Los ayuntamientos podrán reinvertir el superávit del ejercicio anterior

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda. / Twitter
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda. / Twitter

El Grupo Parlamentario Popular ha presentado una enmienda para permitir esta maniobra a las Administraciones públicas, que cumplieron el objetivo de déficit en 2016.

Los ayuntamientos podrán reinvertir el superávit del ejercicio anterior

El Grupo Parlamentario Popular ha presentado una enmienda para dar su autorización a los Ayuntamientos a que reinviertan los 7.000 millones de euros de superávit que reportaron en el último ejercicio. Se trata de una de las medidas que viene exigiendo desde hace semanas Abel Caballero, presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Caballero, alcalde de Vigo e integrante del PSOE, pidió este martes el Ejecutivo que ampliara las competencias de los Ayuntamientos, ya que las Administraciones públicas son más cercanas a los ciudadanos y las más capacitadas para el ofrecimiento de servicios públicos como los sociales.

Esta propuesta reza que "en el supuesto de que un proyecto de inversión no pueda ejecutarse íntegramente en 2017, la parte restante del gasto autorizado en 2017 se podrá comprometer y reconocer en el ejercicio 2018 financiándose con cargo al remanente de tesorería de 2017 que quedará afectado a ese fin por ese importe restante y la entidad local no podrá incurrir en déficit al final del ejercicio 2018". Así las cosas, los Ayuntamientos no tuvieron la facultad de aprovechar el total de la inversión apuntada en los Presupuestos del último año, por lo que podrán terminarla para el actual a cuenta del ahorro conseguido el año pasado, explica El País.

El Partido Popular redactó que con esta enmienda se permite que se destine "el superávit obtenido en 2016 a financiar proyectos de inversión que puedan calificarse como financieramente sostenibles que no estén concluidos en el ejercicio 2017 y respecto de los cuales al menos esté autorizado el gasto, pudiendo comprometerse éste y reconocerse la obligación en 2018".

Los poco más de 8.100 Ayuntamientos repartidos en todo el país, las diputaciones provinciales y las demás entidades locales se habían trazado su objetivo de déficit público al 0% para el 2016. Lo lograron sin mayores complicaciones y su superávit quedó en casi 7.000 millones, que equivale al 0.65% del PIB. Y lo lograron aplicando la regla de gasto, incluida en la Ley de Estabildiad Presupuestaria, una norma que junta las cuentas de las administraciones públicas. Esta norma bloquea el aumento de gastos por encima del crecimiento potencial de la economía. Forzados a contener sus gastos y aumentar sus ingresos por una alta recaudación del IBI y de los recursos del sistema de financiación se cataliza el superávit, explica el mismo medio.

El texto de la enmienda también recuerda que hasta el momento los Ayuntamientos eran capaces de financiar proyectos de inversión fueran sostenibles en el sentido estrictamente financiero, es decir que no aumenten los costes fijos y que su coste sea garantizado. El partido oficial avisa que "el gasto debía estar autorizado y comprometido en el ejercicio de aplicación del superávit". Pero estos Presupuestos Generales del Estado se aprueba seis meses después de la fecha original debido a la crisis política del año pasado, "la prórroga de la regla especial del destino del superávit podría carecer de operatividad si se exigiese que en 2017 se realizasen las fases del procedimiento de ejecución del gasto de autorización y disposición o compromiso, siendo necesario no requerir el desarrollo de esta última en el mismo ejercicio".

En otras palabras, ya que los Presupuestos llegan tarde se autoriza a los Ayuntamientos a que inviertan parte del superávit del año pasado en proyectos que todavía no hayan visto la luz previamente puesto que los municipios aprobaron sus cuentas en el mejor de los casos sin estar al tanto de los detalles de los Presupuestos Generales del Estado de este año que siguen pendientes de ser aprobados, algo que obviamente impide que se conozca la cantidad de recursos con que contarán para este ejercicio.

Los ayuntamientos podrán reinvertir el superávit del ejercicio anterior
Comentarios