El peligro de jugar "con dos cojones"

Santiago Solari, entrenador del Real Madrid. / Real Madrid.
Santiago Solari, entrenador del Real Madrid. / Real Madrid.

Solari ha brindado su primera rueda de prensa como entrenador del Real Madrid y sorprendió al revelar la particular filosofía de juego que empleará, al menos, en su primer partido oficial. ¿Le bastará?

El peligro de jugar "con dos cojones"

Santiago Solari se ha estrenado como entrenador del Real Madrid. Tras el despido de Lopetegui, el técnico argentino ha dirigido este martes su primer entrenamiento al frente del conjunto merengue y luego ha pasado por la sala de prensa de Valdebebas para brindar su primer discurso como DT del primer equipo. El momento más esperado.

Solari, que estuvo algo evasivo y temeroso, habló de todo un poco: la salida de Lopetegui y el remazo del Madrid en el comunicado, su presunto cartel de entrenador provisional, quién y cuándo le anunciaron que sería el relevo del vasco. En general, despejó unas cuantas dudas, eso sí, intentando no pisar mucho el barro. Pero la verdad es que se le ha ido un poco de las manos.

El argentino explicó que se encontró con un "grupo dolido", al que llama "guerreros", pero con muchas "ganas de ganar otra vez", de volver a la senda del triunfo. Pero lo que más sorprendió de toda la rueda de prensa fue el momento en el que reveló la particular filosofía de juego que empleará, al menos, en su primer partido oficial.

"La idea es ir a Melilla y jugar con dos cojones", dijo Santiago Solari respecto al duelo de este miércoles contra la Unión Deportiva Melilla, por los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. El ex jugador del Atlético de Madrid –entre otros–, aseguró que "ese es mi primer objetivo". Un mensaje tan claro como contundente, que, digamos, perfila la idea de fútbol que el técnico rosarino tiene en mente.

Ahora, el peligro de jugar con "dos cojones", es que claramente no es un estilo de juego definido. Solari no ha transmitido prácticamente nada cuando fue cuestionado sobre su filosofía. A ver, que la garra, la entrega, luchar y "ponerle huevos" está bien. Son condimentos indispensables. Pero no lo son todo.

El discurso sería medianamente aceptable si se tratase de un equipo pequeño, que precisamente son los que suelen utilizar estos tipos de recursos para llevarse partidos –de hecho, lo vimos a comienzos de año cuando el Leganés (con todos los respetos para la afición pepinera) borró al Madrid de Copa–.

Se entiende que no haya tiempo para inventos. Hay que asumir y dar un paso al frente. Pero ha dejado bastante que desear.  Ya lo advertía en su día su compatriota baloncestista, Manu Ginóbili, quien remarcó la importancia de "jugar bien".

Lo que está claro es que Solari, hasta tanto le dure la alegría, está decidido –o eso parece– a demostrar que quiere reactivar el ánimo del plantel merengue, luego de la nefasta dinámica perdedora de las últimas semanas de Lopetegui: "Afrontamos el partido de Melilla con mucha ilusión, ganas y entrega. Estamos todos ilusionados con jugar ese partido", explicó el argentino. ¿Le bastará? @mundiario

El peligro de jugar "con dos cojones"
Comentarios