El triunfo de Portugal y las lágrimas de Cristiano unen al madridismo más casposo

Madridistas animando a Portugal. / Captura AS Tv
Madridistas animando a Portugal. / Captura AS Tv

Tras la eliminación de España en la Eurocopa, los merengues se quitaron las caretas para hacer lo que realmente les pedía el cuerpo: animar a su querido Cristiano Ronaldo.

El triunfo de Portugal y las lágrimas de Cristiano unen al madridismo más casposo

Lo que durante la Eurocopa de Francia 2016 no consiguió la España de Del Bosque lo ha conseguido la Portugal de la flor en el culo de Cristiano Ronaldo: unir al madridismo más rancio y casposo, ese madridismo que todos los días se alimenta con la alfalfa que puntualmente le suministran los palanganeros de Florentino Pérez desde las portadas y los editoriales de los medios de comunicación.

Si en Merenguilandia afilaron los cuchillos para descabellar a Del Bosque el día que comunicó la lista de 23 jugadores que formaron la selección española por no haber incluido a Isco, el seleccionador portugués no recibió ninguna crítica ya que convocó al 100% de portugueses que juegan en el Real Madrid. Y eso que el Marqués se llevó a Francia, sin méritos reconocidos durante la temporada, a un Sergio Ramos que está para partido de homenaje y que se había borrado en un par de convocatorias anteriores alegando extrañas lesiones, y a un tal Lucas Vázquez, inquilino del banquillo merengue y conocido como la versión 2.0 de Munitis.

Ya durante la fase de grupos a Don Vicente le atizaron por repetir el once titular y por (presuntamente) gestionar mal los cambios, mientras que se jaleaba el pase de Portugal a octavos de final tras tres partidos bochornosos ante tres selecciones de chichinabo como Islandia, Austria y Hungría. Sin embargo, la peor no-decisión que tomó el seleccionador, como fue permitir que Sergio Ramos lanzase un penalti decisivo contra Croacia, fue disculpada con los socorridos soniquetes de que “solo falla quien lo lanza” o “hay que ser muy bien valiente para lanzarlo”. Conviene recordar que el fallo de ese penalti condenó a España al lado complicado del cuadro de eliminatorias.

A partir de ahí, y tras la eliminación de la selección española tras jugar un mal partido ante Italia, los merengues se quitaron las caretas y se lanzaron a apoyar a Portugal. Incluso los que están todos los días repartiendo los carnets de españoles buenos y malos no tuvieron ni el más mínimo reparo en embutirse en camisetas de mercadillo con el ‘7’ de su idolatrado Cristiano Ronaldo – tampoco era cosa de gastarse pasta en modelo oficial – para celebrar los triunfos de una selección extranjera.

Y así, como ya adelantó en la década de los 80 el grupo Siniestro Total con el título de su disco “Menos mal que nos queda Portugal”, el madridismo con olor a naftalina se apunta esta temporada un nuevo título con la Eurocopa ganada por nuestros vecinos (ayer escuchando la bochornosa retransmisión de Telecinco parecía que Francia limitase con Laos y Vietnam), que seguro que sumarán a la Champions conseguida en el conocido como el atraco de Milán y al fallo del penalti de Messi que dejó a Argentina sin Copa América. @Bajarlaalpasto

>Este artículo también está publicado en el blog www.bajarlaalpasto.com

 

El triunfo de Portugal y las lágrimas de Cristiano unen al madridismo más casposo
Comentarios