Polémica en la natación: piden excluir a la deportista transgénero Lia Thomas

Lia Thomas, nadadora estadounidense. Universidad de Pensilvania.
Lia Thomas, nadadora estadounidense. / Universidad de Pensilvania.

Más de 16 nadadoras del equipo femenino de la Universidad de Pensilvania enviaron una carta a la Ivy League para solicitar su exclusión por "poseer biológicamente ventajas atléticas".

Polémica en la natación: piden excluir a la deportista transgénero Lia Thomas

Lía Thomas es una nadadora de 22 años que ha dado mucho de qué hablar en Estados Unidos. Sus récords han sido impresionantes en la liga que está: la Ivy League, la conferencia deportiva de la NCAA compuesta por ocho universidades privadas del nordeste del país. Sin embargo, el talento no ha sido lo único que ha desencadenado una ola de reacciones en su contra, sino que ya parte del equipo comienza a criticar a las autoridades de la natación por elegirla para las competencias.

La polémica surge debido a que Thomas, que hasta 2019 compitió como hombre, cambió de sexo y ha cumplido con un tratamiento de 12 meses para suprimir la testosterona, desde noviembre de 2021 volvió para competir con mujeres. Sus compañeras de equipo, que han manifestado su apoyo a la transición de la deportista, ahora insisten en que debe quedar excluida de las competencias porque posee "ventajas biológicas".

Carta a la Ivy League

Es por ello que miembros del equipo femenino de natación de la Universidad de Pensilvania han enviado una carta a la escuela y a las autoridades de la Ivy League solicitando la exclusión de su compañera del equipo.

Las 16 miembros que participaron en esta misiva -que prefirieron no dar sus nombres- han pedido a las autoridades que no se emprendan acciones legales contra la NCAA, en caso de que esta llegara a adoptar una política que prohíba la elegibilidad de Thomas, lo que le impediría competir, porque a su parecer la joven estaría quitándole “oportunidades competitivas” a otros miembros del equipo.

“La valoramos como persona, compañera de equipo y amiga”, exponen las firmantes en la carta, en la que posteriormente mencionan todos los reproches sobre su participación en competencias. Para las nadadoras, es necesario que primero sea aplicada la normativa de la federación de natación, por la que el máximo de nanomoles (medida de la cantidad de una sustancia), por litro de sangre es 5, pero el COI permite a mujeres trans por debajo de diez nanomoles.

 

Las nadadoras temen represalias

Se ha confirmado además que fue Nancy Hogshead-Makar, exnadadora olímpica, quien escribió la carta en nombre de los miembros del equipo de Pensilvania, pues las jóvenes temen "que las autoridades del deporte tomen represalias", según han comentado la exdeportista. Así, las atletas insisten en que no puede salir públicamente a hablar del tema por lo que pueda desencadenarse después.

“Lo que más les preocupa es que la dirección se centre en Lia y no en los otros 40 miembros del equipo”, agregó Hogshead y a su vez indicó que varios padres de la liga han mostrado preocupación por la situación.

En el comunicado, las jóvenes han insistido en que la decisión levantar la voz contra la participación de Lia no es en contra de la atleta, ni tampoco en su cambio de sexo. “Apoyamos plenamente a Lia Thomas en su decisión de hacer la transición de hombre a mujer. Lia tiene todo el derecho a vivir su vida con autenticidad, pero también reconocemos que, cuando se trata de una competición deportiva, la biología del sexo es una cuestión distinta de la identidad de género de alguien. Biológicamente, Lia tiene una ventaja injusta en la categoría femenina, como lo demuestra su clasificación, que ha pasado del número 462 como hombre al número 1 como mujer”, aseguran en la misiva.

Hasta el momento, las autoridades y representantes de la liga de natación no se han pronunciado a pesar de haber recibido algunas acusaciones de parte de las 16 jóvenes que no quisieron identificarse por sentirse amenazadas si compartían su opinión. "Se nos ha dicho que si hablamos en contra de su inclusión en las competiciones femeninas, seríamos eliminadas del equipo o que nunca tendríamos trabajo”, sentenciaron.

 

Michael Phelps: “No sé a dónde va a parar esto".

El nadador estadounidense Michael Phelps, el atleta olímpico más condecorado de la historia, también se ha pronunciado sobre el caso de Lia Thomas, que divide al deportes en EE UU. “Todos deberíamos sentirnos cómodos con quienes somos en nuestra propia piel, pero creo que todos los deportes deberían jugarse en igualdad de condiciones. Es muy complicado y este es mi deporte, este ha sido mi deporte durante toda mi carrera y, sinceramente, lo único que me encantaría es que todos pudieran competir en igualdad de condiciones, esto es una situación muy compleja”. @mundiario

Polémica en la natación: piden excluir a la deportista transgénero Lia Thomas
Comentarios