la Argentina abrió un proceso de canje de los bonos de la deuda externa al que accedieron el 92.4% de los tenedores. Pero un grupo se mantuvo al margen para forzar al país a condiciones que les reportaran inescrupulosos dividendos.

Tanto en el exterior como en el país, los buitres vaticinaron desde el inicio de la renegociación que Argentina iba camino a un precipicio y que se quedaría “afuera del mundo”. Con esto, lo que buscaban no era sólo que el país pague en las condiciones que pedían sino que hacían del miedo una parte fundamental del negocio: pequeños bonistas vendieron a precio de remate sus títulos ante el pánico que los gurúes lanzaban desde los multimedios, asustados de perder todos sus ahorros.

Los fondos buitre no son prestamistas a los que recurre un país necesitado de fondos, sino que son grupos de especuladores que apuestan a que un Estado endeudado vaya a la quiebra, con la crisis social que esto acarrea, y una vez que el país ingresó en el default comprarle los bonos a los acreedores por apenas una fracción, para luego recurrir a los tribunales de Londres y Nueva York donde jueces favorables, como el afamado Thomas Griesa, pretenden forzar a pagar por el total nominal de la deuda.

Los grandes especuladores mundiales actúan en grupo para quebrar países, saquear sus arcas y lograr ganancias descomunales a costa del bienestar social, constituyendo una autentica amenaza a la estabilidad global.

Esta amenaza acecha sobre Grecia, España y cualquier país que profundiza día a día su situación financiera.

En Argentina, durante y luego también de renegociar la deuda, presuntos expertos vaticinaron día y noche por los medios una catástrofe económica tras un único objetivo: retomar el ciclo de endeudamiento y generar ganancias extraordinarias en manos de los especuladores que les pagan para esos pronósticos.

Para esto es funcional la concentración corporativa de los medios: generan pánico en los ahorristas medianos y pequeños para comprar los bonos por monedas, y luego hostigan a los gobiernos para forzar a pagarles ganancias descomunales.

Cuando Argentina entró en default, los fondos buitre olfatearon una víctima: en 2003 compraron bonos apenas entre el 10% y 30% del valor nominal. Así apostaron USD 3.000 millones y comenzaron el acoso judicial aduciendo la cláusula de “pari passu” que dice que si un país paga lo acordado en una quita, también debe pagar a los que no participaron en ella. En el juzgado de Thomas Griesa en Nueva York encontraron vientos favorables.

Argentina era un mal ejemplo ya que decidió independizarse de los organismos de crédito que imponían ajustes y recortes sociales. El chantaje buscó boicotear el canje de deuda aceptada por el 92.4% de los bonistas.

Desde Suiza, Reino Unido, Italia y los Estados Unidos los buitres litigaron contra el país para incautarle bienes y fondos nacionales en el extranjero.

El último bochorno fue el ataque judicial con que NML Capital, desde las Islas Caimán, obtuvo fallo en Ghana para embargar la Fragata Libertad que atracaba en ese país, reclamando USD 370 millones. Pero la Organización Marítima Internacional certificó que la Fragata es un buque militar, por lo tanto inembargable, por lo que debió ser liberado.

Los buitres consiguieron doce fallos en tribunales de Nueva York que desconocieron el derecho internacional que declara inembargables los fondos argentinos, lo que habla a las claras de la escasa independencia judicial del poder económico.

Actualmente Argentina presenta un leading case que fijará precedentes para todas las negociaciones de deuda que se avecinan más temprano que tarde en la Eurozona. En los tribunales de Nueva York, el propio gobierno norteamericano apoya a la posición argentina ante la demanda de Aurelius Capital Managment, secundado por NML Elliot.

La complejidad aumenta cuando fronteras adentro, las dirigencias políticas se ven “persuadidas” por el enorme poder financiero de estos fondos globales de especulación.

Por ejemplo, en Argentina, la diputada nacional Laura Alonso, del Pro (vinculado al ex presidente español José María Aznar (PP) mediante la Fundación Faes) es financiada por NML Capital a través de la ONG Vital Voices.

En España, la evidencia habla por sí sola. Cerberus, dirigida por Brian Betel y David Teitelbaum desde Amsterdam y Londres, es un fondo buitre que pretende comprar gran cantidad de las propiedades de los desahuciados con descuentos de entre el 50 y 60% del valor. El acuerdo lo realizó con una empresa que fue fundada recién en 2011, Poniente Capital. El dueño de esta empresa es José María Aznar Botella, hijo del ex presidente.

En la primer semana de febrero, Cerberus compró al Lieberbank 600 millones de euros en préstamos fallidos.

Blackstone, Corsair Capital, Apollo, Fortress, York Capital Management, Guggenheim Investment, Oak Hill o TPG, son otros buitres que amenazan la ya complicada economía española y especialmente el botín de 55.000 millones de euros de la Sareb (Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria) con sus 85.000 inmuebles y 270.000 hipotecas.

La estadounidense Fortress es el mejor ejemplo reciente. En 2012 compró al Banco Santander créditos impagados por 1.100 millones de euros con apenas 55 millones, menos del 5%.

Claves

1. Por qué se les dice "Fondos Buitre": 

Estos fondos especuladores siempre están radicados en paraísos fiscales. Usando Atacan en grupo para comprar bonos al 10% y lanzan campañas de chantaje sobre países y empresas, buscando forzar un pago por el 100% más los intereses. Sus poderosas finanzas les permiten comprar información, adquirir bonos tóxicos en secreto, sostener todo un aparato de “especialistas” y “fundaciones” que recomendarán a la víctima pagar para evitar un mal mayor.

2. Sin patria ni bandera:

Delphi Automotive era la principal autopartista estadounidense. En 2007 entró en bancarrota y los fondos buitres compraron la deuda a 20 centavos el bono. Dos años más tarde usaron esos bonos para comprar las acciones a 67 centavos cada una cuando se avecinaba el salvataje a General Motors y Chrysler. Tras el rescate a las automotrices, los buitres desmontaron las plantas fabriles para instalarlas en China y evitar los costos sindicales. Trasladaron sus oficinas a la Isla de Jersey, en el Canal de la Mancha y las acciones pasaron a cotizar a 22 dólares cada una. La operación le reportó a los buitres USD 4.000 millones, que donaron una porción a la campaña de Mitt Romney por el Partido Republicano a la presidencia de Estados Unidos. Romney y esposa invirtieron en Elliot Associates USD 1 millón. Con los rescates a las automotrices ganaron USD 15.3 millones.

3. Casos

Brasil

  • Década 1980: Crisis de deuda
  • Negociación de canje con quita por USD 35.000 millones
  • Ken Dart compra el 4% con USD 375 millones bonos por USD 1.400 millones.
  • Brasil terminó pagando USD 980 millones reportando una ganancia para el fondo buitre de 161%.

Ken Dart renunció a su nacionalidad estadounidense por la de Belice. Vive en las Islas Caimán protegido con su propio armamento antiaéreo.

Perú

  • 1983: default.
  • NML compró USD 11.4 millones por bonos nominales por USD 20.7 millones.
  • 1996: NML se niega a participar del canje e inicia demandas en Nueva York, California y Bruselas.
  • 1999: Tribunal de Nueva York embarga bienes de Perú en EE.UU. por USD 56 millones.
  • 2001: Perú fue bloqueado y debió pagar el valor nominal más los intereses.

Zambia

  • 1998: default.
  • 1999: Donegal International, de Debt Advisory compra la deuda por USD 3.3 millones.
  • 2007: Donegal demandó a Zambia por USD 42 millones.
  • 2008: un tribunal de Londres falló a favor de Donegal.

Fondos buitre, una amenaza global que sobrevuela España y Argentina
Comentarios