Una derrota deportiva y económica

Laporta, presidente del Barcelona. / Diario Navarro
Laporta, presidente del Barcelona. / Diario Navarro
La eliminación en cuartos de final del Barcelona deja muchas lagunas económicas de cara a la temporada que viene.
Una derrota deportiva y económica

Viendo el partido que se había hecho en París, pocos azulgranas esperaban la debacle de su equipo en Montjuic y la correspondiente eliminación de una Champions en la que ya se veían en semifinales.

Otro año más al Barça le vuelve a pasar lo mismo, vuelve a salir cruz en la moneda. Lo peor es que esta desgracia no solo afecta deportivamente al club, sino que el mayor varapalo es a nivel económico.

La eliminación de la Liga de Campeones esta misma semana trae de “regalo” varios daños tanto en lo económico como en lo deportivo. Uno de ellos es la no participación en el Mundial de Clubes de 2025, donde sí estarán Real Madrid y Atlético como representantes españoles, y donde los culés dejarán de ganar como mínimo unos 50 millones de euros.

Champions. La eliminación contra el Paris Saint-Germain le ha costado al conjunto culé dejar de ganar casi 15 millones de euros, y todo esto sin contar si se pasase de semifinales. El Barcelona, en menos de una semana, acaba de dejar de ganar en torno a 70 millones de euros, y todo sin contar los contratos con patrocinadores.

Otra cruz más. Una de las ideas de la directiva de Joan Laporta era romper su contrato con Nike para poder firmar una gran mejora económica con otro gigante del textil deportivo, o incluso sacar una firma propia. El problema radicó en que un Juzgado de lo Mercantil de Barcelona es contundente con las medidas cautelares y deja claro que el contrato es de obligado cumplimiento y que, por tanto, el Barcelona tendrá que seguir vistiendo con Nike hasta 2028. Desde el club azulgrana intentarán mejorar el contrato actual, el cual se piensa desde Can Barça que está desfasado y no es justo con la masa social que mueve el conjunto culé. @mundiario

Comentarios