El Madrid insulta al Rayo y a todo el fútbol en una representación simplemente bochornosa

Rafa-Benitez1_opt
Rafael Benítez, perfil bueno. / Twitter

El Madrid roba el protagonismo con todas las armas disponibles a Barça, Rivera, Rajoy, Iglesias y Zetapedro, protagonizando a la perfección un robo nivel legendario ante el Rayo Vallecano. 

El Madrid insulta al Rayo y a todo el fútbol en una representación simplemente bochornosa

Salió el Real Madrid al antiguo Chamartín con la camiseta más blanca que nunca tras pasarse por la lavandería Barça que le limpió con detergente japonés el escudo que robó el año pasado en Marrakech, para volver a los vestuarios tras protagonizar uno de los episodios más negros vividos en un campo de fútbol desde siempre.

Tras ser destrozado en los despachos por el modesto Cádiz y humillado en el verde por Marcelino, el doce de Benítez - a cinco puntos del Atleti, y a cinco títulos del Barça -, no podía permitirse un nuevo fallo. Sin nada que perder ante la segura derrota, el Rayo Vallecano entró lanzado y se puso 1-2 en diez minutos, los mismos que llevaría al revulsivo blanco - el colegiado Iglesias Villanueva - poner al Madrid 12 contra 9, con dos rojas y un penaldo inexistente que ponían en ventaja al Real Madrid, y que ponían a Ronaldo por delante de Penev como jugador que más penalties ha lanzado en la historia de la Liga Florentino Pérez (53). Para hacernos una idea de lo profundamente asqueroso del arbitraje, en el minuto 30 al Rayo Vallecano, que había cometido cinco faltas, ya le habían enseñado 6 tarjetas.

Día para las superestrellas. Para Bale, que con espacios es temible (y que mejor que jugar contra nueve para encontrarlos) e hizo un poker antes de que Benítez le cambiara para que no marcase cinco, no fuera que Cristiano se enfadase. Mister Marruecos, activo por una tarde, no se quedó atrás anotando un doblete de los suyos basado básicamente en empujar uno y marcar otro de penalty inexistente. Benzema también marcó en tres ocasiones, y está vez no fue el número de teléfono de Valbuena. 

Uno a uno y hasta diez, la BBC agrandó su prestigio y sumaron nocturnidad y ensañamiento a la alevosía de Iglesias Villanueva, proporcionando a Benítez los números que necesita para su rueda de prensa post-partido y al mundo del fútbol una representación en directo de uno de los espectáculos más lamentables que se han visto en toda la historia de este deporte. Hasta podría decirse que Florentino parecía avergonzado en el palco si no fuera porque la vergüenza no es una de las cualidades que le adornan. Y Paco... en estos momentos es donde se ven los huevos de los que tanto presumes: en el segundo tiempo, ni se sale a jugar: eso son huevos y no defender con dos a la altura de la línea del medio campo. @SirDanielC 

>Este artículo también ha sido publicado en la web del autor www.bloggol.es 

 

 

 

El Madrid insulta al Rayo y a todo el fútbol en una representación simplemente bochornosa
Comentarios