Dembélé, el culpable del fichaje frustrado de Memphis Depay

Ousmane Dembélé y Memphis Depay, futbolistas. / RRSS.
Ousmane Dembélé y Memphis Depay, futbolistas. / RRSS.

El francés ha decidido quedarse en Can Barça impidiendo así el fichaje del holandés, que ya tenía un acuerdo con el club catalán pero estaba condicionado a la salida del galo. Un desenlace insatisfactorio especialmente para Koeman, que quería contar con el atacante del Lyon.

Dembélé, el culpable del fichaje frustrado de Memphis Depay

Ousmane Dembélé cerró la puerta a Memphis Depay. Luego de un cierre de mercado frenético como el que se vivió la jornada de ayer, el culebrón ha llegado a su fin: el delantero francés no se mueve del Barça y, de esta manera, impide el fichaje del holandés, que ya tenía un acuerdo verbal como el club catalán desde hace semanas pero estaba condicionado por la salida del extremo galo.

El desenlace del culebrón ha sido especialmente insatisfactorio para Ronald Koeman, que soñaba con tener entre sus filas al atacante del Lyon: "Nosotros queremos que venga al Barcelona y él también quiere", señaló el entrenador en una entrevista reciente con la televisión público holandesa NOS, en la que se rindió en elogios hacia el futbolista: "Es un jugador excelente. Tiene fuerza, aguanta bien la pelota, gana sus duelos y un rendimiento alto", agregó el estratega culé.

Dembélé cerró la puerta a Depay

Todo indicaba que el Manchester United sería el nuevo destino de Ousmane Dembélé. Los diablos rojos no lograron firmar a Jadon Sancho, su objetivo principal, y se lanzaron a por el francés jugando todas sus cartas para hacerse con sus servicios. De hecho, Mundo Deportivo había informado que Paul Pogba intentó convencer a su compatriota del Barça para fichar por los diablos rojos.

Una de las necesidades del FC Barcelona pasaba por aligerar la masa salarial y tras las salidas de Suárez, Vidal y Rakitic -futbolistas con fichas elevadas- el siguiente en la lista no era otro que El Mosquito, que también tiene un salario considerablemente alto. En este sentido, el United ofreció al conjunto culé una cesión remunerada, lo que hubiera sido una operación similar al préstamo de Coutinho al Bayern la pasada temporada, cuando los bávaros pagaron 8,5 millones de euros y asumieron la totalidad de su ficha, tal y como indica la citada fuente.

Sin embargo, la última palabra la tuvo Dembélé. El francés era la llave para el fichaje de Depay, como el mismo Koeman reconoció en la entrevista con NOS, aunque sin dar nombres: "Debido a la situación financiera del club, especialmente debido al control de la federación, es evidente que un jugador debe irse antes de que otro pueda venir". El galo, no obstante, decidió quedarse en el Camp Nou, incluso sabiendo que no tiene la confianza absoluta del entrenador.

De hecho, el propio Koeman reconoció públicamente que Ansu Fati está por delante de Dembélé. Es más, Trincao también parece estar un escalón por encima del francés, ya que en el duelo ante el Sevilla el entrenador holandés apostó por el joven portugués antes que darle galones al ex del Borussia Dortmund. Los mensajes y las intenciones, pues, del técnico culé son claras. Con todo, el galo ha decidido permanecer en el Camp Nou.

A Dembélé se le acaba el tiempo

Así las cosas, Depay no será azulgrana al menos en la presente temporada. Al capitán del Lyon le queda un año de contrato, por lo cual el Barcelona podría ficharle a coste cero el próximo verano. Por su parte, Dembélé afronta su cuarta temporada como culé, aunque el margen se le está agotando. Si las lesiones le respetan, este debe ser el año de reivindicación del francés. @mundiario

Dembélé, el culpable del fichaje frustrado de Memphis Depay
Comentarios