Venom, un entretenimiento que pudo ser mucho mejor

Venom. / Productora.
Venom. / Productora

Aunque Tom Hardy se luce en el papel, existen algunas inconsistencias en el guion que no potencian el film como debería. Además, los secundarios y hasta el interés amoroso del protagonista llegan a ser aburridos y poco atrayentes.

Venom, un entretenimiento que pudo ser mucho mejor

Venom, uno de los peores enemigos de Spider-Man, ya cuenta con una película propia. Pero no ha logrado brillar como debería. El villano es conocido por formar parte del universo del héroe arácnido, sin embargo, en esta ocasión los productores decidieron desvincularse de la senda de Marvel para mostrar un retrato más humano del anti-héroe, y aunque los tráilers nos dejaban ver excelentes momentos y el comienzo de una nueva saga, resulta que la película no ha terminado siendo lo que esperábamos.

La historia es protagonizada por Tom Hardy, Michelle Williams y Riz Ahmed; un excelente reparto de estrellas conocidas por sus labores artísticas, que sin embargo, no lograron salvar la película. Hardy luce genial, el problema es que no tiene la química esperada con una Williams que ya declaró haber aceptado el papel por dinero y Ahmed que no terminar de encontrar su lugar en toda la película.

¿De qué va todos?

La cinta nos cuenta cómo una poderosa empresa intenta salvar a la humanidad (haciendo mucho dinero) enviando naves al espacio para recolectar muestras que puedan ser utilizadas en fármacos para los humanos. Las muestras de una misión que sale mal se creen perdidas, hasta que aparecen unas pocas que terminan en la empresa del personaje interpretado por Riz Ahmed. Con dicha sustancia empiezan a experimentar con animales y luego con humanos, y terminan descubriendo que se trata de un organismo alienígena vivo.

La historia se torna más interesante cuando el reportero Eddie Brock, interpretado por Hardy, entra en escena. Lo deja su novia, lo despiden, no cuenta con amigos; pero encuentra su salvación luego de que una de las doctoras que trabaja con el compuesto alienígena lo contacta y le presenta la historia del siglo. El reportero acepta, pero en medio de la investigación termina infectado por el organismo al que llaman simbionte.

Los problemas

La premisa es un buen comienzo, pero una cosa es la sinopsis y otra es presentarlo en la gran pantalla. La película no sabe cuál es su núcleo, es decir, va entre la acción, la comedia, el terror y lo siniestro... elementos que no terminan de combinarse correctamente dejando un producto donde sobran el uso del CGI y muchos agujeros no resueltos a lo largo de la historia.

Sumando a esto tenemos a un villano que no da la talla, y sabemos que tanto el héroe como el malo son los pesos pesados del film. Además, no está de más decir la cero química que tienen Hardy y Williams como pareja.

Lo rescatable

Sin lugar a dudas, la actuación de Hardy como Venom. Conocido por ser una actor muy entregado e intenso en cada papel, Hardy no decepciona como el anti-héroe. De una forma muy práctica y creíble, el actor muestra todas las capas del personaje, en un momento es un monstruo despiadado, en otro se muestra asustado por no saber qué le sucede y en otro, es increíblemente dulce. El actor da los mejores momentos del film, donde también destacamos algunas escenas entretenidas y las partes cómicas con Hardy siendo adorablemente sarcástico cuando empieza a entablar conversación con el simbionte.

Quizás la cinta hubiese sido mucho mejor si los productores no la limitaran a un público más juvenil. La película se limita mucho para ser sobre un villano, uno de los peores del universo de Spider-Man, que pide sangre y asusta con solo verle de cerca. @mundiario

Venom, un entretenimiento que pudo ser mucho mejor
Comentarios