Claves del finiquito al final de un contrato o debido a un despido

Representación de un despido. / Pixabay
Representación de un despido. / Pixabay

El finiquito es una propuesta de liquidación de la cantidad de dinero que queda pendiente de cobro en el momento en el que finalice la relación laboral. No importa la causa por la que se produzca la baja del contrato.

Claves del finiquito al final de un contrato o debido a un despido

El fin de un contrato o un despido es un trámite por el que todos hemos pasado o pasaremos, más aún con la inestabilidad económica que estamos atravesando, donde los despidos están a la orden del día. Cuando se dan estos casos nos viene a la cabeza el término finiquito, sabemos a grandes rasgos lo que es pero no es tan fácil de comprender y mucho menos de calcular. Nos hemos propuesto aclarar de una vez por todas este tema, por lo que vamos a dar unas pautas a continuación para que no haya equivocaciones a la hora de cobrarlo.

Para empezar aclaremos el concepto: el finiquito es una propuesta de liquidación de la cantidad de dinero que queda pendiente de cobro en el momento en el que finalice la relación laboral. No importa la causa por la que se produzca la baja del contrato, podría ser causada por una baja voluntaria, por despido, por incapacidad… sea cual sea el motivo, en el documento que deberemos firmar tiene que aparecer reflejada la conformidad de ambas partes (empleado y empleador) además de un saldo de cuentas en el que se desglosen las cantidades a liquidar y los conceptos acompañándolas. Hay que subrayar que a la empresa le interesa que el trabajador firme este acuerdo, pues así se aseguran de que no pedirá más dinero del que la compañía ha reflejado en el documento, cantidad que será la que ellos consideren adecuada.

Para considerar el finiquito totalmente completo y legal, deberán aparecer varios conceptos que detallamos seguidamente:

> La parte del salario que está pendiente de abonar que correspondería a los días trabajados hasta la fecha establecida de despido.

> Si el trabajador no ha agotado los días libres que le corresponden deberá cobrar aquellos de los que no ha disfrutado. El procedimiento es sencillo, solo hay que calcular 2,5 días por cada mes trabajado al año.

> Las partes proporcionales que corresponden a la paga de verano y la paga de beneficios. La de verano se calcula desde el día 1 de julio hasta la fecha de rescisión del contrato. A continuación se dividirá el importe entre 365 días, siempre y cuando el devengo sea anual, para después multiplicarlo por los días que haya entre el último día trabajado y el 1 de julio. Para la paga de beneficios, el cálculo será el mismo pero poniendo como referencia el primer día de enero del año anterior al fin de la actividad.

> Si el fin del contrato se debe a un despido, los importes variarán según la situación. Si se trata de un despido improcedente, se calcularán 33 días por año trabajado teniendo un máximo de 24 mensualidades, pero si es un despido objetivo se contarán 20 días con 12 mensualidades como máximo. Si la baja es voluntaria o se da el caso de un despido disciplinario, esta cláusula no se aplicará.

Habrá que tener en cuenta algunos errores que puede cometer la empresa a su favor, para ello habrá que averiguar si el finiquito es correcto prestando atención a lo siguiente.

Horas extra: algunas empresas obviarán las horas de más que se han podido realizar, por ello es importante determinar cuál es la jornada laboral máxima y saber así si se adeuda algo más de lo que está escrito en el documento.

> Redondeo al alza: Es obligatorio que en todas las indemnizaciones se aplique un redondeo al alza de la antigüedad por meses. Hay que fijarse muy bien en este punto porque es un error muy común.

> Errores en pagas extra y días de vacaciones: como hemos citado anteriormente, debemos hacer el cálculo antes de firmar nada porque es muy fácil que se cometa un error en este caso.

No es un proceso agradable y algunas veces puede incluso acabar en juicio, no debemos conformarnos con lo que sea que nos den, sino que debemos cobrar exactamente lo que se nos adeuda siempre. Si es necesario actuar por lo legal recuerda que puedes contar con los créditos rápidos online para cubrir los gastos que esto conlleve, pues no debe pasarse por alto que no se nos dé todo lo que nos corresponde. 

Claves del finiquito al final de un contrato o debido a un despido
Comentarios