Disfruten del cine de ovnis antes de que llamen a la puerta de su casa

E.T. y el xenomorfo de Alien.
E.T. y el xenomorfo de Alien.
Recopilamos una serie de películas imprescindibles sobre extraterrestres al hilo de la apertura de Estados Unidos al estudio de fenómenos aéreos no identificados (UAP, por sus siglas en inglés)
Disfruten del cine de ovnis antes de que llamen a la puerta de su casa

El pasado martes, 17 de mayo, el Congreso de los Estados Unidos de América llevó a cabo una audiencia pública sobre fenómenos aéreos no identificados (UAP, por sus siglas en inglés). Las siglas con las que ahora se conoce a lo que antes se denominaba OVNI (objeto volante no identificado).

Se trata de un paso adelante único en la historia para comenzar a investigar abiertamente casos de avistamientos, sobre todo por parte de militares, de naves y/u objetos nunca antes vistos en el planeta Tierra.

En dicha audiencia se dijeron cosas como que el número de avistamientos de ovnis registrados por el gobierno de Estados Unidos cerca de propiedades gubernamentales está aumentando, motivo, quizá, por el cual, se quiera dejar atrás el estigma que suponía para el militar que vivía un suceso, llamémoslo, paranormal, informar a sus superiores de ello. Lo que se pretende ahora es que todo aquel que detecte algo extraño lo comunique sin miedo e inmediatamente, porque puede que la seguridad nacional de Estados Unidos esté comprometida, pero ¿por quién? "Los fenómenos aéreos no identificados son una amenaza potencial para la seguridad nacional y deben ser tratados de esa manera", dijo el representante André Carson de Indiana, el legislador demócrata que convocó la audiencia.

Hemos sabido gracias a esta audiencia pública, donde, por cierto, se ha mantenido en secreto lo más jugoso del asunto para tratarlo a puerta cerrada, que Japón cuenta con un comité similar al estadounidense encargándose de investigar fenómenos similares en su territorio.

Actualmente y según lo que se ha manifestado públicamente, se están estudiando más de 400 informes sobre avistamientos extraños en suelo norteamericano. ¿Se trata de una tecnología nueva? Si es así, ¿es de otro país o… de otro planeta?

El cine lleva años encargándose de acercarnos a seres de otros planetas, a veces con un fin de ayuda a la humanidad (Ultimátum a la Tierra, 1951) y otras , las más numerosas, con la intención de destruirnos (El enigma de otro mundo, 1951; la saga Alien (de 1979 a 2017), Independence Day, 1996; o La guerra de los mundo, 2005).

Veamos qué nos ha enseñado el cine sobre los extraterrestres en 8 películas imprescindibles:

Ultimátum a la Tierra (1951)

Dirigida por Robert Wise quien, a lo largo de su carrera, exploró numerosos géneros cinematográficos: el cine fantástico con La mujer pantera en 1944; el terror con El ladrón de cadáveres en 1945; el western en Sangre sobre la luna en 1948; la ciencia ficción con Ultimátum a la tierra en 1951, La amenaza de Andrómeda en 1971 o Star Trek en 1979; el drama bélico en Torpedo de 1958; el musical con la mítica West Side Story en 1961 y Sonrisas y lágrimas en el 65’;  el drama romántico en Two People en 1973 y un largo etcétera.

En Ultimátum a la Tierra, posteriormente hecha remake en 2008 con Keanu Reeves como el extraterrestre que llega a la Tierra para advertirnos sobre las consecuencias de la violencia, el alien tiene cuerpo humanoide y viene acompañado por unos robots gigantes que hacen las veces de policía planetaria cuyo fin es salvaguardar a todos los planetas de los focos de violencia, bajo pena de ser destruidos violentamente si los habitantes de dichos planetas no se muestran pacíficos. Todo muy peaceful.

El enigma de otro mundo (1951)

En 1982, John Carpenter dirigió el remake de esta obra bajo el título de La cosa, cuyo original corrió a cargo de Christina Nyby y Howard Hawks. En esta ocasión el visitante también tiene forma de humanoide aunque su cabeza es más cuadrada y tiene unas afiladas garras en las manos. No llegamos a conocer exactamente las intenciones de este alienígena que no pronuncia palabra en todo el filme y sí, más bien, gruñidos. Pero lo que queda claro es que no es amistoso. Esta película que mezcla el terror con la ciencia ficción lanza un aviso al espectador: “Seguid vigilantes al cielo”, dice la frase final de la película pronunciada por el actor Douglas Spencer, que hace de periodista, al narrar la crónica de los acontecimientos vividos.

Así, vigilantes, es como setenta años después de este filme quiere el Gobierno de Estados Unidos que se mantengan sus militares. Y lo cierto es que, muchos en todo el planeta, se han mantenido vigilantes a lo largo de los años.

Terror en el espacio (1965)

Los italianos no quisieron quedarse atrás en esto del cine alienígena y bajo la dirección de Mario Brava cuya filmografía está repleta de películas de terror, nos llevó al espacio para ver sufrir a un grupo de astronautas que, mientras investigaban el planeta ficticio Aura, se toparon con una fuerza extraña que comenzó a controlar sus cuerpos y les obligaba a llevar a cabo actos en contra de su voluntad.

Encuentros en la tercera fase (1977)

Y entonces llegó Steven Spielberg y su magnífica obra maestra del cine de extraterrestre. No en vano, el director estuvo asesorado por Jacques Vallée, uno de los ufólogos y astrónomos más relevante del siglo XX y XXI que ha trabajado para la NASA desarrollando el primer mapa informatizado del planeta Marte, además de ser uno de los primeros en participar en trabajos de inteligencia artificial.

En esta película veremos a los extraterrestres, no con forma humanoide, sino como los seres que a partir de entonces dominarían la pantalla: alienígenas de pequeña estatura, sin pelo, largos brazos y ojos saltones. Muy semejantes a lo que ya nos mostró el conocido accidente Roswell en Nuevo México, en 1947.

Spielberg se adentró aún más en la tipología de estos seres con otra de sus obras cumbre.

E.T. (1982)

Quien no haya visto E.T., no merece mi respeto. Y ahora, continuemos.

Una de las mejores películas de ciencia ficción y fantasía de la historia del cine. Una película familiar donde la amistad, sin importar de dónde venimos o a dónde vamos, es la clave para la salvación de ese pequeño alienígena que queda abandono en la Tierra cuando su nave emprende el regreso a su planeta olvidándose de él.

La guerra de los mundos (2005)

El propio Spielberg se puso menos tierno con la adaptación de la novela de H.G. Wells donde unos extraterrestres invaden la Tierra y su finalidad es acabar con los seres humanos. Súper entretenimienta con un Tom Cruise entregado a la causa de salvar a su hija, una jovencita Dakota Fanning.

Contact (1997)

Uno de los films más filosóficos sobre seres de otros planetas que podemos encontrarnos es Contact, dirigida por Robert Zemeckis.

Jodie Foster es la científica que descubre una señal proveniente del espacio que alberga, a su vez, las instrucciones para construir una nave espacial que permitirá hacer viajar a un ser humano hasta el planeta de los autores del mensaje.  La película adapta la novela de Carl Sagan, otro de los más grandes de la astrofísica, del mismo título, donde se invita al debate sobre si la existencia de Dios, por sí sola, puede explicar la existencia del Universo y del ser humano, incluyendo su devenir por la vida, o si son las leyes de la física y el conocimiento científico lo que puede otorgar las respuestas que esperamos.

Foster refleja a la perfección esta lucha entre las distintas creencias a lo largo del filme: una científica que no cree en Dios pero que experimenta un acontecimiento asombrosamente inexplicable desde el punto de vista de la ciencia y con profundas connotaciones espirituales en su viaje de 18 horas a un planeta lejano.

La llegada (2016)

Denis Villeneuve se mete de lleno en la dirección de la adaptación de la novela corta de Ted Chiang, La historia de tu vida (1998), que narra el encuentro del ser humano con una civilización alienígena. ¿Cómo nos comunicamos con ellos? Lo que más llama la atención de esta película es, precisamente, el trabajo lingüístico de aprendizaje que corre a cargo del papel que interpreta Amy Adams. Pero lo que engloba esta interesante historia es una pregunta: ¿cambiarías algo de tu vida si supieses lo que va a suceder? ¿querrías vivirla tal y como estás predestinado a vivirla o tomarías otras decisiones? De nuevo, la ciencia ficción y la filosofía se entremezclan y es que pensar en nuevos mundos y otras civilizaciones tiene mucho de reflexión sobre el propio ser humano y el universo.

Señales (2002) de M. Night Shyamalan, Super 8 (2011) de J. J. Abrams, Distrito 9 (2009) de Neill Blomkamp son algunas de las otras películas mencionadas donde el fenómeno extraterrestre está más presente, para lo bueno o para lo malo. Por no mencionar a La invasión de los ultracuerpos (1978) de Philip Kaufman, adaptación de la novela de Jack Finney, y que nada tiene que ver con esa otra invasión de cuerpos por parte de extraterrestres que nos narró el periodista J.J. Benítez en su libro Ricky B. (1997).

Disfruten del cine de ovnis antes de que llamen a la puerta de su casa. No sabremos con qué intenciones lo harán. @opinionadas en @mundiario

 

Disfruten del cine de ovnis antes de que llamen a la puerta de su casa
Comentarios