El Concierto Económico Vasco y el Cupo: No es un privilegio

_635832682239024834w1_9bf4c90c_opt
Concierto Económico.

Es inútil ir en contra el Concierto Económico. Está anclado en la Constitución, en el Estatuto de Guernica aprobado y además tiene el aval de Justicia de la Unión  Europea.

El Concierto Económico Vasco y el Cupo: No es un privilegio

 - Concierto Económico.

La Constitución, el Estatuto de Guernica y la Unión Europea lo blindan ante cualquier ataque de partidos que buscan plantear agravios territoriales para ganar más votos. No es un privilegio, como dicen, es un mecanismo de solidaridad con el resto de España, pilar de autogobierno y esencial para la comunidad.

Recordemos que el Concierto Económico es del año 1878, tiene 141 años. Cuando después de las guerras carlistas el gobierno central pidió a las diputaciones forales que recaudasen ellas y pagasen un cupo. Ha sobrevivido a distintas fases de la historia, inclusive a la dictadura, asentado en el territorio y aprobado por todos sin discusión.

 El Concierto Económico es el marco que regula la relación financiera entre el gobierno central y el vasco, reconocido en la Constitución de 1978, relación donde se fija el Cupo, la cantidad que el gobierno vasco debe pagar cada año al central por las competencias no transferidas como las embajadas, el ejército, los intereses de la deuda etc., etc.

La cantidad tiene validez para cinco años, cuando hay que volver a valorar la cantidad a aportar. La cantidad se calcula aplicando el 6,24% que se estima es la participación de Euskadi en el producto nacional bruto (PIB). El último cálculo del cupo a aportar es de 1200 millones de euros al año. Esta cantidad puede parecer mucho o poco, se debe actualizar el 6,24%.

Las tres diputaciones vascas recaudan los impuestos, con la presión fiscal igual que en el resto del estado, empresas y personas pagan los mismos impuestos, no se benefician con el cupo.

No se puede cuestionar el Concierto Económico reconocido en la Constitución, lo que si se puede cuestionar es la forma de calcularlo.

- La envidia es un pecado capital de los españoles.

Algunas veces sale a relucir entre políticos y tertulianos la desigualdad que supone el cupo, los comentaros revelan envidia y el fin es conseguir el voto de los extremistas. Se confunde todo: desigualdad, cupo, presupuestos, elección presidencial, votaciones parlamentarias.

Posición de Cataluña. Mucho se está hablando de lo que quieren una parte importante de catalanes. Piden un referéndum, podría ser posible, y la independencia, que saben no van a conseguir de ningún modo. Tal como está la Constitución es imposible que un gobierno la conceda.

Ahora bien, forzando estas peticiones está el objetivo de conseguir un cupo similar al vasco, y este puede ser el motivo de esta sinrazón organizada por los independentistas.

No obstante, recordemos que el cupo se llegó a ofrecer a Cataluña: el ministro de Hacienda García Añoveros ofreció en 1980 al conceller Trias Fargas el concierto, pero el president Jordi Pujol no lo aceptó. La Generalitat consideró impopular recaudar todos los impuestos, lo consideró antiguo, pensó que no podría pagar todos los gastos, lo mejor era acudir a papá estado y negociar a cambio de votos parlamentarios. No incluyeron el concierto ni en el Estatuto de 1979 ni en el actual de 2006. Veremos como se desarrolla el futuro.

- Por otra parte.

El 20 de febrero de 2019 el PP aprobó en el senado una moción para que el gobierno no conceda transferir al País Vasco competencias que están contempladas en el Estatuto. El PP con ello parece ponerse, como hacen Ciudadanos y VOX, enfrente de la Constitución. @mundiario

El Concierto Económico Vasco y el Cupo: No es un privilegio
Comentarios