La Liga sucumbe ante el poderío económico de la Premier

Españoles en la Premier League / Diario Marca
Españoles en la Premier League / Diario Marca

Los equipos de la liga española no pueden competir ante el potencial económico de una competición que lleva invertidos más de mil millones en este mercado de fichajes.

La Liga sucumbe ante el poderío económico de la Premier

El uno de julio se abría el mercado de fichajes. Como todos los veranos, empezaban ocho semanas cargadas de esperanza e ilusión. Los aficionados permanecían atentos a los movimientos de su equipo, esperando los fichajes de jugadores importantes o de un entrenador de renombre que diera un salto de calidad y permitiera objetivos mayores. “Este será nuestro año”, decían los más optimistas. “Volveremos a la senda de la victoria en nuestro estadio”, decían otros. El entusiasmos se apodera de los seguidores pero siempre hay alguien cauto, el típico amigo que espera su momento de gloria, en la sombra, y con un simple murmullo comenta: “Cuidado, aún queda mucho mercado y podemos perder a nuestro mejor jugador”

Esa frase, que provoca miradas amenazantes entre muchos aficionados, es la simple realidad. Equipos como el Celta, el Granada o el Deportivo pueden dar buena fe de ello. Perder a tu mejor jugador siempre es un palo muy duro pero hoy en día es algo que pasa con demasiada frecuencia. Lejos quedan aquellos años donde el enemigo estaba en casa, como quien dice. Los equipos modestos de nuestra liga veían como el Barcelona, el Valencia, el Sevilla, el Atlético o el Real Madrid fichaban a sus mejores jugadores sin poder hacer nada. Hoy en día, el verdadero oponente se encuentra lejos de nuestras fronteras. Ese enemigo es la Premier League.

La Premier llega invertidos 1.087 millones en fichajes frente a los 418 que lleva la liga española

El potencial económico de la liga inglesa es sobradamente superior al de la liga española. Equipos recién ascendidos como el Middlesbrough llevan gastados 25 millones de euros, fichando jugadores de la talla de Álvaro Negredo. En España, sería impensable que un jugador internacional de la talla de Negredo jugara en el Leganés, básicamente porque no se lo puede permitir. Mismo el Swansea, un equipo de media tabla, acaba de pagar 18 millones de euros por uno de los máximos goleadores de la temporada pasada, Borja Bastón. El reparto televisivo de la Premier permite esto, lo que provoca que lleven invertidos hasta el momento 1.087 millones de euros en fichajes, frente a los 418 que lleva la Liga Santander. Si quitáramos los fichajes hechos por los cuatro grandes de España, el dato sería aún más sangrante.

Esta temporada dos equipos históricos de La Liga han perdido a sus estrellas, pero no fueron los únicos. El Celta vendió a Nolito por 18 millones al Manchester City y el Deportivo de la Coruña a Lucas Pérez por 20 millones al Arsenal de Arsène Wenger. Da igual que te cierres en banda e intentes rechazar las ofertas como hizo el Deportivo. El Arsenal quería pagar la cláusula del delantero blanquiazul en dos plazos y el Depor se negó, esperando que esto obligara al Arsenal a replantearse su contratación. Lejos de que eso ocurriera, en menos de una hora, el acuerdo estaba cerrado. Los veinte millones al contado, sin problema. Porque se lo pueden permitir.

Ya no solo los equipos modestos sufren el acoso de la Premier. Otros equipos, como el Villareal, ya han visto como perdían a jugadores importantes sin poder hacer nada. Cifras escandalosas, como pagar 38 millones por el fichaje del central Bailly, son el ejemplo más claro. Las marchas de Mata y Silva del Valencia, la de Diego Costa del Atlético, la de Alexis Sánchez del Barcelona o la del Mesut Özil del Real Madrid muestran que a día de hoy, la Liga esta a años luz del potencial económico de la Premier League.

La Liga sucumbe ante el poderío económico de la Premier
Comentarios