Calamitosa situación del Banco Popular, sujeto a un ERE y en mínimos históricos

Angel Ron, presidente del Banco Popular.
Angel Ron, presidente del Banco Popular.

Si bien la entidad que preside Ángel Ron ha absorbido de hecho al Banco Pastor, al mantener éste su personalidad jurídica está teniendo problemas para cumplir todos sus requisitos. El Banco de España sigue sus pasos, mientras las tensiones laborales son altas.

Calamitosa situación del Banco Popular, sujeto a un ERE y en mínimos históricos

La situación del Banco Popular, sujeto a un ERE y en mínimos históricos, se vuelve calamitosa. Además, si bien ha absorbido de hecho al Banco Pastor, al mantener este banco gallego su personalidad jurídica, está teniendo problemas para cumplir todos sus requisitos formales, en medio de un clima laboral adverso. El Banco de España sigue sus pasos.

El momento financiero del Popular –ahora matriz del Pastor– no es menos delicado. El banco que preside Ángel Ron obtuvo 94,3 millones de euros hasta septiembre, con descensos en todos los márgenes. Dicho con otras palabras: el Banco Popular ganó un 66% menos por la caída del negocio y las provisiones.

Un tanto a la desesperada, el consejero delegado del banco, Pedro Larena, asegura que “el Popular es una gran inversión”. Sus palabras intentan frenar el desplome de las acciones. Este miércoles, las acciones de Banco Popular cayeron hasta alcanzar su mínimo histórico, al retroceder un 2,29%, 0,021, para situarse en 0,895. Según Economía Digital, los fondos Samlyn, Marshall Wace y AQR colocaron 170 millones de acciones del Popular en posiciones cortas, lo que ha provocado un desplome bursátil del 35% desde la ampliación de junio.

Al plan de ajuste de Banco Popular se han acogido mediante bajas voluntarias 2.247 empleados, el 86% del colectivo afectado por las salidas. Este proceso, según observan algunos clientes, ralentiza ciertas operaciones, incluso las más delicadas.

Hay activos fallidos del grupo Popular que siguen anotados en las cuentas del Pastor

Hay activos fallidos del grupo Popular que siguen anotados en las cuentas del Pastor, lo cual ha llamado la atención del Banco de España, de por sí inquieto ante el grave problema inmobiliario del Popular. Para hacer frente a este estado de cosas, el banco que preside Ángel Ron se plantea sacar a Bolsa una filial con 6.000 millones en inmuebles.

Según el diario El País, la clave de la operación del banco malo del Popular será la valoración que haga el mercado de los activos dañados, entre ellos los correspondientes al Banco Pastor. La entidad ya ha fichado al presidente y al consejero delegado de Sunrise, su nuevo vehículo inmobiliario, que en su momento podría cotizar. Pero en el mercado hay más dudas que certezas sobre esta filial de ladrillo tóxico. De hecho, según El Economista, el banco malo de Popular podría encallar ante la falta de interés de la banca de inversión. El proyecto Sunrise probablemente seguirá adelante pero con un coste mayor.

El banco de Ángel Ron estaría teniendo problemas para cerrar la financiación de la inmobiliaria, con el añadido de que algunos bancos de inversión globales habrían declinado participar en el proyecto, según Bloomberg. No obstante, cuatro instituciones tendrían ya el compromiso preliminar de apoyar la sociedad.

Pero no sólo el Popular tiene problemas. El Banco de España exigió recientemente más capital al Popular pero también al BBVA y Sabadell por el riesgo asumido. El Santander, único banco español con riesgo sistémico mundial, será el que más eleve el capital.

Calamitosa situación del Banco Popular, sujeto a un ERE y en mínimos históricos
Comentarios