Hollywood fija su objetivo anti-acoso sobre Woody Allen

Woody Allen, director; y Harvey Weinstein, productor. Pinterest.
Woody Allen, director; y Harvey Weinstein, productor. / Pinterest.

Tres actores de su última película aseguraron que donarán sus ingresos al movimiento Time’s Up y tras esto, resurgen las viejas acusaciones que persiguen al director desde hace años.

Hollywood fija su objetivo anti-acoso sobre Woody Allen

Los movimientos Time’s Up y #MeToo se encuentran en el centro de Hollywood sacando adelante a una fuerza femenina que busca erradicar el acoso sexual no solo en la industria cinematográfica, sino en todos los aspectos y trabajos. Por esto, la polémica roza los buenos actos en donde, efectivamente, muchas mujeres se han llenado de valor y han acusado sin miedo a sus abusadores, además de contar sus fuertes historias. Al mismo tiempo, hay quienes señalan que el movimiento es muy bueno, pero algunas denuncias se hacen sin fundamento y están manchando algunos nombres sin que existan motivos reales.

En estos casos, es difícil encontrar un línea intermedia que determine una realidad positiva para todo el mundo, lo que si es cierto, es que desde que se destapara el terrible caso Weinstein, ha quedado en evidencia que los hombres solían abusar de las actrices, guionistas, productoras… y no solo esto, sino que se convirtió en algo obvio que las mujeres no gozaban del mismo estatus que ellos. Ahora bien, con todo el huracán arrasando, regresa uno de los casos más sonados de Hollywood: el de Woody Allen.

 

Que Allen es un maestro, cuente historias románticas, es capaz de crear diálogos excelentes y tiene un humor particular, es cierto, pero también es cierto que sobre su cabeza pesa una acusación de acoso sexual de su propia hija adoptiva, Dylan Farrow.

El caso no es nuevo, pero si has estado perdido, entonces te contamos cómo es la siniestra historia. Todo empezó cuando el director estuvo casado con la actriz Mia Farrow, que en su vida ha adoptado numerosos hijos. Cuando estuvo casada con Allen adoptó a Moses y Dylan, pero ya tenía otros siete hijos, la mayoría de ellos en edades adolescentes.

El matrimonio entre el director y la actriz culminó cuando ella descubrió que Allen mantenía una relación con otra de sus hijas adoptivas, Soon-Yi Previn, luego el escándalo comenzó. Cuando Farrow descubrió la relación, Previn ya contaba con 18 años, pero sus sospechas le decían que ambos mantenían una relación desde que la joven contaba con 17 años. Así comenzó una batalla legal entre la expareja en donde si dijeron muchas cosas e incluso se encontraron fotos desnudas de la joven cuando aún era adolescente entre las pertenencias del director.

 

Tras esto, Farrow salió declarando que la hija de ambos, Dylan, le había asegurado que su padre adoptivo había abusado de ella. El caso, hasta el sol de hoy, no ha sido esclarecido. Entre las razones, se maneja que la joven era muy pequeña; la opinión pública se posicionó contra Mia, asegurando que estaba celosa de la relación que mantenía Allen y Soon-Yin -que finalmente se casaron-; y la recomendación del juez, quien argumentó que seguir con el caso sería perjudicial para la salud de su niña.

Las acusaciones siguieron por años, una Dylan crecida siguió expresando que fue abusada y que le causaba malestar que muchas mujeres famosas como Kate Winslet, Cate Blanchett, Penélope Cruz, Selena Gomez… siguieran trabajando con su padre a pesar de las acusaciones.

 

Otro que ha hecho hincapié en todo el asunto, ha sido Ronan Farrow, hijo biológico de Allen y Farrow, quien rompió contacto con su padre y siempre ha sostenido que las afirmaciones de su hermana eran ciertas. Resulta interesante e irónico apreciar que Ronan es uno de los periodistas que destapó los casos abusos sexuales que cometió Harvey Weinstein, y que ahora persiguen muy de cerca a su padre.

Con todo el movimiento tomando fuerzas, la gran Oprah no quiso desaprovechar el momento y reunió a las mujeres que impulsaron Time’s Up: Reese Witherspoon, Shonda Rhimes, Nina Shaw, America Ferrera, Tracey Ellis Ross y Natalie Portman. En un segmento de la entrevista, la presentadora les pregunta si “ya se ha acabado el tiempo de Woody Allen”, a lo que Portman setenció “Yo te creo, Dylan” y al mismo tiempo, el resto de las mujeres asentían. Con esto, queda claro que su objetivo está tras el director, que actualmente ve que su última cinta A rainy day in New York, queda en segundo plano gracias a que algunos de sus actores (Rebecca Hall o Timotheé Chamalet) han decido donar el dinero ganado al movimiento Time’s Up.

 

No sabemos si Allen abusó de Dylan, lo que si sabemos, son algunas de las frases que escribió el juez que llevó el caso en su informe de 33 páginas en donde señaló que el comportamiento del director en presencia de su hija “era gravemente inapropiado” y que era necesario “tomar medidas para protegerla”; además puntualizó que “no había pruebas creíbles que apoyen las aseveraciones del señor Allen: que Mia Farrow había entrenado a Dylan y que actuaba con deseo de venganza contra él por seducir a Soon-Yi”. Otra cosa que sabemos, es que hace poco, un periodista estudió al director a través de su trabajo y expresó algo que escandalizó a todo el mundo: Allen está obsesionado con las adolescentes@mundiario

Hollywood fija su objetivo anti-acoso sobre Woody Allen
Comentarios