Umberto Eco y Rosalía

084c1be3f0f08c9cc6775bc5019a65ae
Rosalía e Inditex.

Eco lo anuncia, Rosalía lo canta y cada uno de nosotros lo esconde en su premura por vivir en la prisa que no nos soluciona la ansiedad.

Umberto Eco y Rosalía

A Paso de Cangrejo es un libro editado en el año 2006, en el cual Umberto Eco nos recuerda: “La carnavalización total nos expone a situaciones como la que describe maravillosamente el viejo chiste del fulano que se acerca insinuante a una mengana y le pregunta: 'señorita, qué va a hacer después de la orgía'.¨

Estos textos escritos por Eco alrededor de 2000-2006 aún no permiten ver la Sociedad Líquida y los destrozos en la moral y sentimientos que producen, pero la intuyen. Eco habla de que vivimos un gran carnaval, donde la impostura sume en su estercolero a cualquier individuo. Ya no tememos a Dios, ni al huevo frito que nos sirven en el bar preferido: Nos hemos abandonado.

Literalmente, esa palabra cubre nuestros desvelos. Las amistades se rifan al talonario, los sueños están puestos en las cosas y las intuiciones sobre el amor (de ella o de él) aparecen escalonadas en la agenda. Nos sujetamos ante tanto desatino, solo Rosalía nos defiende, pero ella en su canción, teme igual que nosotros:

Malamente (eso es) (así sí)

Malamente (tra, tra)

Mal, mu' mal, mu' mal, mu' mal, mu' mal (mira)

Malamente (toma que toma) ('amonó)

Malamente (eso es) (¡'illo!)

Malamente

Mal, mu' mal, mu' mal, mu' mal, mu' mal

Malamente (¡uh!)

Todos, trasuntamos una especie de festín de dudas, de desaciertos. Nada es tan nuevo para nuestra sociedad que el castillo que se mantiene y tiembla –y ahora que se acercan las fiestas nos lo recuerdan–. Eco lo anuncia, Rosalía lo canta y cada uno de nosotros lo esconde en su premura por vivir en la prisa que no nos soluciona esta ansiedad.

Sueño que estoy andando

Por un puente que lacera (mira, mira, mira, mira)

Cuanto más quiero cruzarlo (¡va!)

Más se mueve y tambalea (1) 

Notas: Rosalía, ver link. Pág. 97 Umberto Eco. A paso de Cangrejo. Editorial Debate. @mundiario

Umberto Eco y Rosalía
Comentarios