First Man, de Damien Chazelle, no transmite ninguna emoción que nos haga conectar con la historia

First Man. Productora.
First Man. / Productora.

La historia protagonizada por Ryan Gosling es un retrato completamente frío de Neil Armstrong, el primer hombre en pisar la Luna. Sorprende la poca emoción que transmite siendo una película del mismo director que se encargó de La La Land y Whiplash.

First Man, de Damien Chazelle, no transmite ninguna emoción que nos haga conectar con la historia

Conocimos a Daniel Chazelle gracias a Whiplash, una cinta llena de pasión, arte y muchas emociones desbordada transmitida por excepcionales protagonistas. Luego se consolidó con La La Land, una película donde básicamente los protagonistas son la música y los sueños, dos ingredientes que se terminan transformando el film en un hervidero de pasiones desbordadas. Luego de ganar el Óscar como Mejor director, medio Hollywood y los críticos especializados esperaban con ansias ver el siguiente trabajo de Chazelle, que sorprendentemente se decidió por un film cuyo género jamás había manejado.

Nos llegó la noticia de que el realizador llevaría a la gran pantalla un biopic, basado en la vida de Neil Armstrong, el primer hombre en pisar en la Luna. Su elección nos sorprendió porque se trataría de un film cuyo guion no escribiría y por su elección de género, ciencia-ficción. Ahora el film ya fue estrenado y la mayoría de la crítica especializada coincide en que si bien no es un mal film, tampoco es la obra de arte que todos esperábamos ver.

First Man. Productora (2)

First Man. / Productora.

 

Los dos largometrajes que hicieron famoso a Chazelle gozaban de una temática parecida, mientras que First Man fue una cuestión totalmente distinta que sin duda buscaba demostrar que el realizador estaba dispuesto a salirse de sus raíces para presentar propuestas diferentes arriesgadas.

Un film carente de emociones

El director volvió a colaborar con su mismo protagonista para La La Land, Ryan Gosling. Aquellos que habrán seguido la carrera del actor, sabrán que en muchas ocasiones es elegido para interpretar papeles donde hace del galán, el chico por el que cualquiera podría derretirse. Nos ha sorprendido con muchas de sus interpretaciones aunque a veces sean una variación de lo mismo, propiciado principalmente por ser ese tipo de actor que carece de expresividad, basándose en un tipo de interpretación muy sutil. El sigue esta misma dirección en First Man, y aunque no es realmente malo, tampoco hace que el film, de por sí muy reservado, nos haga conectar con la historia.

Durante todo el recorrido de la película, nos cuesta entender qué está pensando el Armstrong interpretado por Gosling. En la película nos dan a entender que la razón de la frialdad del personaje es la prematura muerte de su hija, pero esto también deja la impresión que tras el impacto de esa pérdida, Neil quedó como una especie de zombie que se limita a cumplir con su trabajo.

First Man. Productora (1)

First Man. / Productora.

 

No toda la película es así, en ocasiones la sutileza del actor es mucho más obvia, especialmente cuando le vemos con su coprotagonista, Claire Foy, que se convierte en lo más explosivo del film. La actriz interpreta a la esposa del protagonista que aguarda pacientemente a que su marido despierte, de ese retardo, hasta que estalla y empieza a convertirse en un eje importante de la película.

Lo mejor de la película sin duda debía ser el momento en que el Apollo XI aterriza en la Luna. Ese instante debía ser crucial y dejarnos un momento épico, pero tristemente el director no llega a impresionarnos del todo. El momento no resulta tan especial como esperábamos y termina en un fácil olvido. El biopic no es malo, pero tampoco contiene la fuerza que se esperaba de la próxima gran película de Chazelle. @mundiario

First Man, de Damien Chazelle, no transmite ninguna emoción que nos haga conectar con la historia
Comentarios