La crisis deportiva e institucional del Barça se intensifica con la destitución de Xavi

Xavi Hernández, entrenador del Barça. / @fcbarcelona
Xavi Hernández, entrenador del Barça. / @fcbarcelona
Joan Laporta ha dicho basta tras las declaraciones del técnico la semana pasada, lo que ha resultado en su adiós. Hansi Flick sería el elegido.
La crisis deportiva e institucional del Barça se intensifica con la destitución de Xavi

Xavi Hernández ya no seguirá al mando del banquillo del FC Barcelona. Como lo había adelantado MUNDIARIO, haciéndose eco de las informaciones que surgían día a día de la prensa catalana, oficialmente el egarense fue despedido por Joan Laporta, tras unas declaraciones en las que exponía la delicada situación económica del club y cómo esta era una losa muy pesada de llevar a la hora de competir tanto en España como en Europa.

En esta ocasión, el presidente no tuvo dudas. Él mismo había advertido, meses atrás, que con los resultados que había cosechado el equipo durante la actual temporada, a otro entrenador lo habría fulminado en el acto. El respeto y la veneración que existen en Can Barça en torno a Xavi y su figura lo salvaron varias veces, pero esta vez no fue así.

Ni su pasado glorioso como jugador ni los dos títulos que ganó como entrenador en el club de sus amores impidieron que estas declaraciones acabaran con su ciclo, que comenzó el 6 de noviembre de 2021 como reemplazo de Ronald Koeman.

La salida de Xavi marca un punto de inflexión en la historia reciente del FC Barcelona. Bajo su liderazgo, el equipo intentó recuperar el estilo de juego que tanto éxito le había dado en el pasado, pero los resultados no acompañaron. Aunque logró ganar dos títulos, las expectativas de la directiva y de la afición eran mucho más altas, especialmente en competiciones europeas. La presión económica y la necesidad de resultados inmediatos terminaron pesando más que la paciencia y el proyecto a largo plazo que representaba Xavi.

Ahora toca aguardar lo que ocurrirá después de esta decisión de Joan Laporta, que con toda seguridad derivará en el arribo de Hansi Flick. El alemán, recordado por ser el arquitecto del Bayern Múnich del sextete, tiene todas las papeletas para llegar en breve. Su llegada supondrá un cambio de rumbo en la estrategia del club, buscando quizás un enfoque más pragmático que permita competir codo a codo con los mejores pese a las restricciones económicas.

Sin embargo, su pasado reciente despierta muchas dudas, ya que su desempeño como seleccionador de Alemania dejó mucho que desear, como lo demuestra la pobre participación de Die Mannschaft en el Mundial de Qatar 2022 y los resultados negativos cosechados durante su trayectoria, que culminaron en un despido fulminante tras el 1-4 sufrido en un amistoso ante Japón en 2023.

Este historial reciente genera incertidumbre entre los seguidores del Barça, que esperan que Flick pueda replicar el éxito que tuvo con el Bayern, que incluyeron la goleada histórica en contra del propio equipo azulgrana en los cuartos de la Champions League de la temporada 2019-20, en lugar de repetir los fracasos con la selección alemana. @mundiario

Comentarios