2017 cierra quitando poder adquisitivo a pensionistas y a funcionarios

Pensionista. / Pixabay
Los pensionistas perdieron parte de su poder adquisitivo este año. / pixabay

El IPC concluye el 2017 en un 1,2%, en lo que fue la tasa más baja del año. Los pensionistas perdieron casi un punto porcentual de poder de compra.

2017 cierra quitando poder adquisitivo a pensionistas y a funcionarios

En un 1,2% se situó el IPC durante el último mes del presente año, es decir cinco décimas menos en relación a noviembre, de acuerdo a información divulgada por el Instituto Nacional de Estadística, el cual responsabiliza de esta caída al alza de la gasolina y el gasóleo menor que la de hace un año. Esta tasa, que es la más baja el conjunto de 2017, representa una pérdida importante de poder adquisitivo tanto para funcionarios como para pensionistas. Los segundos han perdido casi un punto de poder de compra, ya que el aumento de las pensiones en el año en curso fue del 0,25%. En cambio, los funcionarios también han perdido ya que sus respectivas remuneraciones subieron en un 1%. Al tomar el dato de la media anual (2%) en lugar del tradicional dato de cierre del año, la pérdida de este poder adquisitivo aumenta.

Con todo y que la inflación cierra el año por debajo en relación al nivel que tenía en enero, ni pensionistas ni funcionarios evitan perder su poder de compra. Los primeros son a los que peor les ha ido, aunque en general los dos grupos, que suman algo más de 12 millones de personas en conjunto, según El País, son o menos ricos o deliberadamente más pobres de lo que eran al inicio de este 2017.

Las pensiones en el año en curso se mantuvieron casi intactas. En enero, cuando la inflación estaba a un 3%, los pensionistas disfrutaron por cuarto año consecutivo de una subida automática del 0,25% en el dinero que reciben, lo cual establece la fórmula de revalorización establecida en la última reforma de pensiones, la cual considera la situación financiera de la Seguridad Social, que a su vez está en negativo desde hace un lustro. La fórmula fija un aumento mínimo del 0,25% y un 0,50% como máxico del IPC. Este viernes se espera que el Consejo de Ministros apruebe una nueba subida del 0,25% para 2018, que sería la quinta en su tipo.

Así las cosas, y considerando la inflación, a la espera que el dato de enero sea confirmado por el INE, llega a diciembre en el 1,2%, la pérdida de poder de compra de los pensionistas es de 0,95 puntos porcentuales. Eso da pie a una racha que empezó el año pasado, cuando también perdieron poder adquisitivo a raíz del 1,6% que alcanzó la inflación en diciembre, marcando una diferencia del 1,35 puntos porcentuales en los 8,5 millones de personas de este grupo. En los cuatro años previos, bien por una inflación moderada o negativa y a que en 2013 todavía no se había aplicado la fórmula actual de revalorización de las pensiones, terminaban el año ganando.

En cambio, los funcionarios, en cuanto se aprobaron los presupuestos, gozaron de una subida de sueldo del 1%, por lo que han perdido dos décimas de su poder adquisitivo.

Números de la inflación

El Gobierno acusó a la inflación media anual (-0,2%) para negar que los pensionistas hubiesen perdido poder adquisitivo en 2016. Tomando esa media como referencia, la inflación en este año se eleva hasta el 1,975%, por lo que los pensionistas perderían hasta 1,725 puntos de su poder de compra, los funcionarios un 0,975 y el resto de trabajadores casi medio punto, puesto que la subida salarial en rigor es del 1,43%.

Quienes salen ilesos de esta pérdida de poder son los que reciben el salario mínimo interprofesional (SMI), el cual aumentará un 4% el próximo año, de acuerdo a un pacto firmado por el Gobierno y los sindicatos la semana pasada. Se espera que el Consejo de Ministros lo ratifique este mismo viernes. @mundiario

2017 cierra quitando poder adquisitivo a pensionistas y a funcionarios
Comentarios