El FMI prevé que la deuda pública española escalará hasta el 115% del PIB en 2021

pedro
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez / okdiario.es
El déficit (la diferencia entre gastos e ingresos del fisco) se disparará hasta el 9,5% del PIB y arrastrará a la deuda hasta el 113,4%, según la proyección publicada este miércoles por el FMI. 
El FMI prevé que la deuda pública española escalará hasta el 115% del PIB en 2021

La economía española está encerrada en una burbuja de deuda que podría explotar en cualquier momento. Las distorsiones fiscales ya venían haciendo mella en las cuentas públicas del Gobierno. Con un déficit fiscal que amenaza con reducir considerablemente el tamaño del PIB, es decir, del valor de la economía del país ibérico –unos 1,4 billones de dólares o 1,2 billones de euros– a un promedio de 1 billón de euros si el Ejecutivo de Pedro Sánchez echa mano de las arcas públicas para financiar nuevas extensiones de los paquetes de liquidez, pues todo indica que los 200.000 millones de euros aprobados hace tres semanas se quedarán cortos para financiar y amortiguar la caída económica que sufrirá España durante el período posterior a la pandemia de coronavirus.

El gran problema radica en que, con una deuda pública total que asciende a los 2,10 billones de euros (2,30 billones de dólares), España tendrá un camino muy largo por recorrer para saldarla y revertir un déficit que está dejando al Estado con muchas puertas cerradas en el mercado internacional de deuda, lo que podría reducir en gran magnitud su radio de acción para captar financiamiento que le permitan cubrir las demandas sociales y sufragar los gastos e inversiones esenciales de la actual economía de guerra que tiene el país y en un estado en el cual no se le veía desde aquellos negros días de la Guerra Civil de 1936 a 1939.

La economía española enfrentará en 2020 su peor año en casi un siglo y las finanzas públicas, junto con el empleo, se llevarán la peor parte. Todos y cada uno de los factores se combinan en un peligroso coctel explosivo que podría poner contra las cuerdas al Gobierno. Crecimiento cero, recesión del -8%, desempleo de un probable 20% y un déficit muy superior a la capacidad de generación de renta del país con niveles de endeudamiento que se acercan a los índices de las naciones más poderosas y más endeudas del planeta –Estados Unidos y China–; entonces, lo que está por venir es un colapso del flujo de caja del Estado español y, por ende, un problema político y económico muy grande para Pedro Sánchez, quien ya enfrenta la fuerte coyuntura de la pandemia y una fragmentación estructural de todo el tejido socioeconómico español.

El déficit (la diferencia entre gastos e ingresos del fisco) se disparará hasta el 9,5% del PIB y arrastrará a la deuda hasta el 113,4%, según la proyección publicada este miércoles por el Fondo Monetario Internacional (FMI). Por lo tanto, la diferencia entre lo que el Gobierno español gasta e ingresa subirá en unos 125.000 millones de euros para una deuda pública que podría subir en unos 1,5 billones de euros para sumarse al monto actual de 2,1 billones y totalizar 3,6 billones de euros, es decir, el doble del PIB de la economía española, que es la cuarta economía de la Unión Europea.

En 2021, con el crecimiento de vuelta y la recuperación en marcha —el propio Fondo prevé que la actividad vuelva a la vida, con un rebote que en el caso español será del 4,3%—, el Estado tendrá que seguir poniendo de su parte para suturar las muchas heridas sociales que dejará a su paso el huracán de la crisis sanitaria y económica, y asentar las bases para que el crecimiento no sea solo pan para hoy y hambre para mañana. Esto implica que la economía española crecerá solo si el Gobierno accede a un paquete de rescate que, de forma eventual, podría promediar unos 10.000 millones de euros de forma inicial que Bruselas destinaría para que el pilar de las exportaciones energéticas de la eurozona vuelva a andar sobre la marcha con la fuerza que hasta hace dos meses tenía su complejo motor.

El informe del FMI precisa que el desequilibrio en las cuentas públicas se situará en el 6,7%, es decir, unos 93.800 millones de euros, tras 14 ejercicios consecutivos de déficit, y la deuda pública escalará hasta el 114,6%, unos 1,6 billones de euros.

Esta una cifra inédita desde 1902, cuando España era una economía mucho más pobre y menos igualitaria y cuando el erario público arrastraba una gran carga financiera tras las guerras de Cuba y Filipinas.

Con el brutal golpe del coronavirus España inaugurará, como ya hicieron Japón, Estados Unidos, Italia, Portugal o Grecia hace ya demasiados años, un ciclo en la que una deuda pública de tres dígitos será el nuevo denominador común entre los países del G7 y el G20, las siete economías más prósperas y ricas del mundo, y los 20 países más industrializados en todo el globo, respectivamente. @mundiario

El FMI prevé que la deuda pública española escalará hasta el 115% del PIB en 2021
Comentarios