Educar en las finanzas: en el hogar se amuebla la cabeza

Una representación de la educación financiera. / asfonseca com
Una representación de la educación financiera. / asfonseca com

En la semana de la Educación Financiera, una iniciativa de las instituciones financieras españolas, reflexionemos sobre cómo crear estímulos para formar a los jóvenes en las finanzas, que siguen ocupando un lugar residual en la educación española.

Educar en las finanzas: en el hogar se amuebla la cabeza

Recientemente, mi hija de 14 años me sorprendía gratamente explicándome cómo se había apuntado un punto positivo en su clase de geografía económica y sus compañeras no daban crédito a sus explicaciones sobre la economía real, el funcionamiento de la banca, eso que llaman FinTech y sus argumentos sobre por qué tenemos que pagar impuestos.

Me quede estupefacta porque siempre he creído que estos temas le aburrían y prefería decidir prestar atención en función del ranking de interés de la República Independiente de sus fivefriends. Pues no, mi hija se entera….con esta pelmazo de madre que le hace ver el precio de los tomates en el súper, le explica por qué sufro cuando empieza la campaña del IRPF, por qué en vez de paga tiene un fondo de inversión y, por qué tiene su cuenta en un banco online que no en uno tradicional. Cosas reales: cuánto cobra mamá, qué son los ingresos y los gastos; por qué ahora ahorrar es difícil con tipos de interés a cero y bueno, por qué hay que guardar periódicamente unas pocas rentas que se traduzcan en ahorro para sus estudios y para la pensión ya que vivimos en un país de “viejos”;  no llegará dinero si no hay hucha para las pensiones… medidas para evitar que mamá envejezca sin calidad de vida.

Hoy en día, todo lo que escape al móvil, parece importarles poco, pero si le relacionas las finanzas y las tecnologías y se las explicas con aplicaciones mobile; está chupado…ya se enciende el botón del ON y comprenden que es eso llamado FinTech. Tampoco está de más, la gran pantalla…dura realidad pero le expliqué a mi hija – aquello explicable – del Lobo de Wall Street y ha entendido perfectamente por qué la imagen de la banca y los banqueros cotizan a la baja… Cuando escucha la palabra “estructurado” exponencialmente le viene a la mente la vida de Jordan Belfort en el submundo de la banca y la bolsa.

Un poco de economía real y de economía financiera nunca les viene mal. Si en el hogar se les habla de ello, lo van asimilando. También les ayuda  el método infalible de empresas como IKEA que les estimulan a jugar, aprender y compartir con comunicación emocional ¿qué niño no sabe en España que es cenología? A mis niñas se las ha ganado la tienda sueca y siempre dicen que el libro más leído del mundo es el catálogo de Ikea. Lo cierto es que es en casa donde amueblan la cabeza. Los suecos llevan toda la razón, solo hay que sembrar amor por la economía y las finanzas.

Quizá siempre estamos esperando que se encargue en cole. Pues está bien que  las instituciones educativas les enseñen de economía y negocios, en vez de tanta memoria les ayuden a explorar y les inspiren para emprender; pero amigos siempre quien sale sabiendo de casa tiene ventaja. "La inclusión de la economía como asignatura en el bachillerato es uno de los pocos aciertos que ha habido durante estos años en educación" me decía recientemente Alvaro Martínez-Echevarría, director del IEB.

Esta institución, por ejemplo, tiene una gran iniciativa, hace un roadshow por colegios de toda España dando conferencias sobre las bolsas y los mercados financieros. "Hablamos de la economía real y la financiera, contamos casos de compañías que han salido a bolsa. Los alumnos no paran de preguntar y poco a poco lo van entendiendo", relataba. También han creado un juego de la bolsa para colegios de toda España con becas de estudio como premios. "Se trata de dar nociones básicas y el que quiera profundizar y ser un experto, que vaya a estudiar a la universidad y se dedique luego a trabajar en esto", decía Martínez- Echevarría. ¡Gran acierto!

Y por supuesto, la mejor lección del maestro que lidera el IEB la comparto al 100%, hay que educar en las finanzas enseñando a los hijos que  "el éxito económico a cualquier precio o el éxito en la vida no se mide en base a la rentabilidad económica”. Para qué formar tiburones de las finanzas sin valores. Ya lo hemos vivido: es muy fácil engañar en finanzas, eso fue lo que generó la crisis.

Y diréis ¿a qué viene todo este rollo? Pues quiero compartir mi experiencia en este maravilloso “Día de la Educación Financiera”, una iniciativa dentro del marco del Plan de Educación Financiera (PEF), que tiene como promotores al Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y cuenta con cerca de una treintena de asociaciones y entidades colaboradoras. El propósito de esta celebración no es otro que subrayar la necesidad de potenciar la educación financiera en España. Pues yo os digo falta hace que en casa les demos lecciones. Seguro que muchos de vosotros tenéis técnicas mejores, esta servidora es básica pero mi hija bien merece este artículo y que vaya haciendo currículo.

Según el Informe sobre Competencia Financiera elaborado en el marco del estudio PISA 2012, el 84% de los alumnos españoles no disponía de educación financiera en su currículo. Este dato ponía a España en la última posición entre los 18 países estudiados. Cabe reconocer que si hablamos de formación financiera universitaria y de posgrado, España va sobrada. "Cuando vas a la City ves que la educación financiera no está nada mal en España, porque somos el segundo país del mundo que más directivos y profesionales financieros tiene allí trabajando. Son personas muy preparadas, igual que esos jóvenes que están creando muchas de esas startups que hoy están de moda”.

Educar en las finanzas: en el hogar se amuebla la cabeza
Comentarios