Código IBAN: un sistema que agiliza las transferencias y las convierte en más seguras

Una tarjeta. / Pixabay
Una tarjeta. / Pixabay

Nació para que las entidades bancarias pudieran hacer de manera automatizada las transferencias con otros bancos similares de Europa (países miembros de la UE)

Código IBAN: un sistema que agiliza las transferencias y las convierte en más seguras

Gabi Ordóñez Casado

El código IBAN se utiliza para la identificación a nivel internacional de una determinada cuenta bancaria. Nació para que las entidades bancarias pudieran hacer de manera automatizada las transferencias con otros bancos similares de Europa (países miembros de la UE). Toma su nombre de las siglas en inglés de la norma IBAN (International Bank Account Number), y fue propuesto por el ECSB (Comité Europeo de Estándares Bancarios). Algunas entidades facilitan a sus usuarios calcularlo fácilmente en su página web, como es el caso del Banco Santander

Antes de que existiera esta normativa, ya se encontraban muchas dificultades para efectuar pagos a nivel internacional. Esto se debe a que los sistemas de identificación de cuentas eran exclusivamente españoles, lo que convertía en poco menos que imposible identificar el país en el que estaba abierta una determinada cuenta.

Fortalezas

> Facilita que se reduzcan costes.

> Permite la automatización de procesos.

> Reduce y simplifica el tratamiento a mano de las operaciones. 

> Posibilita la disminución de errores. Al tratarse de un campo que tiene una validación mecánica, los datos de la cuenta del beneficiario se encuentran correctamente completos y sin errores.

La zona Single Euro Payments Council (SEPA) está integrada por las 28 naciones de la UE, junto con Islandia, Noruega, Suiza, Mónaco y Liechtenstein. El código IBAN influye en el de la SEPA, que establecerá en qué países se podrán realizar las operaciones. 

La SEPA hace referencia a la Zona Única de Pagos en Euros que posibilita que empresas, distintos agentes económicos y ciudadanos puedan llevar a cabo y recibirlos en Europa. Todo ello en igualdad de condiciones, derechos y obligaciones, con independencia de la ubicación que presenten y de que las transacciones se realicen entre países distintos.

Estructura

El código IBAN es imprescindible para operar en la SEPA, y en España cuenta con 24 caracteres, ordenados de la siguiente forma:

> Los 2 primeros números identifican el país de la cuenta (“ES” para España).

> Los 2 siguientes caracteres son los dígidos de control que sirven para validar el IBAN.

> Quedan 20 caracteres, que se asocian al código de cuenta corriente del cliente. Identifican a la entidad (4 dígitos), a la oficina de la cuenta (4), y por número de cuenta bancaria.

Código IBAN: un sistema que agiliza las transferencias y las convierte en más seguras
Comentarios