Así es como deberíamos invertir, según Warren Buffett

Warren Buffet. / ValueWalk
Warren Buffet. / ValueWalk

Cuando se acercó a Geico con el interés de invertir en ella, aprendió de primera mano sobre el negocio de las aseguradoras y en particular sobre la ventaja competitiva que tenía la empresa.

Así es como deberíamos invertir, según Warren Buffett

Warren Buffett es uno de los más exitosos inversionistas de todos los tiempos. Está al frente de Berkshire Hathaway, una sociedad dueña de más de 60 compañías, entre las que se encuentan la aseguradora Geico y la empresa fabricante de baterías Duracell. En el listado de billonarios de la revista Forbes aparece en el segundo lugar, superado solo por Bill Gates. Su espíritu filantrópico es bien conocido, pues hasta la fecha ha donado alrededor de 32.000 millones de dólares a obras de caridad. Estas credenciales deberían ser más que suficientes para seguir sus consejos a la hora de invertir.

En un reciente artículo de la mencionada revista, Warren Buffett narra cómo empezó a interesarse en las inversiones. Según cuenta, cuando tenía once años ya había leído todos los libros que pudo encontrar sobre esta materia en la biblioteca pública de su natal Omaha. Luego, ya en la Universidad de Nebraska, compró el libro que se convirtió en su mayor influencia durante su carrera como inversionista: El Inversor Inteligente, de Benjamin Graham. Su primer mentor fueron los libros, que a nosotros nos podrían ser útiles como guía. Pero para empezar a hacer nuestras primeras inversiones podríamos mejor descargar MetaTrader 4, si nuestra intención fuera hacer transacciones en línea, o recurrir a un corredor de bolsa, si quisiéramos comprar acciones.

La filosofía para invertir de Warren se basa en encontrar un buen negocio, que se pueda entender qué es lo que lo hace bueno, que tenga una ventaja competitiva y que sea administrado por personas capaces y honestas. Por supuesto, también tiene que estar disponible a un precio razonable. La idea no es venderlo, sino hacer una inversión a largo plazo de la que se pueda ganar dinero a diez, veinte o más años. Lo siguiente es asegurarse de contar con un equipo administrativo en el que se pueda confiar.

Una de sus inversiones favoritas, y que según él encarna esta filosofía, es Geico. Cuando se acercó a la compañía con el interés de invertir en ella, aprendió de primera mano sobre el negocio de las aseguradoras y en particular sobre la ventaja competitiva que tenía la empresa. En aquel entonces solo tenía veinte años.

Cuando Berkshire Hathaway se hizo al control de la compañía en 1995, esta tenía aproximadamente un 2 por ciento de participación en el mercado. Hoy, esa cuota alcanza el 12 por ciento y la aseguradora le ahorra al público estadounidense unos 4.000 millones de dólares al año, pues la empresa tiene la capacidad de ofrecer un producto más barato a sus clientes.

Pero al final, según Buffett, la mejor inversión es la que se hace en uno mismo. En este sentido, le recomienda a la gente trabajar en sus debilidades. A él, por ejemplo, le aterraba hablar en público cuando era joven y decidió tomar un seminario, que terminó cambiandole la vida. Esta nueva habilidad lo llenó de confianza, tanto que le pidió matrimonio a su esposa sin haber terminado el curso. Su nueva confianza también le ayudó a vender acciones en Omaha, pese a que tenía apenas 21 años y que aparentaba ser aún más joven.

Finalmente, Warren Buffett dice que nadie nos puede quitar lo que invertimos en nosotros mismos y que todos tenemos mucho potencial sin aprovechar. Una persona puede aumentar bastante su potencial si mejora sus talentos y nadie le cobrará impuestos por ellos, ni la inflación los devaluará: los tendrá por el resto de su vida.

Así es como deberíamos invertir, según Warren Buffett