El Atletico de Madrid se guarda la intensidad para sus partidos contra el Barça

simeone
Saludo entre Zidane y Simeone. / RRSS

Vergonzosa actitud del Atlético de Madrid en el último derbi en el estadio Vicente Calderón. Contundente victoria merengue por 0-3.

El Atletico de Madrid se guarda la intensidad para sus partidos contra el Barça

Tercera derrota consecutiva del Atletico de Madrid que cayó esta vez ante el Real Madrid por un contundente (0-3) en el último partido contra los blancos en el Vicente Calderón, y que aumenta su ventaja con respecto a un FC Barcelona, que sin Messi ni Suárez, y con una actuación arbitral antológica, no pudo pasar de un penoso empate en casa ante el Málaga.

Se decidió Simeone por poner en puta a un Fernando Torres que lleva un gol en los últimos siete mil partidos, en detrimento de Gameiro, que no es Messi pero lleva cinco. Bajada de pantalones del Cholo ante un jugador acabado que acabó costándole caro ante sus follamigos de la Castellana. Y digo amigos, porque ni a las novias se le hacen tantos regalos.

Inauguró el marcador Varane tras una falta estúpida cometida por Gabi que lanzó Cristiano Ronaldo defectuosamente. Se abrió la barrera y el francés, que pasaba por allí, golpeó el balón que, tras dar un par de botes, se coló en la portería de un Oblak que había ya iniciado la carrera hacia el otro palo.

Aunque el empate parecía tremendamente lejano, pareció que el Atleti nivelaba el encuentro durante los veinte primeros minutos del segundo tiempo hasta que en un balón claro para la defensa rojiblanca, un pésimo Savic se dejó robar la cartera por Mister Portugal que, sabedor de que estaba dentro de la piscina se dejó caer y dándole al árbitro la ocasión que estaba esperando de chiflar el silbato y señalar el punto de penalty. ¿Y la intensidad Savic? ¿Para el Camp Nou?

Esta vez, y al contrario que en la final de la champions, se tiró el portero eslovaco (un poco), por primera vez en su historia, y lo nunca visto, hacia la izquierda. Lástima que esta vez el balón fue hacia la otra izquierda pero ya es mucho que el campeón del ‘Mannequin Challenge’ haya palpado el césped.

La falta de intensidad se notaba hasta en Simeone que, al contrario que cuando juega contra el Barça, decidió abstenerse durante el derbi de arengar a la grada con sus portugueses gestos. Esta noche el argentino fue más de medias sonrisas. Ni siquiera tuvo lo que hay que tener para protestar un penalty más que dudoso y que jamás se hubiera pitado en área contraria, porque la intensidad del Cholo, es solo contra el Barça.

Y que decir de Griezmann, macho alfa en Barcelona, cabaretera de segundo plano en cada uno de sus enfrentamientos ante el Madrid. El francés parece ser que tiene el síndrome del tonto útil que ha hecho que los atléticos confundan de nuevo al enemigo. La mejor acción del gabacho fue un tiró a puerta que salió por la línea de banda. Queda todo dicho.

Y para acabar el partido, contragolpe de Bale, que estaba jugando de regalo por omisiones arbitrales continuadas con nocturnidad y alevosía, que cede a Ronaldo para que este empuje el doblete que cierra una historia de derbis en el Calderón en un partido que hace unos años habría acabado a hostias, y esta noche acabó entre amistosos abrazos. Porque la intensidad del Atleti es solo contra el Barça. @SirDanielC
 

>Este post también ha sido publicado en la web del autor www.bloggol.es

 

El Atletico de Madrid se guarda la intensidad para sus partidos contra el Barça
Comentarios