Bankia y algunas constructoras dejan pérdidas gravísimas en la bolsa española

Bolsa de Madrid
Las compañías del IBEX sufrieron unas pérdidas de 6.390 millones en 2012 debido a los resultados negativos registrados por Bankia y algunas constructoras. Peores resultados desde los atentados del 11-S.
Bankia y algunas constructoras dejan pérdidas gravísimas en la bolsa española

El IBEX 35 (Índice Bursátil Español) es el principal índice de referencia de la bolsa española elaborado por Bolsas y Mercados Españoles (BME)

Los balances de las empresas españolas se vieron perjudicados por la crisis de la deuda soberana española, el deterioro de la marca España y la contracción absoluta del crédito, lo que conllevó a una reducción de los beneficios.

Bankia obtuvo unas pérdidas totales de 21.238 millones de euros, las mayores sufridas por una entidad financiera en España. Además, perdió clientes, tanto porque sus depósitos cayeron en 14.500 millones de euros, como por el incremento de la morosidad, que ya es del 13%.

Las compañías que cotizan en el parqué madrileño sufrieron unas pérdidas conjuntas de 6.390 millones de euros en 2012, frente a los más de 31.000 millones que ganaron un año antes, debido a los resultados negativos registrados por Bankia y algunas constructoras. Se trata de los peores resultados anuales de las últimas décadas, superando incluso el impacto que tuvieron los atentados del 11-S.

La composición del Ibex cambió desde el final de 2012, ya que Bankia y Gamesa lo abandonaron, y se incorporó Viscofán en enero de este año. De las 35 empresas que componían el IBEX al cierre de 2012, nueve cerraron con pérdidas, y más del doble, 16, obtuvieron descensos en sus beneficios. Entre los bancos, aparte de Bankia, el más perjudicado durante el año fue Banco Popular, aunque las cinco mayores entidades redujeron sus beneficios un 82,88% por los cerca de 50.000 millones de euros que destinaron a sanear su cartera.

Una de las empresas que cotizan en la bolsa española, dedicada al sector siderúrgico internacional, ArcelorMittal, cerró 2012 con pérdidas de 2.746 millones de euros, frente a los 4.898 millones que ganó el año anterior, consecuencia de la depreciación de sus activos intangibles y de los costes de su reestructuración, así como de una caída de la demanda de acero del 8,8 %, la cual marcó un año muy complicado.

También la constructora ACS llevó un golpe al perder 1.926 millones frente a las ganancias de 962 millones de 2011, debido a factores relacionados con su inversión en Iberdrola y a las provisiones sobre activos y gastos derivados de su reestructuración financiera.

Otra constructora, FCC, entró por primera vez en su historia en el "agujero" en 2012, ejercicio en el que registró unas pérdidas de 1.028 millones debido al importante saneamiento realizado en sus activos como consecuencia del impacto de la crisis. La compañía aérea IAGpor su parte, perdió más de 900 millones de euros en medio de un proceso de reestructuración que se llevará por delante a más de 3.800 trabajadores de Iberia.

Y sumado a las constructoras y a la banca llegó la ingobernabilidad de Italia, que dió lugar a una grave inestabilidad en los mercados financieros y de deuda. El pánico abordó a los inversores, que optaron por reorganizar sus carteras,  en busca de refugio. @noemifarinas

Bankia y algunas constructoras dejan pérdidas gravísimas en la bolsa española
Comentarios