La cantera y la cartera salvan milagrosamente al Real Madrid en Mestalla (2-2)

Screen Shot 2016-01-04 at 12_opt
Fuera de juego de Bale en el segundo gol del Real Madrid en Mestalla. / RRSS

Negredo y el árbitro, con un gol de Bale en fuera de juego, impiden la victoria del Valencia y mantienen al Real Madrid en la lucha por la Champions.

La cantera y la cartera salvan milagrosamente al Real Madrid en Mestalla (2-2)

Inexplicablemente, y pese a los tres anillos de seguridad esperaban al Real Madrid en Mestalla tras los últimos atracos a mano armada perpetrados por el ejercito del Visir de Chamartín ante Rayo Vallecano y Real Sociedad, se colaron los blancos en el estadio valencianista encabezados por un Pepe que ya minuto 5 dio muestras de su peligrosidad al cometer un penalty de libro sobre Paco Alcácer con clavada de tacos en la cabeza incluida, que el árbitro - camuflado en el calentamiento con la casaca del Real Madrid -, vio, pero no pitó. No tuvo tanta suerte James, secuestrado por un Rafa Benítez mucho más vivo que la Policía Nacional, evitando que pudiera formar parte del doce titular. Gran recibimiento de la afición valencianista al entrenador blanco, no se sabe si porque quieren que se quede en Madrid o porque tienen claro que hasta Benítez es mejor que Neville.

Se esperaba en la ciudad del Turia a un Real Madrid lanzado a recortar distancias con el Barcelona, que había cedido un empate el día anterior ante el filial catalán del conjunto blanco. Y las cosas se pusieron muy de cara, cuando Benzema finalizaba con un tiro ajustado al palo un pase de Cristiano Ronaldo, en la que iba a ser la única aparición del portugués en todo el partido, exceptuando los piscinazos habituales. Esta vez no hubo ni intento de chilena, y hasta le dejó una falta a Bale. A la altura de Pepe y Danilo. Larga vida a Jorge Mendes.

Pese a todo, un Valencia muy malo fue capaz de recomponerse con varias ocasiones de peligro que finalmente materializó tras una contra en tiempo añadido precedida por una reclamación de penaldo a Bale en área valencianista, que evidentemente no fue, ya que si no habríamos visto diecisiete repeticiones. André Gomes rompió la cintura a Pepe, que a su vez trató de romperle la pierna. Al ser todo esto en el área de castigo y al apreciarse incluso en la distancia la bota de Pepe tatuada en los isquios del pupilo de Mendes, el trencilla no tuvo más remedio que señalar penalty, que convirtió Parejo no sin provocar varios infartos, ya que es bien conocido su pasado blanco y su peligrosidad ilimitada.

Tenía que ganar el Madrid, pero un Benítez como si se tratase de un juez cualquiera o quizá en busca de su indemnización por despido llamó al banquillo a Benzema, sin duda el mejor del Madrid hasta el momento, para dar entrada a Lucas Vázquez un recién ascendido del filial. Casi de inmediato simulación escandalosa de Mister Portugal en área valencianista que provoca una contra valencianista parada de manera criminal por Kovacic que se debería haber ido al banquillo a acompañar al francés, pero solo se fue expulsado.

Al Madrid con once, se le ponían las cosas complicadas. Sin embargo, ahí estaba el de amarillo para solucionarlo. Si lo que quería Benítez es que lo echarán, al que debió haber sustituido es al colegiado. Falta en el pico del área que cuelga Kroos, y Bale en un fuera de juego que vieron hasta desde el Valle de los Caídos, consumaba el tercer atraco consecutivo en liga y ponía en ventaja a los de Benítez, que veía sorprendido como su cabeza se salvaba y comenzaba a engranar la siguiente jugada defensiva con el autor de la asistencia. Celebración rabiosa de Sergio Ramos, que para sorpresa de propios y extraños no se confundió de equipo, pero que duró menos que el fichaje de Sergi Guardiola por el Barcelona, ya que en la siguiente jugada Paco Alcácer ponía las tablas en el marcador en un fallo defensivo multiorgánico y multiorgásmico. Si, amigos, Paco Alcácer.

Con empate a dos y el partido roto, apareció de nuevo Cristiano para fallar de nuevo a bocajarro a la salida de un córner y provocar a falta de medio minuto para el final un contragolpe por banda izquierda que acabó en los pies de Negredo que solo y con varios segundos para decidir, justificó la inversión en cantera del Real Madrid por enésima vez consecutiva regalándole dos puntos a su Alma Mater. Un escándalo el fallo del vallecano, que luego se queja de que no lo ponen. Galca, pídelo. @SirDanielC

>Este artículo también ha sido publicado en la web del autor http://www.bloggol.es

 

La cantera y la cartera salvan milagrosamente al Real Madrid en Mestalla (2-2)
Comentarios