El Barça afina detalles con Verratti mientras apela al espíritu de la MSN

Marco Verratti. / RRSS
Marco Verratti. / RRSS

El mediocampista italiano espera al club y el club le espera a él, aunque sin dejar de recalcar que su columna vertebral es el tridente.

El Barça afina detalles con Verratti mientras apela al espíritu de la MSN

En un día dónde se habla de Cristiano, de la Confederaciones y del VAR, hay un gigante que descansa y repone sus fuerzas. El Barcelona tiene mucho trabajo por hacer, los culés saben que si no toman decisiones correctas podrían estar a las puertas de un periodo negro para ellos y dorado para los blancos. 

El Barcelona se mueve sin pausa y quizás, con mucha prisa. El objetivo parece ser más que claro puesto que copa casi todos los diarios en Barcelona y Francia. Marco Verratti se pasea por las playas con un ojo puesto al móvil, a partir de ahora viene el culebrón del verano, con permiso de Cristiano. 

El italiano ya le ha hecho saber al PSG su intención de abandonar la institución parisina para hacer las maletas en miras a la Ciudad Condal. El italiano sabe que tiene que dar el salto y este es el momento, el jugador quiere a Barcelona y el Barcelona lo espera con determinación.

Los culés saben que la filosofía de juego de su club es perfecta para las cualidades técnicas de Verratti, que vendría a formar una media cancha de ensueño con Busquets, a la espera que el futuro de Iniesta se aclare. Mientras el culebrón se estira y se encoje, dependiendo del diario que se lea, hay una pregunta por responder: ¿Dónde está la MSN? 

Una pregunta que no le preocupa en lo más mínimo a la parte noble del Camp Nou que sabe que cuenta con el mejor tridente del mundo, simplemente es la retaguardia y la media cancha la que tiene que estar a la altura. 

Desde la secretaria técnica del Barcelona ya se le hizo saber a Messi (que está a pocos días de casarse y renovar contrato con los culés), Neymar y Suárez, que son ellos la pieza angular de los años venideros del club culé. 

La intención de hacerles saber algo que es más que claro, va encaminada a que los tres cracks sepan que se está haciendo todo lo posible con tal de reforzar al equipo en las áreas donde más se necesita. El club sabe que tiene que dar a sus cracks un equipo de garantías para 60 juegos, por lo menos, en una temporada que promete ser desgastante.

Tomando en cuenta la pretemporada y el estado de forma de sus rivales, el Barcelona respira tranquilo sabiendo que con un par de retoques podría estar aspirando a un nuevo triplete. 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Deportes

 

El Barça afina detalles con Verratti mientras apela al espíritu de la MSN
Comentarios