El problema bancario chipriota es distinto al de cualquier otro país de la UE

El presidente Hollande, con Mariano Rajoy en París.
Hollande, en el momento de recibir a Rajoy en París.
La decisión que se adoptó, tal y como se recoge en el acta del Eurogrupo, es una decisión extraordinaria y única, y que se aplica, por eso, de manera extraordinaria y sólo a Chipre.
El problema bancario chipriota es distinto al de cualquier otro país de la UE

Como ha dicho el presidente Hollande*, ésta es la tercera vez que vengo a París a reunirme con él. En las tres ocasiones el recibimiento, el trato, ha sido extraordinario y, por ello, una vez más, quiero darle las gracias por su amabilidad.

Además, el presidente Hollande también visitó Madrid, como ustedes saben, el pasado año y hemos tenido la oportunidad de reunirnos en diversas ocasiones en Consejos Europeos y en distintas reuniones internacionales. Creo que hemos conseguido establecer entre nosotros una relación fluida de confianza y cooperación, y creo que es muy importante para la relación bilateral entre España y Francia, pero también para impulsar juntos la salida a la grave crisis que en este momento está atravesando la Unión Europea.

España y Francia somos países vecinos, amigos y aliados; defendemos los mismos valores y trabajamos conjuntamente en pro de una Unión Europea fuerte, próspera y más cohesionada.

Hoy he constatado, una vez más, la importancia central que ambos países concedemos a nuestras relaciones bilaterales; relaciones que, como decía el presidente Hollande, son excelentes y cada vez más profundas. Así lo hemos demostrado durante la pasada Cumbre hispano-francesa de octubre, que ya empieza a dar frutos.

Como sabrán ustedes, hace no muchas fechas hemos inaugurado el tramo español de la primera Línea de Alta Velocidad entre nuestros dos países, el tramo Barcelona-Figueras, y yo espero, como dijo también el presidente Hollande en su intervención anterior, que pronto la Línea de Alta Velocidad una Perpignan, Barcelona y el resto de España, de lo cual creo que todos nos podemos felicitar enormemente.

Quiero decir también, y hemos hablado de este asunto, que antes del verano haremos entrega, en Sevilla, del primer Airbus 400 que han adquirido las Fuerzas Armadas francesas.

Éstas son dos muestras de colaboración muy importante, como lo es el apoyo que el Gobierno francés y el presidente de la República dan a nuestro Gobierno y a nuestro país en la lucha contra ETA, y que yo agradezco, una vez más.

Este año celebraremos una nueva Cumbre bilateral en otoño, recuperando así la periodicidad anual que se había perdido en los últimos años, y estamos trabajando desde ya para que esa Cumbre produzca resultados palpables en ámbitos como las interconexiones energéticas y de transportes, la cooperación policial y judicial, y en otros muchos ámbitos de nuestras relaciones.

También en la escena europea nuestra cooperación es muy importante, sobre todo, y particularmente, en los Consejos Europeos que tuvieron lugar el pasado año y también en este año 2013. Defendimos juntos el Pacto por el Crecimiento en junio del año 2012 y, más recientemente, un Marco Financiero realista para la Unión Europea y con suficientes recursos para políticas como la Política Agraria Común, donde mantuvimos posiciones conjuntas que creo que han sido útiles para el sector agrícola, tanto francés, como español. Y también hemos trabajado para la creación de un fondo que fomente el empleo juvenil, uno de los problemas más importantes que tienen algunos de los países de la Unión Europea, particularmente España.

Quiero hacerles un breve comentario --también se ha referido a este asunto en su intervención el presidente de la República-- en relación con lo que está ocurriendo en la Unión Europea y con lo que ha sucedido en Chipre.

Quiero decir que el acuerdo al que se ha llegado en Chipre a nosotros, a España, le parece bien. Creo que es muy importante que haya un programa que ayude a la economía chipriota a salir adelante y creo que también es muy importante que se hayan respetado a todas aquellas personas que tengan depósitos en cantidades inferiores a cien mil euros. A esto le damos una enorme importancia y mantenerlo creo que supone mandar un mensaje de confianza.

Pero quiero decir también que el problema del sector bancario chipriota es un problema distinto al de cualquier otro país de la Unión Europea. Por eso, la decisión que se adoptó, tal y como se recoge en el acta del Eurogrupo, es una decisión extraordinaria y única, y que se aplica, por eso, de manera extraordinaria y sólo a Chipre. Esto es muy importante. Quiero dejarlo meridianamente claro, como ya han hecho otras personas a lo largo de las últimas horas.

Y quiero decir también que es muy importante para mantener la confianza no sólo tomar decisiones y ser coherente, sino, a la hora de hacer declaraciones, ser prudente, actuar con precisión y con mucha mesura; y, desde luego, siempre ajustarse a los acuerdos tomados por las distintas instituciones europeas.

También, en relación con la Unión Europea y recogiendo unas palabras que acaba de pronunciar el presidente Hollande, hay que decir que si la Unión bancaria fuera ya un hecho, una realidad, no hubiéramos tenido que pasar por este problema que hemos vivido a lo largo de las últimas horas.

En este sentido, yo quiero decir que el Consejo Europeo de junio del pasado año, que fue un Consejo muy importante, porque ya fijó un objetivo y un camino, y el objetivo que se planteó fue: unión bancaria, unión fiscal, unión económica y unión política… Ya se sabe que luego las cosas llevan su ritmo y que tenemos que hacer un esfuerzo para ponernos todos de acuerdo en temas que no son menores, que son muy importantes, porque afectan y mucho a la vida de la gente; pero ya se acordó también un calendario y luego se ratificó en el Consejo Europeo de diciembre. Yo, por eso, quiero decir que España defenderá que en el próximo mes de junio ya se apruebe el sistema para la recapitalización europea de entidades financieras, y que ya en diciembre se hable y se apruebe un sistema de garantía de depósitos y un mecanismo de resolución única.

Insisto, esto es muy importante. Creo que los pasos que se han dado ya para que en Europa podamos hablar de una unión bancaria, que hubiera podido evitar muchos problemas, tienen que seguir dándose y debe hacerse con determinación, con convicción y con coraje. Insisto, esto es muy importante y sería un avance sustancial en la construcción europea. Y, después, hablar también de unión fiscal, de unión económica y de unión política.

Por tanto, quiero decir que el Gobierno español, como ya ha hecho y como hicimos el resto de Gobiernos europeos a lo largo del año 2012, seguimos apostando por una integración europea cada vez mayor que, sin duda alguna, no traerá para los pueblos europeos más que más prosperidad, más bienestar y más riqueza para todos.

Por último, quiero ratificar el compromiso de España en las acciones y las decisiones que se han adoptado con respecto a Malí. La situación allí era muy compleja. Nosotros hemos apoyado desde el primer momento la decisión del Gobierno francés. Le hemos dado apoyo político y hemos dado también medios materiales y personales, y seguiremos colaborando para que las cosas se resuelvan a la mayor celeridad posible y Malí, y en general toda la zona, se convierta en lo que todos queremos: un espacio de estabilidad donde puedan generarse progreso y bienestar para todas las personas que allí viven.

Conferencia de prensa del presidente de la República Francesa y del presidente del Gobierno de España.

El problema bancario chipriota es distinto al de cualquier otro país de la UE
Comentarios