El médico personal de Diego Armando Maradona es imputado por homicidio culposo

Leopoldo Luque junto a Maradona tras la operación. Twitter.
Leopoldo Luque, médico, junto a Maradona. / Twitter.

La investigación por la muerte del 10 ha dado un giro de "averiguación de causales de muerte" a "homicidio culposo", luego de que tres hijas del astro declararan que hubo irregularidades en sus cuidados en los últimos días. La justicia argentina ha allanado el domicilio y el consultorio médico de Leopoldo Luque, el neurocirujano que operó al exfutbolista de un edema cerebral a comienzos de mes.

 

El médico personal de Diego Armando Maradona es imputado por homicidio culposo

Leopoldo Luque, el último médico personal de Diego Armando Maradona, es el primer imputado en el marco de la investigación por la muerte del astro argentino, que este fin de semana ha dado un giro: las autoridades argentinas han ordenado que la causa pase de "averiguación de causales de muerte" a "homicidio culposo". 

Un equipo de fiscales encabezado por el fiscal general de San Isidro (norte de Buenos Aires), John Broyad, ha ordenado allanar el domicilio y el consultorio de Luque, el neurocirujano que operó al exfutbolista de un hematoma subdural en la cabeza a comienzos de mes y era el principal responsable de su salud desde entonces.

La decisión de la justicia argentina llega luego de que Dalma, Giannina y Jana Maradona sembraran dudas sobre presuntas irregularidades en el tratamiento de Maradona en los días previos a su muerte. Las tres hijas reconocidas del Pelusa reclaman a la Justicia conocer cuáles fueron los medicamentos que se le administraron a Diego en sus últimas semanas de vida, especialmente desde que recibió el alta médica, por recomendación de Luque, tras ser operado en la Clínica de Olivos.

 

Leopoldo Luque visitó a Maradona el jueves 16 de noviembre en su casa para quitarle los puntos de la operación y, de acuerdo con uno de los enfermeros del exfutbolista, el encuentro terminó con una fuerte discusión: el ídolo argentino, que solía mostrarse reacio ante los médicos y asistentes de salud, incluso empujó violentamente al reconocido especialista. “Hablé con Diego el fin de semana y me dijo: ‘Me tienen acá encerrado, yo quiero salir’”, contó Hugo, uno de sus hermanos tras su muerte. 

Pero las hijas del argentino no son las únicas que defienden que la muerte del famoso podría ser consecuencia de una mala práctica médica. Alberto Cahe, el médico que atendió a Maradona durante 20 años, hasta 2005, aseguró que debido al cuadro de salud tan complejo que presentaba Diego, no debió haber recibido el alta médica después de haber sido operado de un edema cerebral. “Acaba de fallecer de una manera insólita, no se lo cuidó como correspondía”, denunció. “Tendría que haber permanecido en la clínica, no en una casa que no estaba preparada, o haber tenido un médico permanentemente en la habitación. No sé si era un hospital o un lugar de esparcimiento”, agregó.

La autopsia de Maradona

El resultado preliminar de la autopsia al cuerpo del exfutbolista confirmó que el 10 sufrió un infarto fulminante mientras dormía. De acuerdo con el informe presentado por seis médicos forenses oficiales y un perito contratado por la familia, el ídolo falleció el pasado miércoles al mediodía debido a una “insuficiencia cardíaca aguda, en un paciente con una miocardiopatía dilatada, insuficiencia cardíaca congestiva crónica que generó edema agudo de pulmón”.

El documento detalla que la última persona que vio a Maradona con vida fue su sobrino, Johny Espósito, el día martes a las 23 horas. El comunicado sostiene que en la propiedad se encontraban, junto a Espósito, el asistente de Diego (Maxi Pomargo), un empleado contratado para su seguridad física, una enfermera y una cocinera.

El psicólogo y la psiquiatra del futbolista lo encontraron sin signos vitales en su habitación, a las 11.30 horas del 25 de noviembre. “Se dirigieron hacia el fallecido, pero Diego Armando Maradona, que aparentaba estar dormido, no respondía, por lo que son convocados el sobrino y el asistente, quienes intentan despertarlo, y sin observar signos vitales, requieren la presencia de la enfermera y la psiquiatra, quienes le realizan maniobras de RCP infructuosas. Solicitan la presencia de ambulancias de distintas prestadoras y piden un médico en la guardia, concurriendo un médico cirujano vecino del barrio”, afirma el informe.

Maradona recibió ampollas de adrenalina y atropina por parte del médico clínico de la prestadora de servicio médico, quien terminó “constatando el deceso del causante”. La autopsia preliminar será completada en la semana con análisis toxicológicos para precisar si hubo consumo de medicamentos, drogas prohibidas o alcohol antes del deceso. @mundiario

El médico personal de Diego Armando Maradona es imputado por homicidio culposo
Comentarios