El fin de la austeridad en España

Palacio de la Moncloa. / Archivo
Palacio de la Moncloa.

El Gobierno de Mariano Rajoy proclama el fin de la moderación salarial para sus funcionarios, pero también se abre a revisar el Índice de Revalorización de las Pensiones y al gasto del superávit de los ayuntamientos.

El fin de la austeridad en España

El Gobierno se mueve deprisa. Parece haber entendido que el discurso de la recuperación y del poderoso crecimiento económico en España, con incrementos superiores a la media europea, no puede prolongarse durante cuatro años sin que el conjunto de los ciudadanos sientan que ese beneficio también ha llegado a sus bolsillos. Para parte de la población, que ha sufrido sin rechistar la crisis, los resultados económicos que muestran compañías y bancos se encajan como un insulto.

Y es que el Estado tiene muchos trabajadores y otros muchos, muchísimos, dependen de sus políticas. Me refiero a funcionarios y pensionistas. Un colectivo de más de 12 millones de personas que también ha dicho que hasta aquí hemos llegado. Diez años de devaluación salarial para los funcionarios, cuatro de pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas supone un propicio caldo de cultivo para movilizaciones tan poderosas como las vividas en la administración de justicia de Galicia o para reclamaciones históricas como la equiparación salarial entre cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y policías autonómicas.

Pero la reacción ha ido todavía más allá y Montoro ha permitido, por fin, que los alcaldes puedan gastar sus superávits a un año de los próximos comicios municipales. Según cálculos de la Federación Española de Municipios y Provincias, este acuerdo permitirá a las administraciones locales invertir más de 5.000 millones de euros extra para actuaciones que se podrán llevar a cabo hasta abril de 2019, a las puertas de las municipales.

Aunque la situación se venía cociendo de lejos el estallido social ha provocado una aceleración en las negociaciones para mantener la paz social.

Función Pública se ha reunido en varias ocasiones con sindicatos y hoy, de nuevo, volverán a hacerlo. El acuerdo está prácticamente cerrado y supone una subida salarial de cerca del 9% para los funcionarios en un plazo de tres años, además de otras medidas referidas a la jornada laboral, las bajas por enfermedad o medidas de conciliación.

Para los pensionistas el Gobierno se abre a subidas a través de una posible revisión del Índice de Revalorización de las Pensiones, que en la actualidad está en el 0,25%

Para los pensionistas el Gobierno se abre a subidas a través de una posible revisión del Índice de Revalorización de las Pensiones, que en la actualidad está en el 0,25%. Previsiblemente no se ligará el incremento al IPC, como pretende la oposición, pero se trabaja en una fórmula intermedia que contente a todas las partes.

Finalmente, la equiparación salarial entre las diferentes fuerzas de seguridad del Estado, es ya una realidad y el ministro de Hacienda ha guardado en un cajón sus manifiestas reticencias. Queda por ver si los paros y manifestaciones feministas que sacudieron ayer al país suponen, también, medidas en favor de la conciliación y actuaciones para reducir la brecha salarial.

Es el fin de la austeridad. @mundiario

El fin de la austeridad en España
Comentarios