Resurrección en Vallecas

Koke Resurrección en la acción del gol de Atlético en Vallecas. / Foto: atleticodemadrid.com
Koke Resurrección en la acción del gol de Atlético en Vallecas. / Foto: atleticodemadrid.com

El capitán del Atlético de Madrid, Koke Resurrección, marcó el único tanto del encuentro que dio la victoria a los rojiblancos en Vallecas. Los de Simeone acabaron sufriendo los últimos minutos con un jugador menos.

Resurrección en Vallecas

Duelo de dinámicas diferentes. Se enfrentaban en Vallecas dos equipos madrileños con rachas muy dispares. Llegaba el Atlético tras eliminar al United en los octavos de Champions y buscando su quinta victoria consecutiva en liga. Por su parte los de Iraola buscaban un triunfo que se les lleva escapando en casa desde hace tres meses.

Inicio combativo. Comenzó el encuentro disputado, luchado y muy competido. Todo lo que siempre le exige Vallecas a sus jugadores. Sin concretarse nada en las áreas, las ocasiones se sucedieron por parte de los dos equipos. Inicialmente fue Griezmann en el 2 de partido, a pase de Koke, el que tenía la primera ocasión del encuentro y que Dimitrievski mandaba a córner. Contestó Bebé en una jugada individual pero su disparo se marchó lejos de la portería de Oblak. Fue Antoine Griezmann el que volvió a tener un balón franco en el área que le dejaba Joao Félix y que el francés mandaba inexplicablemente fuera. Nos fuimos al descanso con muy pocas ocasiones por parte de los dos equipos, con mucho juego en el centro del campo y muy poco en las áreas.

Segunda mitad, gol y poco más. No les dio casi tiempo a sentarse en las gradas a los aficionados en la vuelta de los vestuarios y el Atlético lograba el único tanto del encuentro. Una pared entre Koke y Joao Félix, en la que el vallecano remataba por debajo de las piernas de Mario Suárez y el esférico se colaba en la portería de Dimitrievski por el palo largo. 

Griezmann volvió a tenerla en el 57 pero se topó con el meta vallecano. Partido aciago para el francés de cara a portería, pero siempre colaborativo en tareas defensivas. En el 59 la tuvo Mario Suárez, un ex del Atlético, con un disparo dentro del área que adivinó Oblak a la perfección.

Griezmann y Koke celebran el tanto del Atlético en Vallecas. / Foto: atleticodemadrid.com
Griezmann y Koke celebran el tanto del Atlético en Vallecas. / Foto: atleticodemadrid.com

 A partir de ese momento el conjunto del Cholo Simeone volvió a ser el de antes, el de siempre con este entrenador. Dio dos pasos hacia atrás y cedió la posesión, y por consiguiente las ocasiones, a un Rayo que lo intentó con todo lo que tenía pero sin éxito.

A la hora de partido los entrenadores decidieron hacer cambios en sus respectivos equipos. Simeone buscaba resguardar el resultado protegiendo la medular mientras que Iraola metía más pólvora en su ataque. Las sustituciones no ayudaron a los rojiblancos y propiciaron que se fuesen encerrando en su portería cada vez más.

La ocasión más clara de los rayistas estuvo en los pies de Nteka, que mandaba a las nubes un buen centro al segundo palo de Oscar Valentín en el 78 de partido. Cinco minutos después los de Simeone se quedaban con un jugador menos por las protestas de Correa al colegiado, después de un lance del juego que acababa en falta del argentino. El rosarino dejaba a su equipo con uno menos en la recta final de partido y con un Rayo volcado en la portería rival. No gozó de ocasiones claras el conjunto de Iraola para poder empatar el encuentro, solo un disparo desde fuera del área de Balliu en una salida de un córner, que detenía Oblak con facilidad.

Joao Félix y Correa, las dos caras de la moneda. Al portugués se le está viendo cada vez más involucrado en el equipo y dando lo mejor de él en cada encuentro. En Vallecas jugó de maravilla entre líneas, cayendo a banda y filtrando balones a un errático Antoine Griezmann. Por su parte el argentino no aportó nada positivo desde su salida al terreno de juego y acabó expulsado en una acción impropia de un profesional.

Joao Félix conduciendo un balón en Vallecas. / Foto: atleticodemadrid.com
Joao Félix conduciendo un balón en Vallecas. / Foto: atleticodemadrid.com

Con esta victoria, el Atlético se sitúa tercero en La Liga a la espera de la actuación del Barcelona en el Clásico. Su próximo enfrentamiento será en casa frente al Alavés, después del parón de selecciones, el sábado 2 de abril a las 21:00h. Por su parte el Rayo sigue sin conseguir una victoria en liga desde el año pasado y volverá del parón buscando los puntos que le den la salvación matemática y la tranquilidad en la competición de la regularidad. Le tocará viajar a Granada para enfrentarse al conjunto nazarí el domingo 3 de abril a las 18:30h. @mundiario 

Resurrección en Vallecas
Comentarios