La epidemia de los opiáceos, una crisis que azota la economía de Estados Unidos

Drogas. alleastafrica.com
Drogas. / alleastafrica.com

Datos financieros de la Casa Blanca han revelado que este fenómeno cuesta más de medio billón de dólares al año a Washington, es decir el 2,8% del PIB.

La epidemia de los opiáceos, una crisis que azota la economía de Estados Unidos

La epidemia de los opiáceos le pasa una cara factura a Estados Unidos. La terrible crisis, que ha obligado al presidente Donald Trump a declarar un estado de emergencia en materia de salud pública, arrasa con más de medio billón de dólares al año en la nación norteamericana. Así lo han dejado claro los recientes datos expuestos por el Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca.

El análisis, que detalla las pérdidas generadas por el drama que encierra el abuso de estas sustancias, revela que el saldo negativo respecto al mismo representa el equivalente al 2,8% del producto interior bruto estadounidense en 2015, el último año del que se tienen datos disponibles. Este porcentaje se traduce en un coste de 504.000 millones de dólares, es decir, alrededor de 430.000 millones de euros. O bien, para hacerse una idea de la magnitud del asunto, el equivalente a casi la mitad del PIB de toda España, valorado cerca de un billón de euros.

La epidemia de los opiáceos termina con la vida de al menos 100 ciudadanos norteamericanos cada día.

En el reciente informe queda en evidencia como las cifras se han multiplicado por más de seis en relación con las ofrecidas en un estudio anterior. En ese sentido, vale la pena destacar que este documento incorpora el valor de las vidas perdidas por la epidemia. Mientras que, en años anteriores, el cálculo solía hacerse partiendo de factores referentes como las pérdidas de horas trabajadas por la adicción, el incremento del gasto médico o el coste para el sistema judicial para hacer frente a estos delitos.

Sin embargo, el nuevo estudio deja claro que también es necesario prestar atención al saldo mortal del fenómeno. Lo cual ha hecho que las alarmas se disparen. De hecho, la propia administración norteamericana ha admitido que los datos son mucho más elevados de lo que se pensaba. De la cifra total estimada en costes, 431.70 millones corresponden a las muertes.

Estos números rojos dejan al relieve el impacto que una terrible crisis social ha traído, además, en la economía. Pero no solo eso. El informe de la CEA no solo salpica directamente el debate sobre la reforma sanitaria estadounidense, sino también el de la cuestionada política fiscal. “Es importante entender el coste asociado de la epidemia para adoptar políticas que puedan ayudar a mitigarla”, señala el consejo de asesores de la Casa Blanca. "Esta es la primera publicación, pero no la última, que CEA planea emitir sobre la crisis de opiáceos", añade el informe. "Una mejor comprensión de las causas económicas que contribuyen a la crisis es crucial para evaluar el éxito de diversas intervenciones para combatirla", concluye. @mundiario

La epidemia de los opiáceos, una crisis que azota la economía de Estados Unidos