El conflicto catalán y el Brexit, ¿dos procesos con consecuencias similares?

Debate en la Jornada Inmointer./ Nota de prensa
Debate en la Jornada Inmointer./ Nota de prensa

La inestabilidad política catalana se está haciendo patente en el mercado inmobiliario y en la caída en las inversiones inmobiliarias realizadas por extranjeros.

El conflicto catalán y el Brexit, ¿dos procesos con consecuencias similares?

El conflicto político existente en Cataluña podría tener consecuencias económicas parecidas a las que está sufriendo el Reino Unido desde que se aprobara su salida de la Unión Europea (Brexit). Los expertos coinciden que que la inestabilidad política catalana ya está teniendo un impacto económico real en la autonomía y ha provocado la fuga de más de de 2.500 empresas, un fenómeno similar al que se vive desde hace más de un año en el Reino Unido. De igual forma, Gran Bretaña sumó a esta fuga de capitales la devaluación de su moneda, pues la libra esterlina registra una caída acumulada del 15,5 % desde junio de 2016.

En Cataluña, esta inestabilidad se está haciendo patente en el mercado inmobiliario y en la caída en las inversiones inmobiliarias realizadas por extranjeros. No obstante, la comunidad autónoma está por debajo de la media española en cuanto a la representación extranjera en el mercado de la compraventa de propiedades inmobiliarias. Así, un 12,8 % de los compradores de una vivienda en Cataluña durante 2016 eran extranjeros, por debajo de la media nacional (13,25 %) y muy lejos de otras comunidades como Baleares (32,90 %), Canarias (30,49 %), la Comunidad Valenciana (26,66 %), Murcia (18,57 %) o Andalucía (15,06 %).

Para Ricard Trilla, regional sales manager de Key Currency en Cataluña, empresa británica especializada en cambio de divisas, “Cataluña fue la primera economía de España en 2016 por volumen de PIB y representa casi un cuarto de toda la economía española. Por eso es lógico que las próximas elecciones de diciembre, junto con los hechos hasta ahora sucedidos, eleven las dudas de los inversores extranjeros a la hora de venir a Cataluña a invertir en vivienda”.

Por su parte, Mercedes Blanco, vicepresidenta primera de FIABCI España y vicepresidenta de Marketing and Networking de FIABCI International, afirma que “el sector inmobiliario catalán viene registrando un período de muy alto dinamismo tanto en el mercado de la compraventa de viviendas como en el del alquiler. No hemos de olvidar que los últimos tres años han servido para poner punto y aparte a una de las mayores recesiones económicas de nuestra historia, por lo que la situación pasajera que vive el sector en Catalunya no debería hacernos retroceder al escenario del 2008”.

Estos temas fueron debatidos en el marco de la 12ª Jornada Inmointer organizada por FIABCI Spain en la APCE (Asociación de Promotores y Constructores de Catalunya) en Barcelona, que contó con la asistencia de más de 120 profesionales del mundo inmobiliario.

Hasta finales de noviembre, las compañías que han trasladado su sede social de Cataluña a otras regiones de España desde el referéndum del pasado 1 de octubre, suman más de 2.800, según datos del Colegio de Registradores Mercantiles de España. La ola de traslados comenzó el 9 de octubre, jornada en la que se registraron 212 salidas, la segunda cifra más elevada después del 19 de octubre (268). A partir de ese momento, la salida de empresas de Cataluña rondó las cien diarias durante el mes de octubre, pero ha ido descendiendo en noviembre hasta situarse en las últimas dos semanas por debajo de las cincuenta al día.

Entre las empresas que se han marchado figuran grandes corporaciones como Planeta, Gas Natural, CaixaBank, Sabadell, Abertis, Catalana Occidente, Cellnex, Applus, eDreams Odigeo, Bimbo, Codorniú, Aguas de Barcelona, Torraspapel o Idilia Foods. Solo las primeras trece cotizadas que cambiaron su domicilio reúnen una capitalización conjunta de 84.396 millones y una cifra de negocio de 49.327 millones, según cálculos de El País. @mundiario

El conflicto catalán y el Brexit, ¿dos procesos con consecuencias similares?
Comentarios