La elección de Antón Costas para el CES, clave para un momento de reformas en España

Antón Costas. / Planeta de Libros
Antón Costas. / Planeta de Libros
Su prestigio como catedrático de Política Económica y su experiencia profesional avalan una decisión llamada a un consenso amplio.
La elección de Antón Costas para el CES, clave para un momento de reformas en España

España está dando los primeros pasos para afrontar una reforma laboral. En la agenda de la reforma laboral están, por ejemplo, el acotamiento del contrato temporal para evitar abusos y la refundación de las políticas activas de empleo. 

De momento –parece comprensible–, la patronal CEOE choca con los sindicatos y Trabajo por los contenidos de la reforma laboral pero el proceso apenas se está iniciando. De hecho, tras acabar las conversaciones con la ley de los rider, Trabajo solo ha sentado las bases para abordar una de las grandes promesas del Gobierno de coalición: la reforma laboral.

Todo indica que el Gobierno y los agentes sociales retomarán las conversaciones para cambiar el Estatuto de los Trabajadores. De entrada, los sindicatos advierten de que harán movilizaciones si no se deroga la reforma laboral pero el diálogo seguramente las hará prescindibles. La vigencia de los convenios y suprimir la prioridad de los de empresa sobre los sectoriales son dos de sus prioridades.

La llegada de Antón Costas, una noticia alentadora

En paralelo con este proceso, llega una noticia alentadora. La elección de Antón Costas (San Pedro de Matamá, Vigo, 1949) como presidente del Consejo Económico y Social (CES) prestigia la institución, que bajo su mandato podría ser más relevante en un momento clave para la economía y el mercado laboral en España. Su brillo como catedrático de Política Económica en la Universidad de Barcelona y su experiencia profesional en foros empresariales y en algunos consejos avalan una decisión llamada a un consenso amplio.

Antón Costas fue presidente del Cercle d’Economia catalán entre 2013 y 2017, así como consejero de varias empresas (Laboratorios Reig-Jofre, Banco Mediolanum) y asesor de otras (Endesa, Hotusa). Su pensamiento como economista y académico está en libros como La Torre de la arrogancia, La nueva piel del capitalismo o El final del desconcierto, el más reciente.

El CES es un órgano independiente en el que están representados los empresarios, los sindicatos, el Gobierno y entidades agrarias, pesqueras y de consumidores. Orgánicamente esta institución depende de los ministerios de Trabajo y de Economía, pero su funcionamiento es independiente.

En su último artículo en El País, publicado el pasado domingo, proponía a la institución que va a dirigir ahora como el órgano que puede encargarse de controlar el uso de los fondos europeos. “Su autonomía y expertise le permite ejercer el control de calidad”, escribía.

La propuesta de su nombramiento debe ser ratificada por los miembros del CES, que fueron nombrados a finales de enero por el Consejo de Ministros. En este grupo, que está compuesto por 60 personas, debe lograr el respaldo de 40 de los consejeros. @mundiario

Albino Prada con su libro El regreso de China, de Mundiediciones. / Mundiario
Albino Prada con su libro El regreso de China, de Mundiediciones. / Mundiario 

El libro de Albino Prada sobre China, recomendado por Antón Costas

Como catedrático de Política Económica, Antón Costas ha valorado la publicación del libro El regreso de China, del también profesor Albino Prada, editado este mes por Mundiediciones, el sello de libros de MUNDIARIO, vía Amazon.
"La persona que quiera entender, sin perderse en los detalles, la extraordinaria transformación de China y el reto que su modelo autoritario representa para tanto las democracias liberales como para las relaciones internacionales en el siglo XXI, debe leer este ensayo. Lejos del lenguaje académico empalagoso al uso, la prosa ágil del profesor Albino Prada hace que su lectura resulte amena a la vez que instructiva. Léanlo y verán que me darán la razón", sostiene Antón Costas.
China ha recuperado el peso económico mundial que ya tuvo hace cinco siglos. Después de un prolongado abandono de su vocación oceánica y tecnológica, China es, de nuevo hoy, una superpotencia exportadora y define la frontera en no pocas áreas de conocimiento.
En este ensayo de Albino Prada se analizan (con las mejores y más actualizadas fuentes de datos disponibles) tanto las mutaciones históricas de largo recorrido que explican la China actual, como los retos a los que tendrá que enfrentarse en este siglo XXI. Un análisis poliédrico, crítico e independiente abordado en una extensión manejable para el lector. @mundiario

 

La elección de Antón Costas para el CES, clave para un momento de reformas en España
Comentarios