Quico Cadaval conecta el teatro gallego con el mundo lusófono

María Costas y Marcos Vieitez. / Mundiario
María Costas y Marcos Viéitez en Carpe Diem. / Mundiario

Vuelve a triunfar con la dirección de la obra Carpe Diem, una trama de Rubem Fonseca, que aborda el adulterio y el crimen de una manera divertida, trufada de música en directo e imágenes míticas del cine.

Quico Cadaval conecta el teatro gallego con el mundo lusófono

La obra Carpe Diem –toma el día (y la noche), aprovecha el momento–, una trama de Rubem Fonseca, está hecha a la medida del director Quico Cadaval en un doble sentido: le permite tomar literalmente el teatro –en este caso el Principal de Compostela, abarrotado– y aprovechar la conexión del teatro gallego con el mundo lusófono. Lo hace de la mano de tres actores con tablas, María Costas, Marcos Viéitez y Víctor Mosqueira, y de un sólido músico y cantante, Mon Orencio, que demuestra el dominio de todo tipo de versiones.

El polifacético Quico Cadaval vuelve a triunfar, pues, con la dirección de la obra Carpe Diem, donde se aborda el adulterio y el crimen de una manera divertida –y artística–, trufada de música en directo e imágenes míticas del cine.

La compañía Produccións Teatrais Excéntricas celebra con esta obra su 15 aniversario y, en palabras de Quico Cadaval, lo hace considerando las "bellas artes" del adulterio y el crimen que manejan con soltura María Costas y Marcos Viéitez, glosados –y en compañía– de Víctor Mosqueira. Por si no bastase con ellos ahí está la música de Mon Orencio y las imágenes míticas de la historia del cine seleccionadas por Marcos Petete.

Tras la sesión de este viernes 1 de marzo en el Teatro Principal la obra que dirige Quico Cadaval se seguirá representando a través de la Rede Galega de Teatros e Auditorios. @mundiario

Quico Cadaval conecta el teatro gallego con el mundo lusófono
Comentarios