Felipe VI y No me pises que llevo Chanclas

Felipe VI y Los Chanclas./ RRSS
Felipe VI y Los Chanclas./ RRSS
El Rey posó con los Chanclas en las Medallas de Bellas Artes. ¿Cuándo se les reconocerá el valor de reivindicar el habla y la cultura andaluza y la dignificación del rural?
Felipe VI y No me pises que llevo Chanclas

El rey Felipe VI ha presidido el acto de entrega de las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes 2024, celebrado en Cádiz. Junto a los galardonados, fueron invitados una decena de artistas andaluces. Entre ellos estaban No me pises que llevo Chanclas, cuyo galardón tendrá que esperar una nueva convocatoria. Durante años, ha extrañado también que a "los Chanclas" no se les haya concedido todavía la Medalla de Andalucía de la que su hondo andalucismo, expresado a través de la música, les hace ser especialmente merecedores.

No me pises que llevo chanclas, más conocidos como Los Chanclas, grupo originario de Los Palacios y Villafranca (Sevilla)  está compuesto por Pepe Begines y su hermano Álvaro, Pepe Linero, Paco Machuca y Salvador Romero. Pertenecen a la segunda generación de grupos andaluces de pop y rock que triunfaron a finales de los 80 y principios de los 90 como La Guardia, 091 o Danza Invisible.

No me pises que llevo chanclas, estertores andaluces de la movida

Aunque nacen como banda en el 86, es en los 90 cuando se autoproclamaron los máximos exponentes del agropop  y compusieron temas que fueron auténticos "pelotazos" mediáticos. Sus temas Bolillon, Y tú de quien eres, El canario o Japón se convirtieron en canciones intemporales de juergas legendarias. Centenas de conciertos a lo largo del estado español les hicieron conocidos en toda España, destacando especialmente sus actuaciones en la EXPO 92.

Los Chanclas y la movida

Sin ser cronológicamente un grupo de la movida, sí que es indiscutible que sus músicos se formaron con ella, y recogieron parte de su frescura, su desinhibición y originalidad. La movida en Andalucía había dado pocos frutos, tal vez por el gran peso del flamenco y la herencia del grandilocuente rock sinfónico andaluz de Triana, Alameda, e Imán Califato independiente.

Entonces, no se valoraron como se debiera, tal vez por haber situado a la banda en el mismo saco de grupos que en las postrimerías de la movida “aprovecharon” su forma transgresora -aunque no su fondo- exhibiendo el gamberrismo y el humor como fácil recurso de obtención de popularidad.

Gira 2024
Gira 2024

"No me pises que llevo Chanclas" en esta tesitura pareció un grupillo exitoso para salir del paso, gamberrete y divertido, y al que los puristas de los 80 prestaron poca atención. Hoy 35 años de carrera avalan a un grupo que ha transmutado de banda de amigos a todo un gigante del poprock.  No solo siguen en plena vigencia, sino que tocan y cantan mejor que nunca, algo que podrá comprobarse en decenas de ciudades de la exitosa gira Agrorock 24 que les llevará a las decenas de ciudades que pueden verse en el cartel.  En ellas mostrarán al público su poderío escénico, técnica impecable, y la elección de un repertorio que ha ganado con el tiempo como los buenos vinos. Junto a ello un espectacular registro vocal, perfecta sincronía en el compás en letras de especial dificultad y exquisita afinación.

Y además lo harán con toda la naturalidad del mundo y contagiando al público una alegría y disfrute por la vida que hace de sus conciertos toda una experiencia. La recurrente invitación a otros artistas, junto a las versiones de temas de otros artistas como Silvio o Golpes Bajos, hace las actuaciones más dinámicas y atractivas. Su evolución musical en estos 35 años les ha hecho suavizar su sello pop y abrazar un rock potente y muy bien ejecutado.

La deuda del andalucismo con el agropop de Los Chanclas

La gran singularidad de No me pises que llevo chanclas en el pop de su tiempo fue su profundo carácter identitario y reivindicativo del ser andaluz y de pueblo, entroncando con el pilar cásico de la antropología que adscribe la pureza de la identidad de las comunidades a los pueblos y a las zonas rurales.

Si tuviéramos que rastrear la adscripción al andalucismo antes de "los chanclas" tendríamos que remontarnos a la puntual canción protesta (Jarcha), la musicalidad del flamenco, al folklorismo estereotipado o incluso al rock sinfónico.

Lo que personalizó a este grupo, y les dio carta de naturaleza en el andalucismo y en las reivindicaciones identitarias de las comunidades españolas es que fueron los únicos que no necesitaron insuflar contenido político a su reivindicación . La incorporaron  como parte de su realidad inmediata y llegaron a su público de una manera natural: cantando.

Lo cierto es que el tiempo ha conferido una pátina intelectual a lo que otrora parecían letras intrascendentes y una revisión de sus letras nos lleva al humor, a metáforas y decenas de recursos expresivos perfectamente imbricados en el ritmo de sus versos. Su cadencia y el encadenamiento de estrofas imposibles que rozan el surrealismo, cobran su sentido en el discurso general, aunque muchas veces resultan ininteligibles para los no andaluces. Narran escenas, situaciones y personajes costumbristas desde una perspectiva “pueblerina” tremendamente sugestiva e imaginativa.

Begines entronca sus letras en  el repentismo y el dadaísmo a la vez que humildemente afirmaba sólo pretender  “Hacer una buena música ligada con unas canciones desenfadadas” y “cantarle a lo cotidiano, a lo absurdo, a lo surrealista y lo metemos todo en una batidora”. Todo ello integrado con unas melodías que beben en fuentes del mejor rock sureño, el reggae, blues, country, pop, ritmos étnicos, rap y ligados a las esencias de la música andaluza.

Felipe VI y Los Chanclas./ RRSS
Felipe VI y Los Chanclas./ RRSS

Porque No me pises que llevo chanclas a través de un repertorio de canciones sin más pretensiones que divertir y compartir su arte, consiguieron que toda una generación de andaluces identificaran su ser y pertenencia a su tierra. Exaltaron de una manera artística y auténtica los valores identitarios-etnográficos-musicales de una comunidad que no necesita nacionalismos para reafirmarse. Valores que algún días tendrán su reconocimiento institucional, aunque ellos se sienten ampliamente respaldados por su público que se vuelca con ellos en cada concierto y con los 35 años de solidez escénica. ¿Hijos Predilectos de Andalucía? ¿Medalla de Andalucía? ¿Medalla de las Bellas Artes? ¿A qué están esperando? @mundiario

**María Fidalgo Casares, miembro de la Academia Andaluza de la Historia y de la Real Academia de San Fernando (Cádiz) es una de las máximas especialistas en la música de los 80. @mundiario

 

Comentarios