Tradición del Siglo de Oro español trasladada al Siglo XXI

munidario
El presentador de la muestra acompañado de la directiva de la Asociación de Artistas. / Mundiario

Obras de Gregorio Huerta del Río se exponen en la Asociación de Artistas de A Coruña. Hace una pintura realista, pero a veces teñida de suave fantasía

Tradición del Siglo de Oro español trasladada al Siglo XXI

Tradición del Siglo de Oro español trasladada al Siglo XXI: así podríamos definir la muestra póstuma  del llamado Pintor de las uvas Gregorio Huerta del Río. Era éste pintor un clásico en  la ciudad; periódicamente mostraba su trabajo en la Asociación de Artistas, de la calle Riego de Agua. Tras su fallecimiento, la familia organizó un homenaje al artista y para ello eligió la emblemática Sala Herculina, donde tantos éxitos obtuvo Gregorio Huerta. Muchos fueron los eruditos críticos de arte que se ocuparon de su pintura.

Recoge el pintor en sus lienzos retratos, paisajes, bodegones… la maravillosa elocuencia del color, el humanismo del dibujo, la constante manifestación del impresionismo primaveral, facilitando con sus cuadros, pleno gozo estético. Tiene también el mérito de no haberse apartado de lo auténtico y tradicional y por eso su pintura nítida, clara, se ve con agrado y sin esfuerzos imaginativos.

Hace una pintura realista, pero a veces teñida de suave fantasía, que, sin darle carácter visionario, la idealiza. Tiene soltura en el dibujo, calidad en la expresión, fuerza en el cromatismo. En todos  sus cuadros hay el detalle –destello de una pincelada, un trazo, una combinación tonal– que demuestra un hacer artístico suelto y elegante.

Tradición del Siglo de Oro español trasladada al Siglo XXI
Comentarios