Alarmante incremento en España de estafas en las páginas web de empleo

Internet y el desempleo han facilitado la aparición de numerosos timadores con ofertas de trabajo falsas. Por eso mismo conviene tener mucho cuidado con la gestión de este tipo de situaciones.
Alarmante incremento en España de estafas en las páginas web de empleo

pantallas

La Policía advierte de que nunca se envíe dinero a quién te lo pide por adelantado para empezar a trabajar, ya sea en casa o en el extranjero /  Olga Díez via Compfight

“Quiere ganar un dinero extra desde casa dedicando sólo unas horas al día”, “dispone de tiempo libre y conexión a internet y quiere aumentar sus ingresos” . Estas son solamente algunas de las fórmulas que utilizan los nuevos estafadores de la crisis para captar la atención de desempleados en las páginas de búsqueda de trabajo que inundan la red.  En los últimos dos años se han multiplicado las estafas por este método a personas que intentan encontrar un puesto de trabajo, según advierte la Policía Nacional.

El método es fácil: colocar en las páginas de empleo un anuncio de estas características que resulta demasiado atractivo a la vista de la persona que no tiene trabajo  y pocos ingresos.  Una vez se contacta con ellos empiezan las dudas pero con que contesten tres de cada diez  ya les ha merecido la pena. Bajo el pretexto de la necesidad de una supuesta garantía para confirmar que realmente está interesado en el puesto de trabajo y de su seriedad con el mismo, le piden que ingrese una cantidad de dinero que puede ir desde 5 a 20 ó 30 euros en una cuenta  como depósito por el material que va a recibir en su casa para empezar a trabajar. Ensobrar, montar bolígrafos, sellar cartas…. Una tarea relativamente fácil por la que recibirá un dinero en base a su actividad, cuanto más trabaje más ingresos obtendrá. Sin embargo, una vez que se realiza ese ingreso de depósito se acabó el trabajo y todas esas ilusiones se esfuman igual que llegaron, eso sí, con diez o  veinte euros menos en el bolsillo que, por desgracia, en muchos casos significa la comida de un par de días.

La Policía advierte de que nunca se envíe dinero a quién te lo pide por adelantado para empezar a trabajar, ya sea en casa o en el extranjero. En este segundo caso las peticiones de dinero suelen ser supuestamente para pagar las gestiones de papeleo y contratos en otros países y lo solicitan a través de entidades como Western Union.

En el momento en que te solicitan dinero hay que comenzar a sospechar de esa maravillosa oferta que parece hecha a medida para nosotros y nuestras necesidades. Otra cosa que hace saltar las alertas de que estamos ante una posible estafa es cuando nos envían una carta por mail, en respuesta al nuestro, escrita en un castellano casi ininteligible. ¿Por qué ocurre esto? Sencillo, estamos ante una red de estafadores internacionales que no hablan castellano y la traducen de sus idiomas de origen. Desconocen el idioma y por eso nos encontramos con frases como “usted es la persona adecuada para nuestro laboro”. Ese pequeño detalle que nos hace incluso reír cuando la leemos es el indicador de que nos van a timar.

Si investigamos la IP procedente del mensaje podremos encontrarnos con sorpresas como que esa persona que supuestamente nos escribe desde Inglaterra, Alemania, Francia…. en realidad está en Mali, Guinea, Filipinas , etc… Esto es lo que hace la Policía cuando se acude a denunciar  que hemos enviado dinero a una determinada cuenta para que nos gestionaran unos papeles para ir a trabajar  a Alemania o al Reino Unido y del que nunca más supimos nada.

La otra fórmula de timo que está triunfando en la red es la de abrir anuncios de publicidad que te envían a tu correo electrónico. Te pagan por cada anuncio que abras unos céntimos, sólo los que recibas desde su servidor  y los pagos se realizan a partir de cierta cantidad que hayas alcanzado. Cantidades mínimas como 70 euros o 90 euros alcanzadas son suficientes para recibir el primer chequel. Sin embargo, los anuncios que recibes y que clickas nunca te permitirán llegar a estas cantidades. Ellos los gestionan y, por tanto, descubres que te envían los justos para evitar que llegues a la cantidad mínima necesaria para poder cobrar.

En definitiva, si algo parece demasiado bueno para ser cierto posiblemente lo sea. Esta es la frase favorita de los timadores que en estos tiempos de crisis se aprovechan de la necesidad y desesperación, en algunos casos, de  muchas personas sin trabajo y sin ingresos.  Por este motivo nunca envíen dinero a quien les ofrece un trabajo porque se quedarán sin el dinero y, por supuesto, sin el trabajo.

Alarmante incremento en España de estafas en las páginas web de empleo
Comentarios