Cómo despertar la creatividad en tu trabajo en 5 pasos

creativo2
Creativo.

Si no naciste con una mente creativa, no te preocupes. Puedes aprender a desarrollarla en tu vida y en tu trabajo con estos sencillos cinco pasos.  

Cómo despertar la creatividad en tu trabajo en 5 pasos

La creatividad es uno de los activos más importantes con los que puede contar ahora mismo un profesional. Esta habilidad les permite encausar sus ideas de la mejor forma para crear cosas que tal vez nadie más ha pensado.

Pero no solo eso, sino que también dota a los individuos de una capacidad extraordinaria para encontrar soluciones alternas a diferentes problemáticas, lo que resulta muy atractivo para los empleadores que necesitan en sus equipos a esas personas que puedan pensar fuera de la caja y ofrezcan soluciones creativas a problemas que persisten en aparecer.

La creatividad puede ser considerada una aptitud que se puede desarrollar, descubre todas las aptitudes que necesitas cultivar para ser más exitoso.

En el trabajo la creatividad puede ser un auténtico salvavidas, por lo que si logras encausarla correctamente te verás ante la posibilidad de optimizar de forma significativa tus procesos laborales. Ser creativo no es solo buscar otros enfoques, sino también atreverse a desarrollarlos sin importar lo que los demás piensen; esa actitud puede resultar difícil de cultivar, sobre todo en la etapa adulta, pero no es imposible.

Para ayúdate en ese propósito, en este artículo te presentamos varias estrategias que te servirán para despertar tu creatividad dormida en el trabajo. Atrévete a aplicar cada una de ellas y evidencia como ser una persona más creativa en lo laboral puede aportarte muchísimos beneficios.

1. Aporta tu punto de vista: como mencionamos anteriormente, la creatividad tiene mucho que ver con atreverse, y en el ámbito laboral actual esa cualidad se aprecia más que ninguna otra porque las empresas están buscando nuevas áreas de oportunidad que tu creatividad dormida puede brindarles. Aportar tu punto de vista e ideas en las sesiones grupales o individuales te sumará valor ante los ojos del gerente, o tu jefe inmediato, y si demuestras que tus ideas son aplicables, nada te detendrá.

Para despertar tu creatividad dormida y motivarte a compartir tus ideas y puntos de vista es necesario que entiendas desde ya que no existe tal cosa como una mala idea. La línea que separa una idea de morir a vivir es esa que está cubierta con datos que demuestran que es una opción viable. Por eso te aconsejamos que al aplicar esta estrategia no hables solo por hablar, sino que vayas apoyado con material que valide tu idea u opinión para que sea puesta en práctica.

2. Alimenta tu conocimiento: el conocimiento es sinónimo de capacitación, y por lo menos en lo referente a la estrategia anterior donde mencionábamos que es necesario mostrar lo factible de tu idea, la educación te servirá para eso. Es imperante que inviertas tiempo, esfuerzo y en ocasiones dinero para alimentar tu creatividad, la cual se nutre principalmente de tus conocimientos. Ten en cuenta que nada estimula más la mente humana que aprender, sobre todo si la información que se absorbe está destinada para despejar interrogantes con respecto a una idea creativa.

3. Vive nuevas experiencias: llevar una mente limitada es el enemigo mortal de la creatividad, por eso es que siempre hay que buscar la forma de expandir los horizontes de nuestra mente y no solo mediante la información académica. Las nuevas experiencias contribuyen mucho a que el cerebro se adapte a nuevas variantes y quiera saber más sobre esos nuevos aspectos para luego utilizar ese conocimiento. Sin importar si son malas o buenas experiencias, estas pueden nutrir tu creatividad y conseguir adaptar tu visión a nuevos puntos de vista, lo que contribuye a una toma de decisiones y otras acciones más asertivas.

4. Rodéate de personas creativas: tu lugar de trabajo puede ser el epicentro de una fuente inagotable de ideas y pensamientos creativos y por tú no estimular esa parte de tu cerebro te has perdido de mucho. Analiza a las personas que te rodean y aquellas que veas que tienen un espíritu creativo e innovador invítalas a charlar, el intercambio de pensamientos e información por más banal que sea puede ser justamente lo que necesitas para que te estimules y despiertes.

5. Piensa como mejorar las cosas: esta estrategia puede funcionar como un ejercicio diario donde estimules y hagas crecer tu creatividad. Ser creativo no significa únicamente sacar desde 0 una idea revolucionaria, también se puede ser creativo al descubrir y mejorar las fallas en las cosas que te rodean. Puede que no tengas recursos para transformar un producto, pero el simple hecho de detectar fallas en él puede ser provechoso para tu cerebro.

Si ya despertaste tu creatividad y necesitas verterla en una idea de emprendimiento, presta atención a todos los que Gananci tiene para que tu creatividad vuele y materialice tus deseos. @mundiario 

Cómo despertar la creatividad en tu trabajo en 5 pasos