España se recupera peor en crecimiento que sus socios europeos, pero su inflación va por delante

Los Reyes de España y otras autoridades en Fitur. / Mundiario
Los Reyes de España y otras autoridades en Fitur 2022. / Mundiario
El sector turístico, desplegado estos días en Fitur, afronta su recuperación con desafíos como el desarrollo de un modelo sostenible, la digitalización y la lucha contra el cambio climático.
España se recupera peor en crecimiento que sus socios europeos, pero su inflación va por delante

A diferencia de lo que sucede en los grandes países industrializados, el PIB español sigue estando por debajo del nivel previo a la pandemia –el sector turístico, clave, cerró 2021 con una facturación un 42% inferior a antes del estallido de la pandemia– y se requieren tanto reformas estructurales –faltan, por ejemplo, las de pensiones y de impuestos–, como una gestión eficiente de los fondos europeos de recuperación. Pero el nivel del debate político no siempre está a la altura y se enreda en asuntos que, aún siendo llamativos, a menudo son menores.

El sector turístico, estos días desplegado en Fitur, intenta ponerse a salvo y afronta su recuperación –clave para España– con desafíos como el desarrollo de un modelo sostenible, la digitalización y la lucha contra el cambio climático, como se explica en el libro Cómo salir de esta (II), de Mundiediciones.

En este contexto, también se abren paso los llamamientos a un “reparto equitativo” de las pérdidas que provocará la inflación, como sugiere el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. Pero la gran clave de fondo sigue estando en el modelo económico –llevará años cambiarlo– y en la recuperación del crecimiento.

Pero no todo son sombras. Como dice el premio Nobel Paul Krugman, la recesión de la covid-19 ha causado un daño “sorprendentemente pequeño”, considerándolo todo (PIB, empleo, inflación, etcétera). Se refiere básicamente a EE UU, pero su lección es, en buena medida, extrapolable al conjunto de Europa; máxime cuando habla del gasto público “a gran escala”. Puede haber más dudas si la extrapolación se hace a España, ya que su recuperación del PIB previo a la pandemia dista de parecerse a los niveles alcanzados en EE UU o en Alemania, en parte debido al fuerte peso que aquí tiene el turismo.

Krugman es alentador incluso al abordar la inflación –“devolver EE UU al pleno empleo lo más rápidamente posible era urgente, y valía la pena incluso si el precio era hacernos pasar por, digamos, dos años de inflación elevada”–, que sitúa en un período más largo del que se maneja habitualmente en Europa, con la mirada puesta en esta primavera como referencia.

El dato definitivo del IPC en España de diciembre se quedó en el 6,5%, su nivel más alto en décadas, pero sin llegar al 7% de EE UU. Es un problema grave, pero generalizado, lo cual no arregla nada –“mal de muchos, consuelo de tontos, dice el refranero–, aunque al menos contiene las tentaciones populistas de convertir este caso en arma arrojadiza.

El Banco Central Europeo mantiene su confianza en la moderación de los precios energéticos en primavera, una buena expectativa

Habrá una inflación alta mientras no se contengan los precios de la energía y de los productos no elaborados, ya que el resto de las cosas –léase la inflación subyacente– han subido, pero no tanto. Desde el Banco Central Europeo (BCE), que es el que gestiona la política monetaria en la eurozona, con atención preferente a la inflación, de momento se confía en la moderación de los precios energéticos en primavera, una buena expectativa sin duda. Ahora bien, si la inflación persiste, su presidenta, Christine Lagarde no podrá distanciarse de lo que están haciendo otros grandes bancos centrales, empezando por la Reserva Federal de EE UU. Lo más normal es que se generalice la retirada de estímulos y que después se ajusten al alza los tipos de interés.

En España sucede que con el problema del IPC pasa un poco lo mismo que con la recuperación de la propia economía: está peor. Va por detrás de sus principales socios europeos en PIB y sigue por delante en inflación, cuando en la eurozona ya hay indicios de que el índice de precios ha podido tocar techo. “De cara al 2022, esperamos que la inflación continúe en tasas elevadas por encima del objetivo del BCE del 2%, pero por debajo de 2021”, avanza Nieves Benito, responsable de Fundamental Research de Santander AM. @J_L_Gomez


Bolsa de Madrid. / RR SS

Bolsa de Madrid. / RR SS

AL ALZA

El Ibex

Todas las bolsas cayeron en picado con la llegada del coronavirus, pero la mayoría de las occidentales no tardaron en recuperarse del todo (EE UU) o en gran parte (Alemania, Francia); sin embargo, en España no. Esta tendencia podría mejorar, ya que cerca de la mitad del Ibex tiene un potencial de más del 20%, según Expansión. Una veintena de empresas arranca 2022 al alza y 14 valores ofrecen potenciales de revalorización por encima del 20%, mientras que otros seis pueden escalar un 10%.

A LA BAJA

El consenso

Por momentos da la sensación de que la clase política vive ajena a la grave situación de España. Lejos de afrontar la recuperación con un gran consenso, el debate político se mueve en torno a asuntos que pueden llamar la atención, pero que no son prioritarios. En La Stampa, el presidente del Gobierno dice algo que es de libro: “La prioridad es la correcta recuperación y para lograrla necesitamos estabilidad política, aprobar cada año la ley de presupuesto y realizar elecciones cada cuatro”.


PROTAGONISTASReconocimiento a Alberto Barciela. / Mundiario

Reconocimiento a Alberto Barciela. / Mundiario

Alberto Barciela

Periodista y columnista de MUNDIARIO

Fue reconocido por Nexotur, en su cena de gala del XXV aniversario, como Protagonista del Turismo, junto a las grandes familias del sector de viajes, empezando por Fitur e Ifema y siguiendo por agencias, hoteles, transportes, asociaciones del sector y ministros de Turismo de Iberoamérica. "Fitur comienza con una gran alegría personal que comparto con mucha satisfacción. Ahora toca seguir trabajando", manifestó este destacado colaborador de MUNDIARIO.

Janusz Wojciechowski

Comisario europeo de Agricultura

Ha vuelto a salir en defensa de la calidad de la carne española, tras las declaraciones del ministro español de Consumo, Alberto Garzón, en The Guardian, en las que cuestionaba la calidad de la carne que producen las explotaciones intensivas.

Luis Planas

Ministro de Agricultura

La defensa de la calidad de la carne española es compatible con reconocer que existe un problema con las llamadas macrogranjas, “extensible a toda la Unión Europea”, como reconoce el propio comisario del ramo. Toda una polémica estéril.

Teresa Ribera

Vicepresidenta del Gobierno

La también ministra de Transición Ecológica considera que generar “tensión y ruido” en torno al sector cárnico, con dudas que “no están basadas en ningún tipo de hecho real”, es “perjudicial”. Muy en línea con la posición del presidente del Gobierno.

Alberto Garzón

Ministro de Consumo

La búsqueda de notoriedad política mediante polémicas artificiales –la carne, los juguetes, etcétera– no acaba de darle impulso, sino más bien lo contrario. Un gobernante debe propiciar las reformas desde el BOE, no solo desde los medios. @mundiario

 

España se recupera peor en crecimiento que sus socios europeos, pero su inflación va por delante
Comentarios