A la prometedora licenciada

La princesa Kenny.
La princesa Kenny.
Pronto se te caerá la soberbia, y será cuando seas más orgullosa: recuerda mi temblor, yo me acuerdo de tu indiferencia.
A la prometedora licenciada

Me complace que no puedas quitarme de la cabeza cuando estás expresando tus opiniones, las cuales me agreden más que tu mirada incisiva en mi presencia. Me siento complacida de haber conocido a una chica que será la más, tan representativa como envidiosa, aunque sé que nunca seremos amigas.

Coordinas tus citas, compromisos y labores como la profesional que eres. Pronto se te caerá la soberbia, y será cuando seas más orgullosa: recuerda mi temblor, yo me acuerdo de tu indiferencia.

Como te quieres dedicar a la prometedora política, estudias mi cuadro civil para poder vencerme. Tus colegas son tus mejores votantes, apuesto a que tu madre tu maestra.

¿A cuántas compañeras les confesaste tu ambición? Porque te la digo yo: encontrarás trabajo, será una mierda, te casarás, será muy feo, seguirás votando a la izquierda... Y me aplicarás la tiranía que llevas dentro si algún día vuelves a verme, con agresiones poco ortodoxas y las nalgas caídas.

Quisiera que enseñaras nuevas declaraciones con tu vida sexual en cualquiera de esos actos sexistas que tanto se llevan, para que nos enseñes la realidad del país.

¿Quién te enseñó a ser moderna? Eres el futuro de los tuyos, de modo que, poco a poco, te irás quedando muda.

Necesitas un megáfono para que todos te oigan. Lo siento, tía, pero a mí no me representas, porque no me gusta que los líderes me critiquen.

Haced autocrítica y calláos más. Al primero que parezca responsable le darán un premio o una palmadita en la espalda. @mundiario

  

A la prometedora licenciada
Comentarios